foto

foto
fotografía de La Paz Bolivia , 2017; autor luis pedro mujica

sábado, 4 de febrero de 2017

EL DIAGNÓSTICO TEMPRANO DEL CÁNCER SALVA VIDAS Y ES POSIBLE

 El diagnóstico temprano del cáncer salva vidas y es posible
De acuerdo con la OMS, cada año mueren de cáncer 8,8 millones de personas, en su mayoría en los
países de ingresos bajos y medianos
Autor: Lisandra Fariñas Acosta | Todos los países pueden adoptar medidas para mejorar el diagnóstico precoz del cáncer, subraya una nueva guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), presentada con ocasión del Día Mundial contra el Cáncer, este 4 de febrero, y las cuales tienen la finalidad de mejorar las posibilidades de supervivencia de las personas que padecen cáncer, velando porque los servicios de salud diagnostiquen y traten más temprano la enfermedad.
«Nosotros podemos. Yo puedo», es el lema de la campaña bajo el cual este año se hace un nuevo llamado al esfuerzo conjunto de gobiernos, organizaciones no gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil, para promover acciones e inversiones en áreas como el control del tabaco, la promoción de estilos de vida saludables, el tamizaje y detección temprana del cáncer, y la mejora de los servicios para el tratamiento de esta dolencia, así como de los cuidados paliativos cuando la cura no es posible.
De acuerdo con la OMS, cada año mueren de cáncer 8,8 millones de personas, en su mayoría en los países de ingresos bajos y medianos. En las Américas, se estima que el cáncer causa 1,3 millones de fallecimientos anuales, lo que supone la segunda causa de muerte en la mayoría de los países de la región.
«Actualmente, los cánceres causan casi una sexta parte de la mortalidad mundial. Cada año se diagnostica algún cáncer a más de 14 millones de personas, cifra que, según se prevé, ascenderá a 21 millones para el 2030. En la Región de las Américas, casi 3 millones de personas desarrollan cáncer cada año, cifra que se elevaría hasta 4,5 millones para el 2030», alerta la OMS.
Un comunicado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) subraya entre las problemáticas fundamentales que muchos casos se diagnostican demasiado tarde. «Incluso en los países que disponen de sistemas y servicios de salud óptimos, muchos cánceres se diagnostican en una fase avanzada, cuando es más difícil que el tratamiento dé buen resultado».
Además, sostiene la OPS que «la detección temprana del cáncer también reduce en gran medida su impacto financiero: no solo es muy inferior el costo del tratamiento en las primeras fases sino que quienes lo padecen pueden seguir trabajando y dando apoyo a sus familias si reciben un tratamiento eficaz a tiempo. En el año 2010, el costo anual total del cáncer en concepto de gasto de atención de salud y pérdida de productividad se estimó en 1,16 billones de dólares».
«El cáncer se puede prevenir y controlar mediante la aplicación de estrategias basadas en la evidencia para la prevención, tamizaje y detección temprana, tratamiento y cuidados paliativos», advierte la OPS, que menciona entre los factores de riesgo modificables más comunes el consumo de tabaco, la baja ingesta de frutas y hortalizas, el uso nocivo del alcohol, la falta de actividad física, así como las infecciones crónicas del virus del papiloma humano (VPH) para el cáncer de cuello de útero, hepatitis B y C para el cáncer de hígado y Helicobacter pylori para el cáncer de estómago.
 Se estima, sostiene esta organización, que entre un 30 y 40 % de los cánceres se podrían prevenir reduciendo estos factores de riesgo.
Estadísticas de la OPS evidencian que la mayoría de las muertes por cáncer de los hombres en América Latina y el Caribe se producen como consecuencia del cáncer de próstata, seguido por el cáncer de pulmón, de estómago y colorrectal. Entre las mujeres, la mortalidad más alta se debe al cáncer de mama, y luego al cáncer de estómago, pulmón, cuello de útero y colorrectal. En contraste, en Canadá y en Estados Unidos el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en ambos sexos.
En Cuba el cáncer ocupa la segunda causa de muerte, según el Anuario Estadístico de Salud del año 2015, y en diez de los 16 territorios del país constituyó la primera causa de mortalidad. En hombres y mujeres, la tasa de mortalidad más elevada, corresponde al tumor maligno de tráquea, bronquios y pulmón.

Controlar el cáncer ante la creciente prevalencia de esta enfermedad es un desafío innegable de la agenda de salud mundial «Es un derecho y un deber para cada uno de nosotros, individuos, organizaciones y gobiernos, hacer todo lo que esté en nuestras manos para disminuir el impacto de esta epidemia», refiere la OMS. TOMADO DE LA GRANMA de cuba 

No hay comentarios: