foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

viernes, 28 de julio de 2017

GRAN BRETAÑA PÓNE FECHA A TERMINACIÓN DE AUTOS A COMBUSTIBLES

Gran Bretaña le pone fecha de vencimiento a los autos a combustible
A partir de 2040 no se pondrán vender nuevas unidades nafteras ni diésel por razones de salud y
ecológicas
Gran Bretaña le pone fecha de vencimiento a los autos a combustible. Foto: Archivo
LONDRES.- Los autos que funcionan con combustibles fósiles ya son una especie en extinción en Europa. Gran Bretaña, el país europeo con mayor índice de muertes por enfermedades respiratorias, anunció ayer que a partir de 2040 prohibirá totalmente la venta de automóviles nafteros o diésel.
La fecha fue considerada como muy cercana por la asociación de fabricantes de automóviles, y "demasiado tarde" para las asociaciones ecologistas.
El anuncio se produjo tras otro similar realizado este mes por el gobierno francés, mientras ciudades alemanas como Stuttgart y Munich también dijeron que están considerando medidas similares.
"No podemos seguir utilizando automóviles a nafta o diésel, no sólo por los problemas de salud que plantean, sino también porque sus emisiones significan una aceleración del cambio climático, dañan nuestro planeta y a las generaciones futuras", declaró el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, en un programa de radio de la BBC.
El objetivo del plan es reducir la contaminación provocada por el dióxido de nitrógeno (NO2).
Gran Bretaña figura, junto a Francia y Alemania, en la lista de países que recibieron una advertencia de la Unión Europea por la mala calidad del aire.
Según datos oficiales británicos, la contaminación del aire mata a más de 40.000 personas cada año en este país y provoca una epidemia de enfermedades respiratorias, en particular entre los chicos.
El año pasado, ante una demanda de una organización de defensa del medio ambiente, la Alta Corte de Londres había intimado al gobierno a fijar nuevos objetivos.
El gobierno prevé dedicar 3000 millones de libras (3932 millones de dólares) para el plan de mejora de la calidad del aire. De ese total, 225 millones serán destinados a ayudar a las municipalidades a tomar medidas para limitar la contaminación del aire causada por los automóviles, en particular los de motores diésel que emiten tres veces más NO2 que la nafta.
Puede tratarse de "cambiar o adaptar la flota de ómnibus", o restringir la circulación en determinados sectores, comentó Gove.
En cambio, el ministro se mostró contrario a la introducción de un peaje específico, como prevé el alcalde de Londres, Sadiq Khan. No obstante, Gove señaló que está dispuesto "a trabajar con las autoridades locales para determinar el mejor enfoque".
Khan anunció en abril la creación de una zona de emisiones ultrabajas (ULEZ, por sus siglas en inglés) a partir de 2019 en Londres, que concierne a todos los vehículos diésel de más de cuatro años y a los autos nafteros de más de 13 años, que tendrán que pagar 12,5 libras (17 dólares). Otra tasa, de 10 libras (13 dólares), entrará en vigor a partir de octubre para los automóviles fabricados antes de 2006 que quieran circular por el centro de Londres.
El anuncio del gobierno fue recibido fríamente por el director general de la Asociación de Fabricantes y Vendedores de Automóviles (SMTT), Mike Hawes, que consideró que pueden "debilitar a un sector automotriz británico próspero si no se le da suficiente tiempo para adaptarse".
La demanda de automóviles eléctricos, híbridos o de hidrógeno "está en aumento, pero sigue siendo baja" debido a que los consumidores no están convencidos "por los precios, la gama propuesta y la cuestión de los puntos de recarga", dijo Hawes.
Según la ACEA, el mercado de automóviles limpios (eléctricos o híbridos) sigue siendo minoritario en Europa occidental, donde más del 95% de los nuevos vehículos registrados en 2016 eran de motor diésel (49,5%) o nafteros (45,8%).
En cambio, la organización ecologista Greenpeace consideró que el gobierno no va lo suficientemente rápido. "El gobierno tiene razón en fijar una fecha para prohibir la venta de motores contaminantes diésel o nafteros, pero 2040 es demasiado tarde", declaró Areeba Hamid, una vocera de Greenpeace en un comunicado. "No podemos esperar un cuarto de siglo para actuar realmente frente a un problema urgente de salud pública causado por la contaminación", agregó.
Areeba Hamid exhortó al gobierno a imitar a Noruega que aspira a cesar la venta de automóviles equipados exclusivamente con un motor de combustión en 2025.
Noruega, el país con mayor cantidad de automóviles eléctricos (uno de cada cuatro vehículos), fue el primero en anunciar hace un año la prohibición de los autos nafteros.
Grave problema ambiental
95%
Autos nafteros o diésel
Según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, más del 95% de los autos fabricados en Europa occidental son nafteros (45,8%) o diésel (49,5%). Gran Bretaña tiene porcentajes similares
12.000
Puntos de carga eléctrica
Una de las deficiencias para la transición a vehículos eléctricos en Gran Bretaña es la insuficiente cantidad de puntos de carga
40.000
Británicos mueren por enfermedad respiratoria
Gran Bretaña tiene la más alta tasa de mortalidad en Europa por enfermedades respiratorias, incluso superior a la de los países más pobres del continente. Aunque las causas de este problema son variadas, la contaminación ambiental es un condicionante altamente negativo

Agencias DPA y Reuters - tomado de la nacion de ar 

No hay comentarios: