foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

lunes, 9 de enero de 2017

ANTIOQUIA COLOMBIA SE APRONTA POR TEMPORADA DE INCENDIOS

Antioquia se alista para recibir la temporada seca
Con la llegada de la primera temporada seca del año, las probabilidades de que se produzcan incendios forestales incrementan. Las autoridades ambientales despliegan planes de contingencia. FOTO Juan Antonio Sánchez
Con la llegada de la primera temporada seca del año, las probabilidades de que se produzcan incendios forestales incrementan. Las autoridades ambientales despliegan planes de contingencia. FOTO Juan Antonio Sánchez
Infografía 95 % de los incendios forestales son producidos por la mano del hombre.
El departamento de Antioquia prepara en este comienzo de año planes de contingencia para la primera temporada seca del 2017, que según los pronósticos entregados por el Ideam y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), se extenderá desde enero hasta mediados
de marzo.
Durante estos tres primeros meses se prevé disminución de las lluvias, que en la mayor parte del territorio antioqueño oscilarán entre los 0 y 100 milímetros, lo cual incrementará las temperaturas, y con la vegetación seca y por falta de hidratación, las probabilidades de incendios forestales suben considerablemente.
El director del Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de la Gobernación de Antioquia (Dapard), Mauricio Parodi, señaló que históricamente las regiones más afectadas por incendios forestales son: Suroeste, Occidente, Urabá, Bajo Cauca y el Área Metropolitana.
“El 95 por ciento de los incendios forestales son provocados por la mano del hombre, por algún descuido en sus actividades o por acciones premeditadas de algunos criminales”, afirmó Parodi.
El Dapard se encuentra coordinando el plan de contingencia para la primera temporada seca del año, para lo cual envió recomendaciones a los alcaldes y las autoridades ambientales, con el fin de que se actualicen los planes de respuesta inmediata, que contemplan el cuidado de fuentes hídricas y el control de actividades en zonas forestales.
Municipios con alertas
Dentro de la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional (CAR) del Centro de Antioquia, Corantioquia, hay zonas con vegetación que son más vulnerables por su ubicación y la radiación solar que reciben todo el año.
Los municipios que registra mayor índice de hectáreas afectadas por los incendios forestales en el centro de Antioquia son: Fredonia, Amagá, Ituango, Ebéjico, Caucasia y Carolina del Príncipe.
Luz Adriana Molina, directora de Ecosistemas de Corantioquia, explicó que la vegetación más afectada cuando se generan incendios son los bosques secundarios, o aquellos que tienen algún grado de intervención.
Dentro de los municipios que hacen parte de la CAR para el Desarrollo Sostenible del Urabá, Corpourabá, los más afectados son las localidades del Eje Bananero de la región, al igual que Turbo y Necoclí.
Entre estos últimos municipios, la directora de Corpourabá, Vanessa Paredes, afirmó que los criminales suelen quemar en épocas de verano los humedales para extraer las especies de fauna que se encuentran en estos ecosistemas, como las tortugas y los caimanes.
“En algunas ocasiones también se afecta bosque no natural, ecosistemas de catival. Pero la mayoría de las quemas que se presentan son en terrenos baldíos” manifestó Paredes.
En el Oriente del departamento, en los municipios que hacen parte de la CAR de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare, Cornare, no se presentan tantos incendios forestales como en el resto de Antioquia.
Medidas de prevención
Las CAR, siguiendo la instrucción de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), emitieron alertas a los municipios especificando la necesidad de actualizar el plan de emergencia.
“Las medidas que tomamos en Corantioquia están enfocadas en mejorar la comunicación entre las autoridades y la ciudadanía, y en hacer campañas de sensibilización y educación para el buen comportamiento de la ciudadanía”, destacó Molina.
Corantioquia también desarrolla una campaña para que los campesinos que tienen como práctica -que está penalizada- la quema de suelos para luego sembrar sus productos agrícolas, dejen de hacerlo.
De igual manera, una vez que se controlan los incendios, la corporación tiene un plan diseñado para que las áreas afectadas entren en el proceso de restauración de suelos degradados, o suelos que han perdido la cobertura vegetal que deberían tener.
Cornare emitió una circular con instrucciones a los alcaldes municipales. Dentro de las recomendaciones destaca la creación de redes de guardabosques y vigías rurales conformados por las comunidades locales, cuya misión es detectar de manera oportuna la presencia de incendios forestales.
En las zonas del Urabá que durante años pasados han registrado mayores afectaciones, la corporación Corpourabá adelanta jornadas de capacitaciones con las juntas de acción comunal para implementar planes de sensibilización y sostenibilidad.
2016
El año pasado, en la jurisdicción de Corantioquia ocurrieron 255 incendios de cobertura vegetal que afectaron a 48 municipios. La corporación entregó detalles sobre el número de incendios por territorio, siendo los más afectados: Fredonia, con 49 incendios; Amagá, con 29; y dentro del Área Metropolitana, Bello, con 27 incendios.
Según el director del Dapard, en 2016 se presentó la temporada seca más fuerte en Colombia desde que se hacen las mediciones. El reporte de incendios forestales en el departamento se incrementó en un 35 por ciento.
El mes de marzo fue difícil para Antioquia, pues las autoridades atendieron tres incendios a la vez. Uno se presentó la selva de Unguía, Chocó, pero las llamas llegaron hasta Turbo. Entretanto, el fuego consumía más de 14 hectáreas en La Ceja, mientras que en el cerro Quitasol, en Bello, otro incendio llevaba varios días sin control.
Aunque en varias regiones del departamento aún persisten las lluvias, hay que estar preparados y seguir las recomendaciones para prevenir los incendios forestales que se puedan presentar .
CONSEJOS PARA EVITAR INCENDIOS
· No arrojar al piso las colillas de cigarrillos o fósforos: en temporada seca cualquier chispa puede ocasionar un incendio forestal.
· No tire pedazos de vidrio: con las altas temperaturas pueden originar fuego con facilidad.
· Evite encender fogatas o barbacoas, incluso en las áreas permitidas para este fin.
· Si se da cuenta de las acciones criminales de los pirómanos, no dude en denunciarlos.
· No queme basura ni prenda fuego para
luego sembrar algún producto agrícola. La situación se puede
salir de control.

DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES Periodista en formación de la Universidad de Antioquia y practicante del Área Metro. TOMADO DE EL COLOMBIANO