foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

viernes, 17 de marzo de 2017

AGUA SOLO PARA USO HUMANO , POR AHORA EN MISICUNI BOLIVIA

 Misicuni descarta dotar agua para riego en 2017
La represa Misicuni, en el municipio de Quillacollo, acumula 24,5 millones de metros cúbicos. | Edwin Soria
El Comité Departamental de Defensa de Tierras Agropecuarias, Agua y Medio Ambiente se declaró en estado de emergencia y movilización exigiendo agua para riego del Proyecto Múltiple Misicuni, que en su segunda fase debía dotar 1.100 litros por segundo para 3.900 hectáreas.
Anunció que, a partir del 5 de abril, iniciará movilizaciones recordando, además, 17 años de la “Guerra por el Agua”. El representante de este sector asegura que el agua acumulada en la represa de Misicuni no garantiza el riego para los valles.
El presidente del comité, Manuel Castro, afirmó: “Hace 10 días estuvimos en Misicuni y hemos visto (que) el caudal sube un millón de metros cúbicos cada día; sin embargo, no va a garantizar que haya agua riego”.
Siguió: “No va a alcanzar para soltar, además, como recién se ha construido, el agua aún está con aceite, sería muy arriesgado usarla como agua potable o riego, tal vez en 2018 podamos empezar recibir agua para riego”.
Los agricultores lamentan que aún no se hayan construido los ductos ni exista el presupuesto de preinversión. “El agua se hará realidad cuando se construya el túnel de Vizcachas y Putukini, tomando en cuenta además los ductos para los valles, tanto para consumo como riego se necesitan más de 175 millones de dólares en inversión, creo que vamos a tener que hacer presión, porque no puede ser que nos quedemos sin agua otra vez”, dijo.
Por su parte, el presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, reconoció que el nivel del agua no alcanza para riego. “No corresponde aún este tipo de reclamos, cuando no tenemos todavía la cantidad suficiente de agua. Sabemos muy bien que este año ha sido seco, lo que estamos acumulando apenas llegará al volumen muerto, que son 30 millones de metros cúbicos, lo único que alcanzaremos es a abastecer a Cercado”, dijo. 
Alvarado dijo que se necesita acumular 90 millones de metros cúbicos en la represa para destinar agua para riego. Estima que en la temporada de lluvias de 2017 y 2018 se podría llegar a ese caudal. Quillacollo aprovecha un caudal de 120 a 150 litros por segundo para riego.
El Comité Departamental de Defensa de Tierras Agropecuarias, Agua y Medio Ambiente  plantea, además, impulsar otras alternativas de solución al problema del agua como son el proyecto Komer Kocha y Kewiña  Kocha para Sacaba y el valle alto.
SACABA ESTIMA RECIBIR AGUA DE LA REPRESA EN TRES AÑOS
Sacaba espera la dotación de agua del Proyecto Múltiple Misicuni. El gerente de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Sacaba (Emapas), Óscar Zelada, dijo que recién en dos años y medio el municipio podrá recibir agua del megaproyecto, porque se tiene que construir un ducto.
Una comisión inspeccionó Misicuni, el miércoles, junto al alcalde Humberto Sánchez, concejales y dirigentes de Control Social.
“Nosotros vamos a ser los últimos en ser beneficiados con el  agua de Misicuni. A la fecha no se tiene ni la preinversión para el ducto, faltan recursos de contraparte de Tiquipaya para licitar el proyecto a diseño final. Estimamos que máximo en tres años contaremos con esas aguas“, dijo Zelada.

Por su parte el Alcalde de Sacaba mostró su satisfacción por la acumulación de agua en la represa y espera que sea la solución a la falta de agua. “Misicuni es una realidad, los sacabeños tenemos que estar satisfechos, contentos con el trabajo del Gobierno. Hoy tenemos esperanza de que los sacabeños nos beneficiaremos de este proyecto”, dijo. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA