foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

miércoles, 28 de diciembre de 2016

SE FRENARA LA ECONOMÍA EN BOLIVIA EN 201|7

 La desaceleración económica de Bolivia seguirá en 2017
Proyecciones del PIB para 2017. | Los Tiempos
Evolución de las Reservas Internacionales Netas (RIN). | Los Tiempos
Precios del barril del petróleo 2007-2017. | Los Tiempos
Un mercado de Cochabamba, la provisión de alimentos y la sequía serán claves para el control de la inflación. | Daniel James
El Gobierno quiere mostrarse optimista y anticipa un crecimiento del 4,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2017, pero los organismos internacionales guardan algo más de cautela y prevén sólo un 3,9 por ciento, lo que, según economistas nacionales, es una muestra de la agudización de la desaceleración económica para Bolivia para este año que comienza.
La contracción seguirá.
El Presupuesto General del Estado (PGE) se elaboró sobre la base de un crecimiento proyectado del 4,8 por ciento, una inflación del 5,03 por ciento, un déficit fiscal del 7,8 por ciento y mantiene el tipo de cambio estable para el 2017.
Mientras, el Banco Mundial (BM) considera que Bolivia reportará un crecimiento del 3,7 por ciento. Así lo revelan los datos de la oficina  del economista en jefe para América Latina y el Caribe del organismo  internacional, Augusto de la Torre.
En tanto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyecta que el país tendrá un crecimiento del 3,8 por ciento, una décima más que lo previsto por el BM, según el último reporte brindado por ese organismo internacional. La Cepal considera, además, que a pesar de la baja del PIB para 2017 con relación a su proyección para 2016 (4 por ciento),  Bolivia estará entre las siete primeras economías de la región.
Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que en 2017 el PIB llegue a 3,9 por ciento y la inflación alcance a 5,1 por ciento, mientras que la tasa de desempleo se mantendrá estable en 4 por ciento.
Las apreciaciones de los organismos internacionales distan mucho de las del Gobierno central.
En octubre pasado, el viceministro del Tesoro y Crédito Público, Sergio Cusicanqui, se refirió específicamente a las proyecciones del FMI indicando que este organismo “siempre ha subestimado el crecimiento económico de Bolivia”.
Mientras, el ministro de Economía, Luis Arce, acotó que Bolivia siempre ha superado las proyecciones de los organismos internacionales gracias a los “exitosos resultados” del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, implementado desde 2006.
Según el economista y expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Armando Méndez, las previsiones de los organismos internacionales se acercan más a la realidad boliviana que los cálculos del Gobierno. “Creo que 2017 va a ser muy parecido a 2016. Los organismos internacionales tienen una apreciación más realista; los del Gobierno son deseos que no creo que sean posibles”, afirmó.
En tanto, según el economista Alberto Bonadona, la desaceleración económica del 2016 persistirá el 2017 porque el Gobierno no asumió medidas que impulsen un desarrollo sostenible, centrando la economía en la minería, la exportación de soya y los hidrocarburos.    
Añadió que las previsiones del Gobierno responden a las mejoras en el precio internacional del petróleo que se fueron reportando desde julio pasado. Sin embargo, advirtió que la economía nacional debería basarse en otros factores, como la industria. "No hay medidas que puedan impulsar el desarrollo sostenible de Bolivia", acotó.
Panorama internacional
Según la Cepal, en el ámbito regional para América del Sur se espera una contracción de 2,1 por ciento en 2016, afectada principalmente por un deterioro en sus términos de intercambio, una menor demanda externa y una importante desaceleración de la demanda interna, que refleja una significativa caída en la inversión doméstica.
Es probable que Bolivia, con su 4,5 por ciento, concluya 2016 entre las cuatro economías que encabezarán  el crecimiento regional, por detrás de República Dominicana (6,0 por ciento), Panamá (5,9 por ciento), Nicaragua (4,5 por ciento), y Costa Rica (4,3 por ciento), pero para 2017, el país caerá al séptimo lugar, según la Cepal.
 SÓLO QUEDAN  $US 10.234 MILLONES DE SALDO
Las RIN podríanmantener su nivel actual el 2017
Las Reservas Internacionales Netas (RIN) cayeron en 22 por ciento al tercer trimestre de 2016, con relación al mismo periodo de 2015.  Hasta septiembre de 2016, las RIN llegaron a 11.039 millones de dólares frente a los 14.226 millones que se reportaron en el mismo periodo de 2015.
Según especialistas del área económica, las RIN podrían mantenerse en los niveles actuales si mejora el panorama de las exportaciones por el precio internacional del petróleo, que subió en los últimos meses.
El último reporte del Banco Central de Bolivia (BCB), indica que las RIN alcanzan los 10.234 millones de dólares al 9 de diciembre de 2016.
Según el último análisis del BCB, las RIN cayeron por los menores ingresos provenientes de la exportación de gas por la "importante caída" del precio del petróleo al inicio del semestre.
El informe añade que también afectó el incremento en los requerimientos de transferencias al exterior por parte del sistema financiero, para atender la demanda de dólares de sus clientes, a raíz de una balanza comercial negativa.
Finalmente, puntualiza que el incremento del requerimiento de efectivo en dólares por parte del sistema financiero nacional también fue un factor determinante.
El economista Alberto Bonadona sostiene que las reservas "no se van a gastar" si los precios internacionales del petróleo se mantienen. Si ocurre lo contrario, se generarían gastos "a razón de 200 a 300 millones de dólares".
Bonadona lamenta que el Gobierno haya centrado la economía nacional en la exportación de materia prima como los hidrocarburos y la minería, lo que obliga a echar mano de las RIN.
En tanto, el economista y expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Armando Méndez,  afirma que las RIN podrían permitir aún que Bolivia se endeude con austeridad y atraer las inversiones extranjeras para mejorar la economía interna. "Se van a mantener el 2017 porque las exportaciones cayeron un poco en 2016, pero ya se están recuperando", afirmó.
Sólo para tres años
A diferencia de los anteriores, Jaime Quevedo, otro analista económico afirma, que en base a reportes oficiales del BCB, las RIN se reducen a un ritmo de 250 millones de dólares por mes, desde noviembre de 2014. A ese ritmo, en tres años más el país perdería la totalidad de las reservas.
En ese sentido, Quevedo indica que es difícil que en el mercado externo se supere los 70 dólares por barril de petróleo.
“Si tomamos en cuenta un precio de 45 dólares el barril de petróleo, esperamos un déficit fuerte en la balanza de pagos”, indica.
En declaraciones anteriores citadas en ABI, el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, reconoció que las RIN bajaron de 15.000 millones a cerca de 11.000 millones en los últimos dos años.
 EL GOBIERNO PREVÉ UNA INFLACIÓN DE 5,03 POR CIENTO PARA 2017 PESE A LA SEQUÍA
Importación de alimentos neutraliza la inflación
El Gobierno Central prevé que la inflación de 2017 sea de 5,03 por ciento, mientras que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) consideran un 5,1 por ciento. Éste es quizás el indicador en el que más coinciden desde ambos lados.
En tanto, 2016 concluirá con bajas cifras. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró en noviembre último una variación positiva de 0,42 por ciento, respecto a octubre, y una inflación acumulada de 3,70 por ciento los primeros 11 meses de 2016, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Para el economista Alberto Bonadona, uno de los factores clave que hizo que en 2016 la inflación subiera más fue la internación (legal e ilegal) de alimentos, situación agravada aún más por la sequía que atraviesa el país.  
A ello se suma la tasa de cambio fija que el Gobierno mantuvo en los últimos años. "Seguimos manteniendo un tipo de cambio fijo, seguimos importando lo que necesitamos, consumimos productos del exterior y ya no consumimos productos agrícolas nacionales", interpretó Bonadona.
Para, Bonadona productos como la papa ingresan de forma legal e ilegal al país y evitan que se reporten variaciones en el precio de productos del mercado interno, a pesar de que por la sequía se reportaron pérdidas considerables.
En tanto, el economista y expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB). Armando Méndez, dijo que Bolivia debe tener "mucho cuidado" con las tasas de inflación porque con el tipo de cambio fijo, la inflación debería mantenerse en los niveles más bajos. "Creo que la inflación del 5 por ciento (prevista para 2017) es muy alta", dijo.
Bonadona también considera que el Gobierno trata de mantener estables los precios de los productos de la canasta familiar.
"Es un mercado tan pequeño que importando un poco de papa u obligando a los productores de pollo a que no suban mucho el precio o dándoles maíz para que puedan abaratar sus precios, se está dando por solucionado", dijo.
El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Luis Pereira, informó en noviembre pasado, que la nueva base de cálculo para medir la inflación en el país entrará en vigencia en febrero de 2017, en función a los resultados de la encuesta de presupuestos familiares que realiza la institución actualmente.
Pereira señaló que la encuesta de presupuestos familiares comenzó en septiembre de 2015 con una duración de un año y sus resultados permitirán elaborar la nueva estructura de gasto de los hogares bolivianos para construir la nueva composición de la canasta familiar. "Es la encuesta más complicada que se hace", remarcó en ese entonces.

Añadió que el estudio requiere medir el costo de la canasta familiar durante todo un año, debido a que existen productos o servicios que tienen costos estacionales, como las pensiones escolares. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA