FOTO

FOTO
la fotografía es de Cuba , autor luis pedro mujica

lunes, 26 de marzo de 2018

LOS NEGACIONISTAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO QUIEREN TAPAR EL SOL CON UN DEDO


Los Negacionistas del Cambio Climático quieren tapar el sol con un dedo
ciencia
1 Los negacionistas del Cambio Climático formados por un grupo muy bullicioso y bastante bien apoyados por intereses muy poderosos.
1.1 Cuando la ciencia cierra la boca de los negacionistas del cambio climático
1.2 El escepticismo vs negacionismo: ¿En que se basan sus principales postulaciones?
1.3 Breve historia del Negacionismo del Cambio Climático
1.4 Los términos utilizados para querer confundir a la opinión mundial
1.5 1998: El año del hipotético fin del cambio climático
1.6 La anomalía de los ciclos solares: El verdadero culpable de un planeta hirviente
1.7 El Calentamiento Global como fenómeno natural..
1.8 La Teoría de los rayos Cósmicos: El calentamiento global y su enigmático origen sideral
1.9 El lado positivo del Desequilibrio Global: Principales Concepciones Ambientalistas
1.10 El trasfondo económico de un problema moral:
1.11 ¿En que se basa realmente el negacionismo del cambio climático?
2 ¿Quiénes son los principales Negacionistas del Cambio Climático en la actualidad?
2.1 El Gobierno de Trump y su polémica relación con los peligrosos vaivenes del clima mundial
2.2 La iglesia católica y sus intereses conservacionistas: Punto fuerte para el desarrollo medioambiental
2.3 El futuro del negacionismo: ¿Cuánto tiempo sobrevivirá esta tendencia política?
2.4 Por un futuro libre de negaciones malintencionadas
Los negacionistas del Cambio Climático formados por un grupo muy bullicioso y bastante bien apoyados por intereses muy poderosos.
 Los Negacionistas del Cambio Climático ponen trabas para lograr un planeta mas limpio
La concentracoin de CO2 el 16 de diciembre de 2017 fue de 407.62 ppm, la más alta en 650.000 años. Fuente: NASA.-
El término “negacionismo” denota a toda aquella corriente de pensamiento que parte de un examen altamente crítico de toda realidad.
“Sobre el gráfico que acabas de ver, de la NASA, quiero hacerte recuerdo que el Gas de Efecto Invernadero (GEI) más “contaminante” o al menos el que más emitimos los seres humanos sobre todo por la quema de combustibles fósiles (¿Las industrias petroleras son responsables o al menos ayudarán a los lobbys de negacionistas del cambio climático?) es el dióxido de carbono o CO2.
Desde la Revolución Industrial que se inició en Inglaterra en el S. XVIII mas o menos, hemos estado liberando CO2 brutalmente al punto de modificar la temperatura global, léase: calentamiento global y cambio climático.
En la misma senda de datos, la NASA señala que en los últimos 100 años, el nivel del mar subió en 17,8 cm.”
Aplicada los modernos estudios del “cambio climático”, se traduce este en dos tipos de cuestionamientos, actualmente homogéneos y ampliamente diferenciados.
Por una parte, múltiples argumentos se basan en poner en tela de juicio la integridad y existencia del fenómeno mismo.
La negación del “cambio climático”, busca a través de métodos científicos invalidarlo en lo referente a su propia conceptualización.
¿Sabías que grupos conservadores gastan casi 5.000 millones de dólares cada año para generar dudas sobre el cambio climático? … Martín de Ambrosio en su libro sobre el cambio climático.
Por otro lado, el “negacionismo”, se basa en admitir su existencia centrándose en exonerar al hombre de dicha responsabilidad.
“No hay que perder de vista que hay otra corriente más, el escepticismo del cambio climático, formado por personas que “no creen en el tema pero dejan abierta la posibilidad”, por ejemplo hay quienes creen y otros que no el tema de los OVNIS”.
Su aceptación total o parcial, podría devenir en un aumento del consumismo trayendo como consecuencias irreversibles daños para el ecosistema.
Cuando la ciencia cierra la boca de los negacionistas del cambio climático
 los árboles y el cambio climático están relacionados íntimamente.
Si 97 de 100 científicos y estudios te dicen que el cambio climático es de origen antrópico, ¿creerías a un negacionista?
Hay que partir que el negacionista del cambio climático “vive” o tiene “intereses” en los campos que causan el problema.
Basta indagar sobre estos sujetos y no por coincidencia pertenecen directa o indirectamente a la industria petrolera, al carbón, a las madereras y demás.
¿Quién es el más famoso? pues el presidente del país más generador – per capita – de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que causan el calentamiento global y el cambio climático, Donald J. Trump.
Trump y los chinos en el calentamiento global
El triste célebre tuit del presidente del país más contaminante del mundo. “El concepto de cambio climático fue creado por y para los chinos para convertir las manufacturas de EE.UU no competitivas.-
Continuando, semejantes estudios a pesar de ser meramente emergentes y de contar con primitivo respaldo científico se encuentran en notable propagación.
Con el propósito de neutralizar dichas especulaciones, este artículo viene preparado para entender al cambio climático como una innegable realidad.
Artículo escrito por Marcelo Moscoso Pantoja, consultor ambiental, Tarija – Bolivia (@naturaambiental).
Abraham José Nuñez Guzmán, escritor y columnista ambiental, Caracas – Venezuela
El escepticismo vs negacionismo: ¿En que se basan sus principales postulaciones?
 Normalmente dentro del argot popular, ambos términos suelen utilizarse como sinónimos de un mismo modo de analizar los fenómenos naturales.
No obstante los  ambientalistas, difieren en cuanto a su significado para denotar al endeble marco científico donde se circunscriben.
Según estos, el escepticismo obtiene prioridad para la ciencia debido a su óptica crítica y razonable ante extraordinarias afirmaciones.
El negacionismo del cambio climático por su parte, menoscaba la integridad de múltiples deficiencias, en pro de una imperante subjetividad y acronia general.
A partir de 1976, el Comité para la Investigación Escéptica ha sido el fundamento para múltiples investigaciones de este género.
Sus aportes si bien contribuyeron a la rigurosidad entre los que analizan dichos problemas no alcanzaron su establecida meta principal.
Gracias al notable cisma entre los escépticos y los científicos negacionistas racionalizar sus conclusiones llego a ser tarea inalcanzable.
Durante el 2014, y a través de las investigaciones de Richard Muller, la separación entre ambos llego a ser evidente.
Respaldados por investigaciones de la Universidad de Berkeley, actualmente la antropogénica gana defensores en el terreno de la realidad.
La supervivencia del negacionismo, se encuentra condicionada por tanto por la necesidad de mantener a una capitalista oligarquía internacional.
Breve historia del Negacionismo del Cambio Climático
 El origen de una idea sumamente letal que lleva a confundir a incautos que no han leído siquiera los conceptos básicos sobre la problemática ambiental.
Durante la mayor parte del siglo XX, el auge por el consumo responsable y la toma de medidas ecológicas prosperaron.
Sin embargo, a partir del 2000, muchos han sido los sectores que no se han dejado influenciar por dicha convergencia.
“Podría decirse que el negacionismo ha aparecido en la contemporaneidad como un fenómeno descentralizado.
Entre las primeras organizaciones que en los últimos dieciocho años han intervenido en su desarrollo están la Coalición Global del Clima.
Este instituto si bien desintegrado en 2001, fue el principal oponente para las operaciones internacionales de reducción de gases de efecto invernadero – GEI”.
La supervivencia de este tipo de pensamiento ha podido ser realizada a través de instituciones como las petroleras Exxon Mobil y tantas otras.
Otras organizaciones que se le suman a su vez persisten en el logro y consideración del calentamiento  global como una “teoría”.
Lectura altamente sugerida: Principales consecuencias del calentamiento global
En la actualidad, el negacionismo se ha enmarcado dentro de un entorno principalmente político.
Sus pocos resultados ante la irrupción en el entorno académico ha devenido en su traslado a elites gubernamentales.
Entre sus máximos representantes podrían señalarse a Nicolas Sarkozy (ex presidente de Francia), Mariano Rajoy (de España), Juan Carlos Girauta  (un político español de poca monta) y al propio Donald Trump (de Estados Unidos de Norteamérica).
Los términos utilizados para querer confundir a la opinión mundial
 Los negacionistas del calentamiento global utilizan argumentos muy variopintos y trillados.
Usan hasta el cansancio ideas de memoria que carecen de fundamentos y sólo se limitan a relacionar y a atacar a las personas (que nos valemos de la ciencia) que sí creemos y hacemos algo para paliar el problema.
Que no te quieran sorprender con frases como:
 Es un mito
Que no hay un consenso general
Que el Sol causa el calentamiento global
Que la flora y fauna tienen la capacidad para adaptarse a cambios en el clima
Que mejor tener inviernos menos fríos.
 ¿Pero qué dice la ciencia climática?
Que el calentamiento global tiene origen antrópico (humano), lee sobre: El año más caluroso de la historia fue el 2017.
Los glaciares están desapareciendo, el incremento en el nivel del mar amenaza a cientos de millones de personas en convertirlas como nuevos “refugiados ambientales“, el deshielo de Groenlandia se debe a nuestras acciones y muchas otras cosas más.
En los próximos párrafos nos dedicáramos a examinar más detalladamente dichos postulados, rebatiendo el peso científicos de sus afirmaciones.
1998: El año del hipotético fin del cambio climático
 Las variabilidades térmicas acontecidas durante ese periodo de tiempo constituyen un fuerte pilar de las ideas del “negacionismo”.
En no pocas publicaciones se ha visto como a pesar de un Niño potente el aumento no se logró visualizar.
Según se argumenta, hasta el 2008 no se observó un aumento favorable de la temperatura para considerar su auténtica elevación.
El rango de variabilidad de esta década medida sería por tanto el equivalente a un 0,2 % del rango natural real.
Todos estos datos tienen como fuente las publicaciones del Centro Handley de EE.UU, cuya apreciación resultaba totalmente identificable.
De acuerdo a los ecologistas el informe presentaba datos verídicos, sin embargo se excluían áreas como el océano ártico norte.
Región del mundo en donde si podía observarse un voraz incremento de la acción térmica en el mismo tiempo delimitado.
Además las percepciones de publicaciones como estas habían sido realizadas de forma previa a los años 2014, 2015 y 2016.
Instantes donde se registró un alto record de temperaturas sin ninguna clase de precedentes en la historia humana mundial.
La asociación de estos con las emanaciones de hidrocarburos es prueba del papel que jugamos los humanos en dicho problema.
La anomalía de los ciclos solares: El verdadero culpable de un planeta hirviente
 Hace aproximadamente tres siglos el astrónomo William Herschel fue capaz de establecer un vínculo entre la atmosfera y el sol.
En sus anotaciones dejó constancia de la aparente simbiosis entre los ciclos de manchas solares y el rendimiento del cultivo.
Sus resultados evidentemente apuntaron al vínculo de la proporcionalidad invertida, así se convirtió esta en el primer registro del fenómeno.
Hoy en día el negacionismo extrae de estas formulaciones sus más desventuradas conclusiones, elementos que merecen ser analizados cuidadosamente.
La actividad solar según la NASA y demás organizaciones escépticas se encuentra desvinculada de todo el aumento térmico reciente.
Esta realidad es fácilmente comprobable gracias a la distribución del calentamiento provocada por la capa de gases.
Esta acción se ha visto forzada por la aparición de mayor energía sobre los continentes, contrario a los mares.
Otras ciencias auxiliares como la cosmo climatología, también han sido capaces de desmontar por si solas dichos argumentos.
Los análisis satelitales, también desvinculan todo tipo de acción proporcionalizada, debido a la disparidad visualizada durante los últimos 35 años.
Mientras los patrones solares se han enfriado, la temperatura de la atmosfera terrestre no deja de ascender de preocupante manera
El Calentamiento Global como fenómeno natural..
 ¿Qué tan verdadera es esta aproximación?
La geología y ciencias emparentadas, tienen en claro desde hace décadas que el clima varía desde hace millones de años.
Múltiples ejemplos pueden citarse como causa de ello, entre los cuales la aparición del Sáhara se encuentra muy presente.
Los registros geológicos muestran un pasado turbulento, inestable y perturbador que no debe ser usado para describir el panorama actual.
Los negacionistas del cambio climático usan estos modelos como prueba de la interacción que la atmósfera terrestre posee para con los elementos.
Sus argumentaciones permiten establecer la idea de que el actual calentamiento global forma parte de dichas variaciones geológicas generales.
No pocas son las organizaciones quienes han querido refutar semejante idea en base a las últimas pruebas realizadas.
A través del documento web (PDF), 3 preguntas y respuestas publicado por la WWF, se intentan zanjar alguna de estas cuestiones.
En su primera parte hace referencia a las diferencias entre las modernas variaciones y los regulares ciclos climáticos.
De acuerdo con el autor, la aceleración de dichos procesos excede a todos los registros presentados en la historia reciente.
Un pico de actividad encajado dentro del aumento de las emanaciones de dióxido de carbono CO2, principal responsable de un inestable medio ambiente.
Lectura de interés elevado: El CO2 llega a niveles récords
La Teoría de los rayos Cósmicos: El calentamiento global y su enigmático origen sideral
 Otros esquemas de negacionismo, citan también a fenómenos intergalácticos como principales causantes de la elevación térmica global.
Esto ha podido ser desarrollado ante numerosas pruebas de la interrelación de la magnetosfera con rayos provenientes de estrellas auxiliares.
Se sospecha que nuestra Ionosfera ha sido y está siendo bombardeada por imperantes emanaciones electromagnéticas que tienen un origen cercano.
Es la síntesis de estas energías la causante de la ionización de la atm ósfera con que la condensación es interrumpida.
“Una atmósfera con menor presencia de nubes es según ellos, el verdadero motor del actual calentamiento últimamente observado.
El laboratorio CLOUD localizado en las instalaciones del CERN en Ginebra, Suiza ha sido el encargado de refutar dicha afirmación”.
Aparte de las condiciones recreadas experimentalmente, se ha observado como la tendencia solar permite la variabilidad de la influencia radioactiva.
Dado este modelo de periodicidad, se ha estimado la influencia cósmica en la producción de aerosoles como solo del 1%.
Esto en un periodo de doscientos años no explica de qué forma se produzca un aumento totalmente significativo y notable.
Además las condiciones biogeoquímicas necesarias para la ejecución de dichos procesos no es imperante siempre en regulares cualidades atmosféricas.
El lado positivo del Desequilibrio Global: Principales Concepciones Ambientalistas
 Formando parte del cumulo de científicos negacionistas, se encuentran aquellos empeñados en destacar el aspecto positivo del desbalance.
Sus reformas se basan en la capacidad para tachar al calentamiento global como un proceso “necesario” dadas las condiciones imperantes.
Los antecedentes muestran a un planeta con la capacidad de enfriarse y de hacer descender constantemente sus temperaturas.
Existen pruebas de la ocurrencia de un total de 30 periodos glaciares durante los últimos tres millones de años.
Los cálculos registran en promedio una duración neta para cada episodio de cien mil años, un valor meramente impresionante.
Son estos datos los usados por el pensamiento negacionista para favorecer ideológicamente a sus propios intereses. El contraste que el calentamiento global posee para con dichos patrones hace peso en detrimento a próximas edades de hielo.
Los aspectos negacionistas visualizan a la elevación de las temperaturas como un fuerte marco defensor contra las suscitadas amenazas.
Realidad desaprobada por incontables geólogos ecologistas quienes examinan las auténticas causas de este tipo de fenómenos.
El futuro advenimiento de un ciclo semejante, sin duda pondría fin a todos los actuales desvaríos en relación al ambiente.
El trasfondo económico de un problema moral:
¿En que se basa realmente el negacionismo del cambio climático?
 Dadas las evidencias científicas presentadas por múltiples informes ambientalistas, la tendencia negacionista permanece creciente.
Múltiples organizaciones son conscientes de la importancia de advertir al público general la poca objetividad de dichos supuestos.
La refutación y rechazo de tales, resultan actividades esenciales para impedir la promoción de actividades agresivas para el ecosistema.
A consideración de múltiples sondeos, en América Latina y naciones Europeas el problema del cambio climático es considerado ampliamente.
Sin ninguna clase de basamento estable, es importante establecer el auténtico marco que da origen a este tipo de razonamientos.
La página web, de la Universidad Internacional de Valencia, España ofrece las argumentaciones más recientes ante tales cuestiones dispares.
En su artículo, Expertos del Negacionismo del Cambio Climático,  se ofrece un marco explicativo de dichas medidas.
Los expertos consideran en base a un esbozo del perfil de los negacionistas una motivación económica para fundamentar sus investigaciones.
Consideran que el negacionismo parte como una contramedida ante la acción reguladora en el consumo de hidrocarburos en el mercado.
La materia prima dominante son los derivados del petróleo, y su regulación podría traer desventajas para las principales naciones capitalistas.
¿Quiénes son los principales Negacionistas del Cambio Climático en la actualidad?
 El entorno sobre el cual el negacionismo se encuentra cernido son ambientes fundamentalmente políticos y de gran apertura macroeconómica.
Los recientes casos de escepticismo ante el problema han sido contados, no obstante merecen ser mantenidos en alta consideración.
Una de las figuras más polémicas relacionadas con el negacionismo ha sido el político francés Nicolás Sarkozy.
Algunas de sus declaraciones han sido recogidas por los medios internacionales entre las que califica al cambio climático de “habitual”.
Sus pretensiones no estuvieron exentas de críticas y difamaciones, principalmente de las más reconocidas organizaciones ambientalistas europeas.
A sus invectivas se le une la participación del presidente español Mariano Rajoy, gracias a sus declaraciones durante el 2007.
En dicha oportunidad si bien admitió la existencia del calentamiento global cuestiono la amenaza futura de este.
Afortunadamente, una década después de le ha visto participando de forma activa en eventos ambientalistas como el Acuerdo de Paris.
En última instancia dentro del territorio español, el parlamentario Juan Carlos Girauta fue epicentro de polémica al criticar artículos relacionados. En el ambiente global, Vladimir Putin (Intereses y mentiras) también sobresale por consecuencia de sus reacias afirmaciones ante semejante tipo de cambios.
El Gobierno de Trump y su polémica relación con los peligrosos vaivenes del clima mundial
 Los negacionistas del cambio climático no creen en el cambio climático antrópico
17 de 18 años desde 2001 fueron los que registraron mayores temperaturas, calentamiento global. Fuente: NASA.-
Sin duda el actual presidente norteamericano, es el caso más representativo de escepticismo para con los estragos del calentamiento global.
Sus conocidas políticas involucran acciones altamente perjudiciales para con la preservación del ecosistema global.
La quema de carbón, la reducción de inversiones en materia energética renovable y la debilitación de políticas ambientales son incluidas.
Por ejemplo, en esta gestión del presidente Trump se deben “evitar” utilizar palabras como “cambio climático”, “calentamiento global”, “gases de efecto invernadero” y las afines.
Puedes leer el artículo sobre: “Principales efectos del cambio climático“. 
Sus datos arrojan el sorprendente cálculo de que un 70% de la población norteamericana cree firmemente en la antropogenia global.
Una realidad que firmemente condiciona el terreno para el logro fructífero de las motivaciones ambientalistas en dicho país.
Por otro lado se destaca la ausencia del activismo social en favor de intereses conservacionistas norteamericanos.
En una región donde las emisiones GEI son consideradas las más altas del mundo, este aspecto cuenta por mucho.
El futuro del medio ambiente dependerá momentáneamente del bloque de países inherentes al desarrollo máximo de la industria capital mundial.
La iglesia católica y sus intereses conservacionistas: Punto fuerte para el desarrollo medioambiental
 En numerosas ocasiones el SS papa Francisco ha dejado clara su postura sobre el peligro que representan doctrinas como el negacionismo.
Sus motivaciones, completamente éticas hacen ver la poca rigurosidad de este tipo de problemas.
Su perspectiva si bien considera a los recientes avances tecnológicos totalmente acertados, insiste en la necesidad de un marco moral.
Las instituciones, los diferentes entes deben inculcar el sentido de responsabilidad en cada uno de los ciudadanos.
Los intereses de cada uno deben ir en pro de lograr una meta común, el desarrollo final del bienestar ecológico.
Sus intervenciones más conocidas han sido por supuesto, su participación en la Cumbre de Bonn aunada  al acuerdo de Paris.
Sobre ellas el pontífice instó a sus representantes a no dejar influenciase por este tipo de actitudes “perversas”.
El respaldo científico que llevan los ambientalistas sobre su materia también ha hecho que el Vaticano apueste por ellas.
En base a esto es que la iglesia católica es una de las instituciones que mayor peso internacional posee.
El logro de sus medidas, estará condicionado por el grado de conciencia que sus seguidores poseen para con su responsabilidad.
El futuro del negacionismo: ¿Cuánto tiempo sobrevivirá esta tendencia política?
La literatura científica abunda de ejemplos que persiguen confirmar la realidad de los peligros a los que medio se enfrenta.
Ante semejante nivel de aprobación general, la negación del cambio climático representa de por si un gran y grave contraste.
Se estima que solo un 3 – 4 % de los artículos publicados hacen referencia a este tipo de descripciones Versus un 96 %.
Como se observara, este tipo de fuentes dependen de sectores científicos aislados y preponderantemente conservadores.
El desarrollo general de estas ideas se ha visto limitado por las acciones ambientalistas recientes.
El dominio que las organizaciones ambientalistas poseen para con los principales medios de comunicación también ha sido favorable a ello.
“No dejes de consultar el articulo sobre los países Top en Generación de más GEI“

El sector energético principal campo de batalla deberá ser reformado ante el disgusto de aquellos que de él se fían.
Un futuro condicionado por las condiciones actuales dificifimente tendrá cabida para las practicas negacionistas.
Es deber de cada uno de nosotros permitir que en las próximas décadas impere un sentimiento generalizado de conciencia conservacionista.
La proactividad en pro del ecosistema, será el factor que extirpara a los más importantes sectores más representativos de ellos.
Por un futuro libre de negaciones malintencionadas
 A pesar de que tecnológicamente no contemos con un baluarte para nuestras pretensiones ecologistas, dicho camino se encuentra en progreso.
Los problemas que ameritan ser trabajados en su naturaleza, escapan del control de la mayoría de los más importantes gobiernos.
La realidad global de dichos eventos nos supera por mucho a cada uno de los que integramos esta sociedad.
El verdadero contratiempo dio inicio a mediados del siglo antepasado cuando empezamos a ser conscientes de dichos problemas.
Para ese entonces, aunque en momento prematuro, la degradación climática era ya muy avanzada para ponerle un inmediato freno.
Lo que diferencia a nuestra década de todas las anteriores es el apoyo y la conciencia ecológica internacional presentada.
El auge de un mayor número de ciudadanos que desean cultivar y preservar la salud del medio ambiente.
Ante tal escenario de hoy en día, es impensable que el negacionismo del cambio climático deba formar parte.
Nuestra responsabilidad para con el ambiente comienza cuando reconocemos el impacto que nuestras acciones poseen sobre este.
La aceptación de estos hechos no es más que el sustrato moral que las soluciones aprovechan para ponerse en actividad.
Después de haber leído este análisis tan completo sobre los negacionistas del cambio climático, tu opinión es el pilar que le falta a este artículo.
Magister en Ciencias Agropecuarias; Medio Ambiente, licenciado en Ingeniería Agronómica, Especialidades en Gestión Ambiental Integral  / tomado de envio de NO AL CAMBIO

No hay comentarios: