foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

jueves, 2 de febrero de 2017

CONTAMINACIÓN DEL AIRE TAMBIÉN CAUSA DEMENCIA

El estudio reafirma el posible vínculo entre contaminación del aire por material fino y la demencia, en particular para personas con cierta predisposición genética. FOTO PEXELS
30 más grueso es un cabello que una partícula de tamaño 2,5 micrometros del aire
Puede provocar cáncer, enfermedad cardiovascular y distintas afecciones respiratorias. La contaminación del aire es uno de los males de la sociedad actual.
La Organización Mundial de la Salud reveló que 3 millones de personas mueren cada año por ese tipo de polución. Muchas, además, podrían estar enloqueciendo.
Sí, así como se lee. Es que un estudio publicado en Translational Psychiatry reveló que las pequeñas partículas contaminantes del aire, que en su mayoría provienen de fuentes móviles, pueden incrementar las chances de desarrollar demencia, incluido el alzheimer.
En el estudio de científicos e ingenieros de la Universidad del Sur de California se encontró que las mujeres adultas mayores que viven en sitios donde se superan los niveles permitidos de material particulado fino, tienen un 81 % más riesgo de un declive cognitivo y 92 % más riesgo de desarrollar demencia.
El estudio se hizo en Estados Unidos y, según los autores, es el primero que aborda esta arista de la salud bajo la contaminación aérea.
Si los hallazgos se pueden aplicar a la población en general, el aire contaminado podría responder por el 21 % de los casos de demencia.
“Las partículas microscópicas generadas por los combustibles fósiles entran al cuerpo directamente por la nariz hacia el cerebro”, explicó Caleb Finch, de la escuela de Gerontología de aquella universidad, coautor del estudio.
“Las células del cerebro atacan las partículas invasoras y reacción con inflamación, que en el curso del tiempo parece exacerbar y promover la enfermedad de Alzheimer”.
Y aunque el vínculo entre esa enfermedad y la contaminación del aire es un tema nuevo en ciencia “ahora tenemos evidencia de que esta, así como el tabaco, es peligrosa para el envejecimiento del cerebro”, agregó.
Más y más
Los efectos adversos encontrados en el estudio eran más severos en mujeres que tenían el gen APOE4, una variación genética que aumenta el riesgo de alzheimer.
“Nuestro estudio, el primero de su tipo en Estados Unidos, aporta la primera evidencia científica de un gen crítico del alzheimer reaccionando posiblemente con las partículas del aire para acelerar el envejecimiento del cerebro”, dijo Jiu-Chiuan Chen, coautor senior. “Los datos experimentales demostraron que la exposición de ratones a esas partículas dañaban las neuronas en el hipocampo, el centro de la memoria vulnerable tanto al envejecimiento como a la enfermedad de Alzheimer”.
Un hallazgo que refuerza los resultados de otras investigaciones que también vinculan el aire contaminado con formas de demencia.
El estudio incluyó el análisis combinado de datos de más de 3600 mujeres entre 65 y 79 años de edad, eliminando posibles sesgos por distintas variables y que no tenían demencia al inicio de la investigación, y de estudios de laboratorio con ratones.
Aquellos roedores con el gen de predisposición al alzheimer acumulaban hasta 60 % más de placa amiloide, esos grupos de fragmentos de proteína que alimentan la progresión del mal.
“Nuestro estudio tiene implicaciones globales, puesto que la contaminación no conoce fronteras”, expresó Finch.
Datos de otros investigadores sugieren que en las ciudades donde se ha reducido la contaminación del aire, también han bajado los casos de demencia. ¿Coincidencia?.
PROTAGONISTAS ya hay evidencia sobre el tema
J. C. Chen et al
Universidad Sur de California

“Suministramos evidencias claras de que las amenazas de contaminantes particulados del aire para la salud cerebral extienden el riesgo de demencia y la primera evidencia, creemos, de que la exposición a las partículas del aire puede intensificar la acumulación de amiloides y la neurodegeneración (...). La asociación entre exposición al pm 2,5 y mayor riesgo de demencia sugiere que la carga global de
enfermedad por pm 2,5 ha sido subestimada”.  POR  Ramiro Velásquez Gómez – TOMADO DE EL COLOMBIANO 

No hay comentarios: