foto

foto
fotografía de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

viernes, 3 de febrero de 2017

GASTROENTERITIS Y OTITIS CONSULTAS EN AUMENTO EN VERANO

 Aumento de consultas por gastroenteritis y otitis, pero dentro de los niveles del verano
En lo que va de la temporada de verano en Paysandú se han incrementado las consultas por enfermedades relacionadas con gastroenteritits, otitis y otras infecciones derivadas del consumo de alimentos o por baños recreativos, pero el porcentaje se mantiene en niveles similares a los de años anteriores, según indicó ante consulta de EL TELEGRAFO la licenciada en enfermería Nataly Rodríguez, referente epidemiológica de la Dirección Departamental de Salud (DDS).
Indicó al respecto --tras recabar información en los ámbitos de salud públicos y privados de Paysandú-- que “en ninguno de los dos prestadores tenemos reportes de un aumento de consultas por casos de cuadros digestivos, más allá del aumento que es esperable para esta época del año por las diferentes condiciones que se dan y que lo favorecen”.
En este sentido manifestó que las acciones preventivas para no ser afectado por estos malestares propios del verano incluyen el tener especial cuidado en la ingesta de alimentos, sobre todo en cuanto a la preservación de la cadena de frío.
Explicó que “hasta ahora no tenemos reportes de un aumento más allá de la media para la estación”, desde que los casos que resultan más frecuentes en los meses de calor “son todos los que tienen que ver con cuadros digestivos, así como los infecciosos como otitis, aquellos que tienen que ver con los oídos y los ojos, muchas veces vinculados a las consecuencias de baños de inmersión propios de esta época”.
Consideró la entrevistada que “siempre desde el Ministerio de Salud Pública reforzamos todo lo que son precauciones, dirigidas a varios aspectos, porque no podemos olvidar asimismo los cuidados que hay que tener al exponerse al sol, por las consecuencias que ello puede tener y hacer un énfasis importante en los cuidados con los alimentos que se consumen”.
Entre otras acciones preventivas, destacó preferir “alimentos frescos a la hora de consumir, y al momento de consumir alimentos envasados verificar en primera instancia la fecha de vencimiento y en segunda instancia que no sean alimentos que han perdido la cadena de frío, además de reforzar la higiene tanto de manos como de alimentos, sobre todo de los que se consumen crudos, como frutas y verduras”.
Subrayó como otros elementos de prevención contra descompensaciones el consumir agua en forma abundante, para favorecer la hidratación, “y en el caso puntual de visitas a la playa estar alerta a los comunicados que se emiten desde el organismo competente, y a las banderas que se colocan sobre si es un lugar habilitado para baños o no”.

Recordó asimismo que en la vida diaria, particularmente en verano en este caso, es fundamental evitar los cambios bruscos de temperatura, como pasar bruscamente desde un lugar climatizado a la intemperie, y sobre no hacerlo cuando se está transpirado. “Los cambios bruscos de temperatura pueden generar problemas, sobre todo en personas susceptibles a determinadas afecciones, y nosotros apuntamos a que se reduzca precisamente al mínimo posible estos cambios extremos, a lo que deben agregarse cuidados en el momento de exponerse al sol, mediante la aplicación de protectores solares con un factor adecuado, y vestimenta preferentemente de un color oscuro, sin olvidar gorros para proteger la cara, en lo posible de ala ancha, que protejan la nuca y las orejas”, advirtió. TOMADO DE EL TELEGRAFO DE UY 

No hay comentarios: