foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

miércoles, 23 de noviembre de 2016

MUNICIPIOS SIN FONDOS PARA ENFRENTAR LA DURA SEQUÍA EN BOLIVIA

Los restos del ganado muerto en Pasorapa, afectado por la sequía desde 2015. | José Rocha Laura Manzaneda
Tras la promulgación del Decreto Supremo 2987 que dispone que los municipios destinen recursos a la atención de la emergencia por sequía, Pasorapa, la región más afectada por el fenómeno, afirmó que no tiene recursos, al igual que la mayoría de las alcaldías del eje metropolitano y el cono sur.  
El alcalde Quillacollo, Eduardo Mérida dijo que la norma no asigna recursos a los municipios, por lo que deberán buscar de dónde sacarlos.
La alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia, informó que tiene proyectos para la perforación de pozos y construcción de presas que demandan 26 millones de bolivianos y requieren el apoyo del Gobierno central.
Dijo que el 80 por ciento de la población sufre por la sequía. “Vamos a tener que pedir a Dios por lluvias, porque el Presidente tampoco nos va a poder abastecer a todos”, declaró.
El alcalde de Sacaba, Humberto Sánchez, afirmó que el decreto supremo es oportuno y permitirá realizar proyectos para cosechar lluvia y mejorar la capacidad de sus lagunas.
El alcalde de Omereque, Héctor Arce, dijo que para atender la emergencia dejarán de ejecutar proyectos. Sólo en ese municipio hay 400 familias que dependen del agua de las cisternas.
La Asociación de Municipios de Cochabamba (Amdeco) evaluará el viernes de la aplicación del decreto y las consecuencias de la sequía. En Cochabamba, 38 de los 47 municipios han declarado emergencia.
Pasorapa, el municipio más afectado por la sequía en Cochabamba, sabe lo que es vivir sin agua desde hace dos años. En este tiempo han muerto 1.200 reses y 16.000 están en riesgo.
Los niños se enferman con más frecuencia y las diarreas han subido en un 80 por ciento, relató el alcalde Jaime Mendieta, quien peregrina desde 2015 por ayuda para el municipio y apenas consiguió unos tanques y una cisterna en mal estado.
Los niños han dejado de ir a la escuela, la deserción es del 15 por ciento. “Tenemos deserción escolar, pero la próxima gestión vamos a tener que cerrar dos de las 20 escuelas, porque cuando la sequía es crítica, las familias migran y se llevan a sus hijos”, enfatizó el Alcalde.
Las vertientes se han secado, la gente toma agua de los atajados del ganado, cerdos y gallinas. “La población prioriza el agua para consumo de sus animales. Me dicen: Nosotros vamos a estar como sea; pero lleva agua a los animales”, dijo.
 OBSERVAN  FALLAS EN LA GESTIÓN
La falta de agua que azota a 37 de 47 municipios de Cochabamba se debe en gran medida a la falta de gestión de las autoridades, a años de descuido de las zonas de recarga hídrica, la deforestación y el crecimiento horizontal de las ciudades, afirmó la autora de “El agua nuestra de cada día” y coordinadora del Centro de Planificación y Gestión (Ceplag) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Carmen Ledo.
Lamentó que: “A pesar de que tantos organismos internacionales hablan de la importancia de la gestión integrada de recursos hídricos, no se ha hecho gestión en nuestro país. Tantas recomendaciones sobre el manejo de cuencas que no se han realizado”.
Recomendó actuar inmediatamente para proteger las zonas de recarga hídrica como el Tunari y dejar sin efecto la ampliación de la huella urbana y lanzar campañas de reforestación. “Viendo la dramática situación en la que nos encontramos, creo que las autoridades deben realizar un blindaje jurídico a los acuíferos”, dijo.
Clases normales
Por otro lado, el responsable de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Lorenzo Cruz, informó que las clases concluirán el 30 de noviembre y no se adelantarán, porque ningún director distrital solicitó que se modifique el calendario por la sequía. Tomado d e los tiempos de Bolivia


No hay comentarios: