foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

martes, 25 de julio de 2017

LAS OSTRAS Y LA VIBRIOSIS

 LAS OSTRAS Y LA VIBRIOSIS
Las ostras crudas pueden arruinarle el verano. Porque se puede enfermar gravemente al comer ostras crudas. Infórmese sobre la vibriosis,* una enfermedad vinculada a las ostras crudas, y sobre cómo proteger su salud cuando se trata de ostras y otros mariscos.
Los días se están alargando y la temperatura está subiendo. Para muchas personas, eso significa que es el mejor momento para disfrutar de sus mariscos favoritos: las ostras. También es la época del año en la cual ocurren la mayoría de los casos de enfermedad por el consumo de ostras crudas. Cuando sea y donde sea que le guste disfrutar de las ostras, comer ostras crudas y otros mariscos poco cocidos, como las almejas y los mejillones, puede ponerlo en riesgo de contraer infecciones.
Una de las infecciones que usted puede contraer al comer ostras crudas es causada por algunos tipos de Vibrio, una bacteria que existe naturalmente en aguas costeras donde viven las ostras. Estas bacterias pueden concentrarse en el cuerpo de una ostra porque las ostras funcionan como un filtro: se alimentan al succionar agua constantemente, y los materiales que hay en el agua —incluidas las bacterias dañinas— son retenidos en el cuerpo de la ostra. Cuando alguien come ostras crudas o poco cocidas que contienen bacterias o expone una herida al agua de mar que contiene Vibrio, puede contraer una enfermedad llamada vibriosis.
La vibriosis causa alrededor de 80 000 casos de enfermedad y 100 muertes por año en los Estados Unidos. La mayoría de estos casos de enfermedad ocurren desde mayo hasta octubre, cuando las temperaturas del agua son más altas. No obstante, usted se puede enfermar al comer ostras crudas o poco cocidas en cualquier mes del año, y las ostras crudas de aguas generalmente más frías también pueden causar vibriosis.
Una ostra que contiene bacterias dañinas no se ve, ni huele o incluso ni siquiera sabe diferente a cualquier otra ostra. La única manera de matar las bacterias dañinas es cocinar las ostras de forma adecuada.
Consejos para cocinar ostras y otros mariscos
Antes de cocinar, deseche todos los mariscos con las conchas abiertas.
Con respecto a las ostras que están en su concha, tiene que:
  • hervirlas hasta que las conchas se abran y continuar hirviéndolas entre 3 y 5 minutos más, o
  • cocinarlas al vapor hasta que las conchas se abran y continuar cocinándolas al vapor entre 4 y 9 minutos más.
Solo coma mariscos que se abran durante la cocción. Deseche los mariscos que no se abran totalmente después de la cocción.
Con respecto a las ostras desbulladas, tiene que:
  • hervirlas durante al menos 3 minutos o hasta que los bordes se hagan curvos,
  • freírlas durante al menos 3 minutos a 375 grados Fahrenheit,
  • asarlas a 3 pulgadas de la fuente de calor durante 3 minutos, u
  • hornearlas a 450 grados Fahrenheit durante 10 minutos.
¿Cuáles son los síntomas de la vibriosis?
La mayoría de las infecciones por Vibrio contraídas de las ostras, como la infección por Vibrio parahaemolyticus, solo causan diarrea y vómitos. Sin embargo, las personas con una infección por Vibrio vulnificus pueden enfermarse gravemente. Hasta 1 de cada 3 personas con una infección por V. vulnificus muere.  Esto es porque la infección puede llevar a infecciones del torrente sanguíneo, lesiones graves en la piel —con ampollas— y amputaciones de las extremidades. Si usted presenta síntomas de vibriosis,* dígale a su proveedor de atención médica si recientemente ha comido o manipulado mariscos crudos.
¿Quiénes tienen más probabilidades de contraer vibriosis?
Cualquier persona puede enfermarse con vibriosis, pero es más probable que alguien contraiga la infección o presente complicaciones graves en los siguientes casos:
  • Si tiene enfermedad hepática, alcoholismo, cáncer, diabetes, VIH o talasemia.
  • Si recibe terapia que debilita el sistema inmunitario como parte del tratamiento de una enfermedad como el cáncer.
  • Si tiene una enfermedad causada por el exceso de hierro, como la hemocromatosis.
  • Si toma medicamentos para reducir los niveles de ácido en el estómago, como Nexium y Pepcid.
  • Si lo han operado recientemente del estómago.
¿Cómo se contrae la vibriosis?
La mayoría de las personas que contraen la infección lo hacen al comer mariscos crudos o poco cocidos, particularmente ostras. Algunas personas se infectan a través de una herida abierta cuando están nadando o caminando en agua salobre o salada.
¿Cómo puedo mantenerme seguro?
Siga estos consejos para disminuir las probabilidades de contraer una infección al comer o manipular moluscos y otros mariscos:
  • No coma ostras u otros mariscos crudos o poco cocidos. Cocínelos totalmente antes de comerlos, y solo pida ostras completamente cocidas en los restaurantes. Las salsas picantes y el jugo de limón no matan las bacterias Vibrio, como tampoco lo hace el alcohol.
    • Algunas ostras son tratadas para que sean seguras después de ser recolectadas. Este tratamiento puede reducir los niveles de bacterias Vibrio en la ostra, pero no elimina todos los microbios dañinos. Las personas que tienen más probabilidades de contraer vibriosis no deberían comer ninguna cantidad de ostras crudas.
  • Separe los mariscos cocinados de los mariscos crudos y sus líquidos para evitar la contaminación cruzada.
  • Lávese las manos con agua y jabón después de manipular mariscos crudos.
  • Cubra todas las heridas si estas podrían entrar en contacto con mariscos crudos, los líquidos de mariscos crudos, agua salobre o agua salada.
  • Lave las heridas abiertas y los cortes completamente con agua y jabón si han sido expuestos a agua de mar, mariscos crudos o líquidos de mariscos.
* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.
Más información (en inglés y español)

Tomado de envio del cdc de eeuu

No hay comentarios: