foto

foto
fotografía del sur de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 27 de noviembre de 2016

GESTIÓN INTEGRAL DE CUENCAS EN BOLIVIA

Aceleran gestión integral de cuencas en el país
Un área de la laguna Alalay donde ya no existe agua, en octubre pasado. | Carlos López
Wilson Aguilar
El Ministerio de Medio Ambiente y Agua acelera el trabajo referido a la gestión integral de cuencas para enfrentar los efectos climatológicos y evitar problemas con los reservorios de agua que existen en el país. Esto después de que los lagos Poopó y Uru Uru, en Oruro, y la laguna Alalay en Cochabamba se evaporaran o están en ese proceso.
La ministra del área, Alexandra Moreira, señaló que esta situación se debe a los efectos del cambio climático que tiene consecuencias en la disminución del volumen de agua, del espejo de agua en muchos lagos de Bolivia, y que tiene también impacto a nivel internacional.
“En el marco de la gestión integral de cuencas, el manejo integral de cuencas se está trabajando a nivel nacional pero definitivamente hay que imprimir mayor velocidad, mayor trabajo en lo que se tiene que efectuar”, señaló la autoridad sin detallar las tareas a realizar.
En febrero de este año se confirmó que el lago Poopó, que tenía más de 2.337 kilómetros cuadrados y era el segundo más grande de Bolivia en extensión, se había quedado sin agua. Ahora, el lago Uru Uru, de 135 kilómetros cuadrados, que se apreciaba a la salida de la ciudad por la vía a Pisiga, es el que ha desaparecido. Dos extensiones de agua importantes del departamento de Oruro.
A éstas se suma la laguna Alalay de Cochabamba, que en marzo de esta gestión comenzó a evaporarse y los peces a morir por distintos factores, entre ellos la contaminación.
Según expertos hidrólogos, con la sequía extrema que afronta Bolivia no se descarta que más lagunas sufran los mismos efectos que el algo Poopó, Uru Uru y Alalay.
Al respecto, la ministra Moreira explicó que el problema que se presentó en los lagos se fue reportando a través de los diferentes medios durante todo el año y que es algo que se presenta debido a diferentes situaciones, como ser la sequía, desviaciones de agua que han confabulado contra estos lagos.
“Es un problema que se viene por diferentes situaciones desde el cambio climático, la contaminación minera, la desviación de aguas, el aumento de temperatura que no nos ayuda tampoco en ese lugar, pero, sin embargo, se ha trabajado también en la gestión de financiamiento”, dijo.

Señaló que desde el Gobierno se hace gestiones para conseguir un financiamiento para atender el lago Uru Uru “para que se pueda trabajar en una solución integral, es complicado, ustedes conocen que la frecuencia de esta disminución del volumen de agua, del espejo de agua que se tiene de Uru Uru no es este año que se ha sufrido o desde el año pasado, se han tenido momentos, tres eventos que efectivamente lo mismo ha pasado con la reducción de este volumen de agua”, manifestó. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA 

No hay comentarios: