foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

miércoles, 18 de enero de 2017

HIDROELÉCTRICA SOBRE RÍO MADERA , PROYECTO DE BOLIVIA - BRASIL

 Lanzan megaproyecto binacional del Madera
El río Madera es el principal afluente sur del río Amazonas y el único del margen derecho que aporta aguas de la cordillera de los Andes. | EL DEBER
Bolivia y Brasil lanzaron la licitación para el estudio hidroeléctrico de identificación en la cuenca del río Madera y sus afluentes ubicados en ambos países, informó ayer el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez. Con la convocatoria se retoma el megaproyecto cuestionado por el impacto ambiental que podría ocasionar en la Amazonía boliviana.
El tiempo estimado para la ejecución del estudio, financiado en parte por la CAF, es de 18 meses.
Una vez concluido, según el acuerdo con Brasil, se continuará con el estudio a diseño final. En 2014, el presidente Evo Morales anunció una investigación para establecer si las graves inundaciones en el norte amazónico ese año, tenían relación con las represas brasileñas sobre el Madera.
El Ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó ayer que se lanzó la licitación para el estudio de identificación en la cuenca del río Madera y sus afluentes, uno de los megaproyectos hidroeléctricos observados por el impacto ambiental que podría causar.
Los términos de referencia fueron elaborados por técnicos de Eletrobras y la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia (ENDE) en el marco de la Comisión Técnica Binacional conformada por ambos países para lograr una Integración Energética.
Según Sánchez, este estudio cuenta con 600.000 dólares de un fondo no reembolsable del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el resto del costo del estudio será pagado por ENDE y Electrobras en partes iguales. Inicialmente, se prevé que el proyecto hidroeléctrico generará 3.000 megavatios (MW) que serán distribuidos en partes iguales entre ambos países.
El proceso de licitación está a cargo de CAF con la participación de técnicos bolivianos y brasileros en la supervisión del estudio. El tiempo estimado para la ejecución es de 18 meses. Una vez concluido el mismo, existe un acuerdo con Brasil para continuar con el estudio a diseño final.
“Estamos contentos porque avanza el proceso de integración energética con el hermano país de Brasil y, asimismo, es la ratificación del interés de compra de energía eléctrica boliviana”, dijo Sánchez.
En una declaración anterior, la investigadora y activista Sarela Paz advirtió sobre la sedimentación en el río Madera e indicó que si no existe un buen mantenimiento de las centrales hidroeléctricas bastará la acumulación de algunos centímetros de altura de sedimento para ocasionar que se inunden las poblaciones aledañas al proyecto.
En tanto, el técnico especialista del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca) del Norte Amazónico, Vincent Vos, indicó anteriormente que las consecuencias que conlleva construir centrales hidroeléctricas en esa región se tornan complicadas por los efectos del cambio climático.
“El cambio climático y la misma deforestación hacen que la cantidad de aguas que vayan a pasar por esos ríos aumente en los próximos años y eso no se está contemplando. Entonces, eso es (objeto de) un debate fuerte”, afirmó.
INUNDACIONES
A raíz de las inundaciones en 2014, el mismo presidente Evo Morales solicitó una investigación que permita establecer si las graves inundaciones tenían relación con las represas brasileñas.

En ese entonces, Bolivia y Brasil analizaron las causas de las peores inundaciones en el norte amazónico boliviano, que expertos locales atribuyeron a las represas. Tomado de los tiempos de Bolivia