foto

foto
fotografía de La Paz Bolivia , 2017; autor luis pedro mujica

domingo, 9 de abril de 2017

SANTUARIO DE TORTUGA MARINA LORA

Conoce el santuario de la Tortuga Lora en Tamaulipas
Foto: El Sol de Tampico
Conoce el santuario de la Tortuga Lora en Tamaulipas
Por Antonio Sosa e Irma Mendoza
TAMPICO, Tamps.- La blanca y suave arena de la costa tamaulipeca bañada por la cálida agua del Golfo de México, es la preferida por las tortugas lora para desovar; año con año, cientos de hembras de estas especies arriban para depositar miles de huevecillos que son celosamente protegidos, resguardados y preservados por un verdadero ejército de especialistas y voluntarios.
Son 430 kilómetros de litoral de este estado del noreste mexicano, desde playa Bagdad en Matamoros hasta playa Miramar en Ciudad Madero, pasando por La Pesca en Soto la Marina, Carbonera en San Fernando y Barra del Tordo en Aldama.
En el mes de marzo inicia la temporada de arribos y concluye a finales de junio, seguido de la fase de liberación de crías entre julio y agosto, tiempo en que se distribuye un gran número de personas para dar cuidado a esta especie que es considerada en peligro de extinción y protegida por acuerdos internacionales entre México y Estados Unidos.
Foto: El Sol de Tampico
La Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (Conanp) apoyada por organizaciones como La Gaviota Vida Marina, Conservadores de la Biodiversidad y Educadores Ambientales (Cobea), Scouts de Tamaulipas, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), salvavidas y a partir de este año la Gendarmería Ecológica, son los encargados de establecer un verdadero cerco de protección.
“Por la década de los años 40 y 50 la llegada de estos animales a la costa tamaulipeca era impresionante, estimándose un promedio de 89,000 en una temporada, pero debido a la depredación, principalmente humana, entre los 70 y 80’s se redujo sustancialmente, por lo que se aplicó el plan de protección que persiste”, dijo el delegado de la Semarnat en Tamaulipas, Jesús González Macías.
No se ha llegado a los niveles de hace más de medio siglo, pero la recuperación ha sido considerable; por ejemplo, según datos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) en la temporada 2016 en Tamaulipas se protegieron un total de 16,340 nidos y se liberaron 289 mil 021 crías.
El primer lugar se lo llevó el campo Rancho Nuevo, en Aldama, con 11,633 nidos y 198,273 tortuguitas echadas al mar; seguido de Barra del Tordo, en el mismo municipio, con 2,002 depósitos y 45,045 eclosiones; en el tercer sitio aparece el campo de Tepehuajes en Soto la Marina, con 1,030 y 26,929; Altamira 839 y 6,171; Miramar 586 y 8,247, y finalmente La Pesca con 250 nidos y 4,356 liberaciones.
Robo de nidos
Hacia la zona norte de Veracruz también se da la protección, principalmente por la agrupación Cobea encabezada por Walton Estrada Aguillón, donde aseguró que se siguen presentando los robos de nidos de esta especie, aun cuando esto representa un delito federal.
“Se ha venido trabajando con los pescadores y la población, pero son usos y costumbres muy arraigados, se está trabajando pero el avance es lento, en tanto nosotros seguimos con nuestro campo tortuguero en Playa Hermosa -en el municipio de Pueblo Viejo, Veracruz- donde estamos constantemente”, mencionó el biólogo.
Foto: El Sol de Tampico
Las lora se aparean en alta mar a la altura de la costa texana, pero las hembras viajan hacia el sur, guiadas por un sistema de georreferenciación sofisticado, arribando masivamente principalmente a Tamaulipas para ovopositar.
Es en zonas no concurridas o playas vírgenes donde se ha presentado el saqueo de los huevos, pese a los esfuerzos de las autoridades por dar máxima protección a esta especie marina.
Debido a ello en las costas de Tamaulipas las tortugas son acompañadas desde que se detecta su arribo a la playa, se mantiene vigilancia en lo que dura el depósito de los huevos -un promedio de 30 minutos-, cuando concluye y regresa al mar entra la acción de los voluntarios que recolectan los huevos y los llevan a campos tortugueros que son cuidados por autoridades federales.
Las manos voluntarias
Los esfuerzos internacionales han logrado que la tortuga lora no desaparezca del planeta, pero sin lugar a duda es el esfuerzo de las asociaciones civiles y sus voluntarios la parte medular para que siga nadando en el Golfo de México.
Uno de los mayores y más constantes esfuerzos en la costa de Tamaulipas lo hace La Gaviota Vida Marina, encabezada por Georgina Téllez Conde, quien durante todo el año realiza acciones de limpieza en Miramar, instalación y conservación del campo tortuguero y labores de inspección para proteger esta tortuga.
“Es un trabajo constante que requiere tiempo, esfuerzo, pero sobre todo muchas manos que se suman a esta labor enfocada a cuidar y hacer que esta especie viva”, dijo la representante de la Asociación Civil que trabaja de manera coordinada con la Conanp.
Foto: El Sol de Tampico
Su labor no se limita a los días de anidación, por el contrario, durante todo el año realizan cada último sábado de mes una limpieza exhaustiva de la zona norte de Miramar, de enero a marzo la habilitación del campo tortuguero, de marzo a agosto la protección, cuidado y liberación.
“En nuestra asociación hay jóvenes, niños, padres y amas de casa; profesionistas, estudiantes y toda clase de persona que se ha interesado por la conservación de esta especie, donde su fuerza, voluntad y determinación son fundamentales para este proyecto.
Estas labores se suman a la realizada por organizaciones nacionales como la Seduma y la Semarnat, así como las internacionales como el parque zoológico y botánico Gladys Porter Zoo de Brownsville, Texas, que realizan trabajos en conjunto del Programa Binacional para la Conservación de la Tortuga Lora para la temporada 2017.
El plan Binacional la amenaza de Trump
Desde 1978 se viene aplicando en nuestro país, en las principales playas de anidación del Estado de Tamaulipas, el Plan Binacional para la recuperación de la Tortuga Lora, el cual fue aprobado por ambos países para rescatar la especie.
Arrancó el 19 de Septiembre de 1984, teniendo su primera revisión aprobada el 21 de Agosto de 1992 y la última el 22 de Septiembre del 2011, en este año con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos son parte de las actividades en riesgo.
Es aprobado por miembros de organizaciones como las norteamericanas U.S. Fish and Wildlife Service y National Oceanic and Atmospheric Administration; como las mexicanas Conanp y la Procuraduría Federal de Protección del Medio Ambiente (Profepa).
Foto: El Sol de Tampico
Sin embargo, “debido a los recientes cambios en la agenda bilateral que afronta nuestro país con respecto a los Estados Unidos, diversos programas ambientales se encuentran en riesgo de recortes, por lo que la fauna podría sufrir grandes daños de concretar dichos planes de destitución”, comentó González Macías, delegado estatal de Semarnat.
Lo anterior tiene origen en parte porque el Presidente de los Estados Unidos no cree en el cambio climático y considera que es una utopía, un “chisme” impulsado por los ambientalistas, por lo que hay otros temas a tratar que merecen más atención.
La basura, el calentamiento y los turistas, sus enemigos
La especie enfrenta diversos retos por superar, todos generados por la actividad humana que pone en riesgo la arribada de estos animales marinos a la costa tamaulipeca.
El más importante y que ya ha generado estragos es la gran cantidad de basura que se arroja a los océanos, lo que en este año ha provocado la mortandad de por lo menos cinco tortugas entre el sur de Tamaulipas y el norte de Veracruz.
La autopsia aplicada a uno de los cadáveres reveló que había muerto por asfixia al tragarse un pedazo de plástico que se quedó atorado en el tracto respiratorio.
Foto: El Sol de Tampico
“Se invita a la ciudadanía a no arrojar basura al mar, así como usar los contenedores de basura instalados en la playa, pues de no hacerlo, sólo contribuye a intensificar el cambio climático y es la vía más rápida de acabar con especies en peligro de extinción”, dijo González Macías.
De igual modo el calentamiento del agua es un factor que genera estragos en la diversidad de género de la especie, su orientación en la navegación y las zonas de anidamiento.
Dentro de una semana inicia la temporada vacacional conocida como Semana Santa, en donde turistas de estados aledaños se dan cita para disfrutar de las playas tamaulipecas, por lo que las autoridades implementan acciones para que la llegada de los quelonios tenga el menor impacto posible.
PIE
Georgina Téllez Conde, presidenta de La Gaviota Vida Marina.
Walton Estrada Aguillón, presidente de Cobea.
Jesús González Macías, delegado de Semarnat en Tamaulipas.

La costa de Tamaulipas es la favorita para desovar para las tortugas lora.
De campos tortugueros tamaulipecos fueron liberadas el año pasado 289 mil 021 crías.
En Tamaulipas existen 7 campos tortugueros, pero la mayoría de los quelonios llegan al de Rancho Nuevo y Barra del Tordo, ambos en el municipio de Aldama.
Los huevos son protegidos desde que son depositados hasta eclosionar.
Un verdadero ejército de especialistas y voluntarios protege a las lora.
Foto: El Sol de Tampico
La Lora
La tortuga lora, es también conocida como bastarda o golfina.
De la familia Lepidochelys kempii.
Considerada tortuga marina pequeña.
Alcanza entre los 61 y 90 centímetros de largo.
Con un peso medio de 45 kilos.
Posee un pico córneo.
Estas tortugas cambian de color a medida que maduran.
Las crías son de color gris oscuro o negro.
En la madurez tienen peto amarillo verdoso y un caparazón de color gris verdoso.
Alcanzan los 15 años.
Se alimenta de moluscos, crustáceos, medusas, algas y erizos de mar.
Las hembras desovan tres veces durante una temporada.
En cada anidada depositan entre 90 y 100 huevos.
La incubación dura de 45 a 70 días.
El sexo de las crías se decide por la temperatura durante la incubación.
Con temperatura por debajo de 29.5 grados centígrados nacerán mayormente machos.
El cambio climático es considerado uno de los factores más dañinos a la especie.
Muchas mueren por ingesta de basura.
Sus principales depredadores son las aves.
De las crías liberadas solo el 10% llegan a la edad adulta.
Foto: El Sol de Tampico
Recomendaciones para proteger a la Tortuga Lora
No obstruir el paso a su arribo a la playa.
No tocar.
No montar.
Conservar una distancia de por lo menos 10 metros.
Liberar su avance de obstáculos.
No tirar basura.
Reportar su presencia a las autoridades.

TOMADO DEL SOL DE ACAPULCO MX 

No hay comentarios: