foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

miércoles, 4 de enero de 2017

PROTEGER A LOS NIÑOS CONTRA EL ROTAVIRUS


Proteja a su hijo contra el rotavirus
El rotavirus causa diarrea y se propaga fácilmente entre los bebés y los niños pequeños. Algunos niños pueden tener diarrea grave, deshidratarse y tener que ser hospitalizados. Usted puede proteger a su hijo con la vacuna contra el rotavirus.
La enfermedad por rotavirus es común entre los bebés y los niños pequeños. Puede causar diarrea acuosa grave, fiebre, vómitos y dolor abdominal. Algunos niños con la enfermedad por rotavirus pierden mucho líquido y se deshidratan mucho. Como resultado, es posible que tengan que ser hospitalizados y que incluso mueran.
El rotavirus se propaga fácilmente entre los niños. El virus pasa al ambiente a través de las heces (caca) de la persona enferma y se propaga cuando el niño se lleva a la boca algo contaminado con el rotavirus, como las manos o un juguete. Los niños también se pueden infectar al consumir alimentos y líquidos que contengan el rotavirus. En los Estados Unidos, es más probable que los niños se infecten con el rotavirus de diciembre a junio.
El rotavirus puede causar deshidratación
Síntomas de la deshidratación
  • Disminución de la orina
  • Sequedad de la boca y la garganta
  • Mareos al estar de pie
Los niños deshidratados pueden no tener lágrimas al llorar, o salirles muy pocas lágrimas, y estar inusualmente soñolientos o inquietos.
Prevenga la deshidratación
Usted puede ayudar a prevenir que sus hijos se deshidraten al hacerlos tomar suficientes líquidos. Las soluciones de rehidratación oral (ORS) son útiles para prevenir o tratar la deshidratación. Se consiguen por lo general en los supermercados, almacenes de víveres y farmacias. Si no está seguro de cómo usar las soluciones de rehidratación oral, hable con su médico.Los niños tienen mayor probabilidad de contraer rotavirus en el invierno y la primavera (de diciembre a junio).
Proteja a su hijo con la vacuna contra el rotavirus
La mejor forma de proteger a su hijo del rotavirus es con la vacuna contra este virus. Casi todos los niños que reciben la vacuna contra el rotavirus (85 a 98 %) estarán protegidos contra la enfermedad grave por rotavirus. La mayoría de los niños vacunados no contraerán el rotavirus en absoluto.
Hay dos tipos diferentes de vacunas contra el rotavirus. Las dos vacunas se administran poniendo gotitas en la boca del bebé.
  • Rotateq®: Los bebés deben recibir 3 dosis de la vacuna, a los 2, a los 4 y a los 6 meses de nacidos.
  • Rotarix®: Los bebés deben recibir 2 dosis de la vacuna, a los 2 y a los 4 meses de nacidos.
La primera dosis de cada vacuna es más eficaz si se administra antes de que el bebé cumpla 15 semanas de nacido. Los niños deben recibir todas las dosis de la vacuna contra el rotavirus antes de cumplir los 8 meses.
Millones de bebés han sido vacunados
Millones de bebés en los Estados Unidos han recibido la vacuna contra el rotavirus de manera segura. Sin embargo, algunos estudios han mostrado un pequeño aumento en los casos de invaginación intestinal por la vacuna contra el rotavirus. La invaginación intestinal es una obstrucción del intestino que requiere tratamiento hospitalario y es posible que requiera una operación. Se estima que el riesgo de invaginación intestinal es de 1 por cada 20 000 bebés a 1 por cada 100 000 bebés después de la vacunación. Esta afección tiene mayor probabilidad de presentarse durante la primera semana después de la primera o la segunda dosis de la vacuna contra el rotavirus.
Los CDC siguen recomendando que los bebés reciban la vacuna contra el rotavirus. Los beneficios de la vacuna superan en gran medida el pequeño riesgo de que ocurra la invaginación intestinal. Gracias a la vacuna contra el rotavirus ha habido una disminución dramática en la cantidad de niños que se hospitalizan o que visitan la sala de emergencia en los Estados Unidos debido a la enfermedad por el rotavirus.
Pago de las vacunas contra el rotavirus
La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas. Sin embargo, es recomendable que verifique con su proveedor de seguro antes de ir al médico. Si no tiene seguro médico o si su seguro no cubre el costo de las vacunas para sus hijos, el Programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés) podría ayudarlo. Este programa ayuda a las familias de los niños que reúnen determinados requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Para averiguar si su hijo reúne los requisitos, visite el sitio web del VFC o pregúntele al médico de su hijo. Usted también puede comunicarse con el coordinador del VFC de su estado.
Más información

TOMADO DE ENVIO DEL CDC DE EEUU 

No hay comentarios: