FOTO

FOTO
la fotografía es del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

sábado, 27 de enero de 2018

QUE LAS MOTOS PAGUEN

Que les cobren a las motos también
Son más de 800.000 las motos matriculadas en el Valle de Aburrá y serán 2,5 millones a 2021. Superan a los automóviles y no veo por qué no cobrarles lo que se debe.
Son un grave problema de movilidad. No por la cantidad, pues tienen todo el derecho, sino por la forma como conducen muchísimos motociclistas y eso es inocultable. Basta ver un ratico en las autopistas sur y norte o en la Regional cómo andan, aparte de que en los barrios el casco y el chaleco nocturno son unos desconocidos.
Como desde el comienzo ningún alcalde ni secretario de movilidad hizo lo debido en educación, estamos pagando las consecuencias y no se explica por qué el trato preferencial: exentas de pico y placa las de cuatro tiempos y ninguna paga peaje cuando usan las vías como todos, así el desgaste que causen sea menor.
El Inventario de Emisiones Atmosféricas del Valle de Aburrá (2015) con datos de 2013, mostró que las motos de cuatro tiempos eran las terceras aportantes a emisiones del material particulado de 2,5 micras, más que los buses.
En 2016, 162 de los 270 muertos por accidentes solo en Medellín, fueron motociclistas. Sería irreal atribuir toda la responsabilidad, cuando estuvieron presentes en los hechos, a conductores de otros tipos de vehículos, que tampoco es que lo hagan muy bien como han demostrado estudios: Medellín es, en materia de conducción, puesto 225 entre 235 ciudades de 38 países, de acuerdo con Waze.
Ahora protestan por el valor del Soat, como si este no estuviera atado a la accidentalidad, una variante básica del sistema asegurador.
No es de ponerse a discutir quiénes conducen peor y cuáles son los culpables en los accidentes y la elevada mortalidad vial, aunque negar que los motociclistas tengan parte de la culpa sería absurdo.
Lo claro es que están ocupando espacio, usan calles y carreteras, contaminan más que los buses, autos y taxis y son un dolor de cabeza para las autoridades de tránsito.
Entonces, se les debe tratar como a los demás vehículos automotores, sin unas preferencias que solo se entienden porque el sector ejerce mucha presión (de distinto tipo) sobre las autoridades o por amiguismo. Y es hora de acabar con eso, así proteste el gremio, que ya en pasadas crisis ambientales del Aburrá advirtió que ‘cuidado nos tocan’. En este caso, es mejor todos en la cama.

POR  RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ . TOMADO DE EL COLOMBIANO 

No hay comentarios: