foto

foto
fotografía de La Paz Bolivia , 2017; autor luis pedro mujica

jueves, 8 de junio de 2017

PROTECCIÓN DE LOS OCÉANOS , PIEZA CLAVE EN LA LUCHA POR CAMBIO CLIMÁTICO

 Protección de los mares, pieza clave contra el cambio climático
Día Mundial de los Océanos. | Archivo
La pesca excesiva, la contaminación marina, la destrucción del hábitat, las especies invasoras, el cambio climático y la acidificación son algunas de las amenazas visibles que están perjudicando gravemente la salud de los océanos y poniendo en riesgo la existencia del ser humano.
Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los océanos absorben aproximadamente el 30 por ciento del dióxido de carbono producido por el ser humano, por lo que tienen un papel fundamental en la reducción del impacto del calentamiento global.
Los océanos cubren alrededor del 71 por ciento de la superficie de la Tierra y contribuyen al mundo de forma extraordinariamente diversa. Además, son el hogar de muchas especies animales y vegetales donde sólo una fracción de éstos han sido descubiertos hasta ahora, y gran parte de la vida en los océanos sigue siendo un misterio.
“Nuestros océanos, nuestro futuro” es el lema de 2017 para conmemorar hoy el Día Mundial de los Océanos, que en esta oportunidad coincide con la celebración de la Conferencia de los Océanos, que se realiza en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York (EEUU).
Importancia
Los océanos contienen 97 por ciento del agua de la Tierra y representan el 99 por ciento del espacio vital del planeta por volumen.
Los beneficios son múltiples para los seres humanos. Son el verdadero pilar de la vida. Generan la mayor parte del oxígeno que respiramos, absorben una gran cantidad de las emisiones de carbono, definen la química del planeta, ofrecen comida y nutrientes, regulan el clima, y son económicamente importantes para los países que confían en el turismo, la pesca y otros recursos marinos para sus ingresos. Además, son la espina dorsal del comercio.
Desafortunadamente, la presión humana sin control (como la sobreexplotación, contaminación y otras amenazas) están causando un grave daño a los océanos y los mares.
La paz y la seguridad son también críticas para el pleno disfrute de los beneficios que pueden derivarse de los océanos y el desarrollo sostenible.
Más de 3.000 millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para sus medios de vida
Los productos del mar son la principal fuente de proteínas del mundo, ya que más de 2.600 millones de personas dependen de los océanos como fuente primaria de proteína.
La gestión prudente de este recurso mundial esencial es una característica clave del futuro sostenible.
Amenazas
Los océanos están en declive por las acciones humanas sin control como la sobreexplotación pesquera, la pesca ilegal, prácticas insostenibles de acuicultura, la contaminación marina, la destrucción del hábitat, las especies invasoras, el cambio climático y la acidificación.
Actualmente, el 30 por ciento de las pesquerías están sobreexplotadas y el 20 por ciento están totalmente explotadas.
Los subsidios para la pesca contribuyen a la rápida desaparición de muchas especies de peces y minan los esfuerzos por salvar la pesca mundial, y por este motivo la industria deja de ingresar unos 50 mil millones anuales, según la ONU.
Las zonas costeras se han degradado un 20 por ciento y se ha perdido el 20 por ciento del coral.
Se considera que hasta un 40 por ciento de los océanos del mundo se ven sumamente afectados por las actividades humanas.
Plástico, basura y más plástico
El porcentaje de trozos de plástico que flota en la superficie de océanos y mares se ha incrementado más de 100 veces en los últimos 40 años, según la Asociación Ambiente Europeo (AAE),
Datos de la ONU indican que, cada año, más de 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria y los medios de vida de gran parte de la población mundial.
Al ritmo que se desechan productos como botellas, bolsas y vasos de plástico de un solo uso, para 2050, los océanos contendrán más plásticos que peces y aproximadamente el 99 por ciento de las aves marinas habrá ingerido plástico, según las proyecciones.
Los océanos contienen cerca de 200.000 especies identificadas, pero las cifras reales pueden ser del orden de millones.
Se estima que los plásticos de los océanos matan a un millón de aves y 100.000 mamíferos anualmente como ballenas, delfines, focas y tortugas marinas.
Una gran parte de la basura marina se disuelve en micropartículas, que se depositan en el fondo del mar o sobre el hielo de los mares en el Ártico y en la Antártida.
DATOS Y CIFRAS
71% de la superficie del globo la cubren los océanos. Sólo el 1% de la superficie oceánica está protegida.
97% de toda el agua de la Tierra está en los océanos. El resto es agua dulce que se encuentra en ríos, lagos y hielo.
30% del dióxido de carbono producido por los seres humanos absorben los océanos, reduciendo el impacto del calentamiento global.
• En el planeta existen cinco océanos: el Pacífico, el Índico y el Atlántico con mayores superficies y dos menores: el Antártico y el Ártico.
• Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90% del espacio habitable del planeta. Menos de 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el Hombre.
• Un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis.
• El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima.
• El conjunto de los ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono, como los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales.
 MICROPARTÍCULAS
Sin dejar de lado la contaminación marina, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reveló que las micropartículas de plástico que se desprenden de productos industriales como ropa sintética y neumáticos representan hasta el 30% de las “sopas” de basura que contaminan los océanos del planeta.
Un nuevo estudio de la entidad afirma que en muchos países desarrollados las micropartículas de plástico son fuentes de contaminación marina incluso mayores que los propios desechos plásticos en sí. Se calcula que de los 9,5 millones de toneladas de plástico que se arrojan cada año a los océanos, entre el 15 y el 31% son microplásticos, de los que dos terceras partes provienen del lavado de textiles sintéticos y del proceso de abrasión de los neumáticos durante su utilización.

La existencia de grandes reservas marinas —zonas protegidas de la pesca intensiva y otros tipos de explotación de los recursos naturales— puede ayudar a mitigar los efectos del cambio climático en el conjunto del planeta. Ésta es la principal conclusión del estudio publicado Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Tomado de los tiempos de Bolivia 

No hay comentarios: