foto

foto
fotografía de La Paz Bolivia , 2017; autor luis pedro mujica

viernes, 14 de abril de 2017

INUNDACIONES Y PRECIOS A LA BAJA impacto en el agro

 Inundaciones y precios en baja: cómo impactan en el negocio agrícola
Pablo Gopp Thomson Reuters
Los pronósticos iniciales que auguraban una cosecha record para este año cercana a los 130 millones de toneladas de granos, se han visto amenazados ante el fenómeno climático que asola gran parte del territorio nacional, provocando fuertes precipitaciones e inundaciones que han dejando bajo el agua millones de hectáreas cultivables, ocasionando inquietud y preocupación tanto en el sector agropecuario como en el gobierno nacional.
Si bien recientemente el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) elevó su estimación de la cosecha argentina en relación al mismo informe del mes anterior, tanto para la soja (56 millones de toneladas contra 55,5 millones) como para el maíz (38,5 millones de toneladas contra 37,5 millones), las consecuencias de las inundaciones no están completamente mensuradas al momento y compromete el cumplimiento de los pronósticos iniciales.
Aunque diferentes analistas del sector indican que aún es temprano para descartar que la producción agrícola llegue a los volúmenes record estimados, diferentes estudios pronostican pérdidas totales que varían entre mil y cinco mil millones de dólares.
Los excesos hídricos afectan el rinde.
A la incertidumbre sobre el volumen se suma el alerta sobre la calidad de los granos, producto de las mismas inundaciones y de la logística para trasladarlos desde los campos hasta los diferentes puertos por el anegamiento o mal estado de los caminos.
Otro punto de atención son los valores en baja de los granos en los mercados internacionales, cercanos al 9% en la soja y 3% en el maíz, junto a la apreciación del tipo de cambio durante el primer trimestre del año cercano al 5%.
Estos factores ponen presión sobre los márgenes agrícolas para la cosecha 2016-2017, por lo que de concretarse las pérdidas pronosticadas y de no recuperarse los valores internacionales, los productores deberán trabajar fuertemente sobre la estructura de costos en la próxima cosecha, en pos de recobrar márgenes competitivos para el negocio.
El autor integra el equipo de especialistas del área de negocios de Comercio Exterior de Thomson Reuters para la región Latinoamérica

TOMADO DE LA NACION DE AR 

No hay comentarios: