foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

jueves, 24 de noviembre de 2016

SEQUÍA DE 3 AÑOS EN REGIÓN DE BOLIVIA sin ayuda del Gobierno

 Pasorapa soporta 3 años de sequía y recibe poca ayuda
Un animal muerto por la falta de agua en el municipio de Pasorapa, en el cono sur cochabambino, ayer. | José Rocha
Un grupo de pobladores halla un res muerta en la zona de pastoreo de Pasorapa, ayer. | José Rocha
Una vaca herida por golpearse en las rocas mientras buscaba agua agoniza cerca de un charco en Pasorapa. | José Rocha
Laura Manzaneda
En Pasorapa, la población soporta tres años seguidos de sequía. Es el municipio más afectado por la falta de agua de los 38 que se han declarado en emergencia en Cochabamba, desde que comenzó el fenómeno en abril pasado. 
Ante la crisis, la gente toma agua de los atajados y ha comenzado a sentir la hambruna,  el ganado muere y agoniza en busca de charcos en las estancias. La Gobernación no ha perforado en el lugar ni uno de los 25 pozos previstos en el plan de emergencia. La Alcaldía habilitó una fuente, pero con ayuda de la cooperación belga. 
Los pasorapeños aseguran que es la peor sequía en los últimos 50 años. “Los tres últimos años fueron muy secos, pero éste es el peor. Tengo 52 años y nunca sabía secarse el río Toyota, es la primera vez”, afirmó un ganadero, Erwin Ortega.
El afectado tiene 70 cabezas de ganado, ha perdido ocho reses y cuatro agonizan. Muchas vacas mueren por debilidad buscando agua en los atajados, se atascan en el lodo y no tienen fuerzas para salir.
En los tres años, han muerto 1.200 reses por falta de alimento y agua. Las pérdidas se estiman en 2 millones de bolivianos, informó el presidente del Concejo Municipal, Alejandro Ríos.
Con el afán de evitar que más reses mueran, los ganaderos trasladan agua en tanques en sus vehículos desde los ríos y reemplazan el forraje con cactus que dan de comer a las vacas tras quemar las espinas.
La situación es crítica para la población debido a que las vertientes se han secado y las personas consumen agua de las lagunas y el río Mizque.
Las familias acopian el agua turbia en turriles y le agregan una hierba machacada que ayuda a que la tierra se asiente en el fondo, afirmó el director de Desarrollo Productivo de la Alcaldía, Luis Pedrazas.
El funcionario asocia el consumo de agua turbia al aumento de las diarreas que se han incrementado en más del 100 por ciento. El centro de salud atendió en octubre 16 pacientes con infecciones gastrointestinales y en lo que va de noviembre 37.

Pedrazas dijo que la ayuda de la Gobernación se limitó a algunos tanques y forraje. “Queremos proyectos de impacto, porque estas pequeñas entregas sólo nos hacen pelear”, pidió. Algunos en el pueblo creen que la ayuda no llega porque no son un municipio del MAS, sino de una agrupación, Pueblo Unido. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA 

No hay comentarios: