foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

sábado, 18 de marzo de 2017

MORIR DE HAMBRE

 Pobreza y hambre matan a niña de 12 años
Los familiares de la niña Eva, ayer en su domicilio. | APG
La Paz | Eva, una niña de 12 años fue hallada sin vida el jueves en la zona Junthuma Fabril en la ciudad de El Alto, en medio de su familia de siete miembros, que vivían hacinados en un cuarto alquilado.
La familia vivía en condiciones de extrema pobreza y de hambre a consecuencia de la imposibilidad de trabajar de los padres que padecerían una enfermedad terminal. La severa desnutrición fue la causa de la muerte de la niña, de nombre Eva, según el informe forense difundido ayer. Sus restos serán enterrados hoy.
Personal de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de la Alcaldía de El Alto acudió a las 11:00 a denuncia de los vecinos y se encontró con el dramático cuadro de pobreza en el que vivían los padres de 54 y 44 años y sus seis hijos.
El mayor, Alan, tiene 19 años y trabaja como ayudante de albañil para ayudar con la alimentación, y el menor de 12 tiene evidentes muestras de desnutrición.
La entidad municipal dio parte a la Policía para el levantamiento del cadáver de la menor que se encontraba en evidentes señales de desnutrición muy severa por la delgadez de su cuerpo.
La trabajadora social de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, Sonia Yujra, informó que los padres no se dieron cuenta a qué hora murió la hija.
Entre tanto, los progenitores fueron internados en el Hospital Boliviano-Japonés para una revisión médica, donde se reporta altos índices de desnutrición, al igual que los cinco hermanos.
Por la investigación preliminar, los padres vivían como inquilinos en una casa que fue vendida, cuyo propietario los desalojó. Fueron a vivir a un cuarto donde la depresión de los padres por falta de trabajo, agudizó la situación de toda la familia de ocho miembros.
De acuerdo al relato de Alan, hermano mayor de la familia, la menor casi no probó bocado durante una semana, mientras que las convulsiones por la epilepsia, que no recibía tratamiento, se agravaban, al grado de llegar a ocho por día.
Los cuatro hermanos menores de edad de la familia permanecen bajo la custodia de las autoridades municipales, mientras que el mayor, de 19 años, se encarga de realizar los trámites legales.
Según una nota de la agencia ABI, el presidente Evo Morales instruyó realizar gestiones para ayudar a la familia de Eva
La directora de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, Virginia Velasco, informó que se le instruyó encontrar un lote y luego construir una vivienda para la familia.

Explicó que “lo que se busca es que esa familia tenga una vivienda adecuada” e insumos para alimentarse correctamente. Los hermanos  Alan (19), Antonio (13), Andrés (8), Serafina (7) y Paola (13) vivían junto a sus padres enfermos. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA