foto

foto
fotografía de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

miércoles, 23 de noviembre de 2016

COCINEROS AYUDAN EN PERU

 La unión que hace la fuerza, por Gastón Acurio
Con la mira puesta en el bicentenario, los cocineros se reúnen con el gobierno para contribuir con el desarrollo del Perú Gastón Acurio, cocinero
Soy limeño y como la mayoría de capitalinos soy hijo de esta Lima construida gracias a esa historia de amor que habita en cada familia. Amores que parecían imposibles, entre andinos y costeños, amazónicos y altiplánicos, chinos y japoneses, italianos y árabes, españoles y africanos, que aferrados a ese sueño por salir adelante fueron capaces de vencer miedos y murallas propios de su tiempo.
 Tiempos en los que hoy, a diferencia de antes en que nos costaba aceptar nuestra diversidad, han dado paso a ese sentimiento limeño que celebra con orgullo esa multiculturalidad que hoy nos arraiga, nos acerca y nos distingue ante el mundo.
 Soy peruano y, como la mayoría de peruanos, por mis venas corre la sangre milenaria del Perú. La de Caral, la primera civilización del continente; la del majestuoso imperio de los incas; la del encuentro entre Europa y América; la de la república en búsqueda permanente por encontrarnos como nación. Larga búsqueda de siete mil años de historia, que parece encontrar al fin el paso definitivo que va dejando atrás aquel sentimiento que hasta hace poco negaba nuestro pasado, para convertirnos en una nación que celebra sus raíces con orgullo como condición indispensable para enfrentar con fe y esperanza el futuro.
 Un futuro que nos convoca a todos los peruanos en esta hora histórica que encuentra en el 2021, celebración de nuestro bicentenario, una oportunidad única para convertir esa fecha en un objetivo común y en una fuerza que nos una para terminar la tarea inconclusa por nuestros abuelos: la de hacer de este Perú lleno de riquezas y talentos un Perú admirado en el mundo, en el que finalmente todos los peruanos, sin distinción, podamos hacer realidad nuestros sueños y vivir en paz.
 Una oportunidad que hoy se muestra posible gracias a este mundo conectado que valora la diversidad del Perú como nunca antes, que comparte sin límites el conocimiento de la revolución tecnológica que se avecina, y sobre todo gracias a esa fuerza que hoy habita en cada peruano que cree en sí mismo, quiere enfrentar su futuro con esfuerzo y talento, y quiere quedarse en esta tierra que lo llena de orgullo a seguir escribiendo aquella historia de amores y victorias imposibles que dio vida a lo que somos: la nación de todas las sangres.
 No será tarea fácil. Será una batalla diaria de tareas individuales comprometidas junto a tareas colectivas, que solo serán posibles en la medida en que exista un encuentro definitivo entre el sector público y privado, acostumbrados a caminar casi siempre en orillas, ritmos y objetivos distintos, olvidando que al final todos somos y buscamos lo mismo: la grandeza del Perú.
 Con ese sentimiento, en los próximos días quienes formamos parte de la cocina peruana nos reuniremos, gracias a la iniciativa de la Pontificia Universidad Católica del Perú, junto al sector público, en un encuentro al que hemos querido denominar La Yunta, apelando a ese espíritu fraterno, cercano y amigo que debe primar entre los peruanos. El objetivo del encuentro es explorar cuáles son aquellos caminos que podemos recorrer juntos para enfrentar las tareas en que la cocina y la alimentación pueden contribuir al desarrollo del Perú. En la lucha contra la pobreza, el desarrollo de la agricultura, la sostenibilidad marina, el medio ambiente, la educación, la cultura, la innovación, la salud pública, el turismo y en todo aquello que tenga relación con la cocina, sentarnos a diseñar juntos caminos en los que podamos contribuir al objetivo colectivo de un Perú para todos en el 2021.
 Un encuentro al que llegaremos con la misma ilusión de aquellos días en que abrazamos el sueño de enamorar al mundo con nuestra cocina, pero sobre todo con la misma certeza de que hoy como ayer será la unión de todos en torno a un objetivo común la que una vez más nos ilumine en este nuevo camino lleno de batallas por librar.
 El 2021 está a la vuelta de la esquina, no hay tiempo que perder. Unidos podremos lograrlo todo, hasta lo imposible.

TOMADO DE ENVIO DE JORGE MAYA EN RED FOROBA 

No hay comentarios: