FOTO

FOTO
la fotografía es del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

martes, 26 de junio de 2018

RESURGIMIENTO DEL NEO FASCISMO EN EEUU Y EUROPA se traslada a America latina ?


ESPECIAL: EL NEOFASCISMO GLOBAL Y EN CHILE
 La ONU alerta del auge del fascismo en Europa y EEUU
 Naciones Unidas, lunes 25 de junio de 2018, por Carles Planas Bou, El Periódico..- La victoria del Brexit y de Donald Trump han catapultado y normalizado un discurso ultranacionalista, conservador, identitario y racista de corte autoritario. Al echar la vista atrás, los libros de historia recordarán el 2016 como el año en que Europa echó el pestillo a los refugiados o en que Siria siguió ahogada en la guerra pero sobre todo porque el populismo xenófobo alcanzó el poder y rompió el tablero político de las democracias occidentales. “La retórica antiextranjera llena de veneno y odio desenfrenados está proliferando hasta un grado espantoso y es cada vez más incontestable en partes de Europa y EEUU. La retórica del fascismo ya no se limita a un submundo secreto, se está convirtiendo en parte del discurso cotidiano normal”, ha denunciado el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Husein, utilizando por primera vez el término fascismo para describir un fenómeno al que hasta ahora se tildaba de populismo. VER: https://www.elperiodico.com/es/internacional/20161209/la-onu-alerta-del-auge-del-fascismo-5680406
 Señor Trump, ¿así que los inmigrantes ‘infestamos’ a EEUU?
 Washington, EEUU, lunes 25 de junio de 2018, por Andrés Oppenheimer, El Nuevo Herald.- Después de los últimos tuits del presidente Trump, ya no quedan dudas: sus crecientes diatribas contra los inmigrantes indocumentados no tienen mucho que ver con inmigración, sino con explotar las ansiedades raciales de gente preocupada por el hecho de que Estados Unidos está dejando de ser un país de mayoría blanca.. En medio del escándalo por la política de Trump de separar a los niños inmigrantes de sus padres en la frontera, el presidente tuiteó el martes que los inmigrantes “infestan” este país, como si fueran animales portadores de enfermedades infecciosas. Los historiadores y lingüistas se apresuraron a recordarnos que, a lo largo de la historia, la deshumanización de las personas fue el primer paso hacia algunas de las peores atrocidades de la humanidad. VER:https://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article213546229.html
 Sí, Donald Trump es un fascista. No tiene vergüenza. Sus técnicas propagandísticas son vomitivas
 Ciudad de México, México, lunes 25 de junio de 2018, por Leo Zuckermann, Excelsior.- La tasa de encarcelamiento de aquellos que nacieron fuera de ese país es de 0.86%, es decir, tan sólo un cuarto de la primera (los indocumentados es un subconjunto de la población de no nacidos en EU). Sí, Donald Trump es un fascista. No tiene vergüenza. Sus técnicas propagandísticas son vomitivas. El martes, en su primer Informe de Gobierno, volvió a acusar a los inmigrantes indocumentados de criminales. Usó, una vez más, la falacia de la generalización. “Por décadas, las fronteras abiertas permitieron que se llenaran de drogas y pandillas nuestras comunidades más vulnerables […] trágicamente, han causado la pérdida de muchas vidas inocentes”. Acto seguido presentó a dos parejas de raza negra que se encontraban en la audiencia: Evelyn Rodríguez, Freddy Cuevas, Elizabeth Alvarado y Robert Mickens, padres de Kayla. VER: http://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2018/02/01/1217426
 Trump, fascismo contra neoliberalismo
 Santiago, Chile, lunes 25 de junio de 2018, por Carlos Figueroa Ibarra, FLACSO.- Es probable que muy pocos candidatos presidenciales en los Estados Unidos de América hayan sido tan inmunes como Donald J. Trump a los efectos de algún traspiés en lo políticamente correcto. Su racismo, homofobia y misoginia no lo hundieron en toda la campaña presidencial. Lo que hace un año parecía un chiste, hoy se ha convertido en una sombría realidad: el vociferante y desquiciado magnate se ha convertido en el 45 presidente estadounidense. No lo afectó sustancialmente el haber perdido los dos debates presidenciales con su oponente Hillary Clinton, ni el que se hayan develado su evasión de impuestos o sus procaces comentarios sexuales acerca de mujeres. En apariencia, los debates revelaban que los grandes temas políticos, económicos y sociales, ocupaban un lugar secundario para el pueblo estadounidense. Al parecer no fue así. Trump ganó la presidencia (no el voto popular) porque capitalizó la ira del trabajador blanco que se ha quedado sin empleo con la desindustrialización de los cuatro estados del norte del medio este y otros lugares más. La crisis de 2008 con las pérdidas de empleos, viviendas, ahorros ha enfurecido a una porción importante de la ciudadanía que se ha dejado seducir con la retórica fascista del ahora presidente republicano. Trump ganó la presidencia (que no el voto popular), porque se montó en el descontento acumulado por el neoliberalismo. VER: http://www.flacso.edu.gt/dialogo/?tag=trump&print=pdf-search
 Trump: Un inmigrante convertido en fascista
 Washington, EEUU, lunes 25 de junio de 2018, por Chris Frates, Curt Devine y Ben Krolowitz, CNN.- La familia de inmigrantes de Donald Trump. Melania Trump nació en Eslovenia y no se hizo ciudadana estadounidense hasta un año después de su boda con el magnate. La madre de Trump y su abuelo paterno, así como su primera esposa y su actual esposa, son inmigrantes. La primera esposa del magnate de bienes raíces, Ivana, nació en Checoslovaquia. Su actual esposa, Melania, es originaria de Eslovenia. Es un poco más que irónico que un tipo tan duro con la inmigración como Donald Trump haya estado rodeado de inmigrantes toda su vida. Su madre, Mary MacLeod, nació en Escocia y a los 18 años partió hacia Estados Unidos, donde se casó con Fred Trump, hijo de inmigrantes alemanes. "Mi madre nació en Escocia, en las islas Hébridas, en Stornoway (archipiélago escocés), lo que en verdad significa Escocia. Y fue una gran mujer. Tenía un gran respeto por la reina y todo lo que representaba", dijo Trump en un documental de 2010". "Mi abuelo Frederick Trump vino a Estados Unidos en 1885. Se unió a la fiebre del oro y en vez de oro decidió abrir algunos hoteles en Alaska. Lo hizo fantásticamente bien. Amaba este país, al igual que mi padre y ahora yo", dijo Trump en un mensaje grabado para el desfile de orgullo germanoestadounidense hace algunos años. Pero en su campaña, Trump suena más como un nativista que como el hijo y nieto de inmigrantes. VER: https://cnnespanol.cnn.com/2015/08/25/la-familia-de-inmigrantes-de-donald-trump/  // TOMADO DE ENVIO DE BOLETIN GAL DE CHILE

No hay comentarios: