foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

sábado, 12 de noviembre de 2016

VOLVER VERDES LOS DESIERTOS ES EL NUEVO DESAFÍO CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

 Cambio climático: volver verdes los desiertos
El ecólogo Allan Sawory afirma que la solución eficaz al calentamiento del planeta es aumentar el poderde la fotosíntesis para secuestrar el carbono de la atmósfera; recupera pastizales con un manejo ganadero Félix Sammartino
Allan Sawory estuvo en Buenos Aires como conferencista en la jornada organizada por Ovis 21, la filial local de la red internacional del instituto Sawory que opera en cinco continentes, y confirmó que sigue siendo un cruzado. A pesar de los años y de una labor intensa tiene la energía propia de quienes persiguen una causa. Sawory dedicó su vida a reparar un gran equívoco: "yo nací en África en ambientes de polvo, odiando a los animales por el daño que causaban. Creíamos que eran los responsables de generar los desiertos por el sobrepastoreo. Después, como ecólogo, esa creencia se consolidó. Pero estábamos profundamente equivocados, tuve que hacer una reeducación".
Allan Sawory. Foto: LA NACION
Ahora su bandera, su cruzada, es reivindicar al vilipendiado ganado como única herramienta para detener el proceso de desertificación y volver verdes los desiertos. Y de esta forma encontrar una solución al calentamiento global del planeta, la pobreza, la emigración y la violencia. Sawory y su fundación trabajan para recuperar los pastizales por medio de la ganadería regenerativa. "Observé que donde desaparecía el ganado aparecía el desierto. Sólo el ganado nos puede salvar", afirma. Y agrega: "hay una sola opción manejar bien el ganado".En la entrevista se mostró tan polémico como lo fue a lo largo de toda su trayectoria al enfrentar a académicos, ambientalistas y grupos de veganos, y no pudo disimular el fastidio que le provoca la falta de un pensamiento crítico.
P-¿Cuál es su mayor crítica a la estrategia adoptada en los foros mundiales para evitar el calentamiento global?
R-Está claro que estamos perdiendo la batalla. Todos los esfuerzos están concentrados en detener el consumo de combustibles fósiles y dejar de emitir los gases de gases de efecto invernadero. Pero eso es sólo un tercio del problema. Hay una gran confusión. El ex presidente norteamericano Al Gore, por ejemplo, se encuentra muy esperanzado en encontrar la solución con el uso de las energías renovables, como la energía solar para abastecernos de la electricidad. Pero si en algún momento se llegará a cortar el uso de energías fósiles el problema seguiría existiendo porque seguiríamos teniendo un altísimo nivel de dióxido de carbono en la atmósfera, que ya superó las 400 partes por millón durante todo un año. No estamos enfocando el problema con la complejidad que tiene, vemos sólo las partes pero no el conjunto. Por eso soy critico de la estrategia.
P-¿Cuál sería la solución?
R-La única posibilidad de captura que tenemos para sustraer el dióxido de carbono de la atmósfera es por medio del proceso fotosintético. Y esto sólo lo pueden hacer los pastizales, suelos agrícolas y bosques. Pero a nivel mundial los suelos se están destruyendo, estamos desertificando, por la forma que se está haciendo la agricultura y el no uso de la ganadería regenerativa en los pastizales. Son toneladas de alimentos que se dejan de producir y además este proceso contribuye al calentamiento, a no capturar el carbono de la atmósfera. El desierto causa más cambio climático que los combustibles fósiles y está causando pobreza, violencia y desintegración social.
P-Usted también es crítico de los que piensan que la solución al problema del calentamiento está en la tecnología.
R-Así es, la equivocación es que queremos solucionar problemas biológicos con tecnología. Hay una complejidad en este desafío que enfrenta la humanidad con el cambio climático que no se termina de entender. La fotosíntesis es un proceso biológico que no puede ser reemplazado por la tecnología.
P-¿Tuvo posibilidad de hablar con líderes mundiales sobre su propuesta de encarar las soluciones en términos biológicos?
R-Ningún líder puede realizar los cambios. Los líderes sólo pueden liderar en tiempos de guerra, no de democracia. Ellos están obligados a seguir la opinión pública. La única persona que como celebridad o líder esta al 100% con estas ideas es el príncipe Carlos de Inglaterra. Con la envergadura del desafío que enfrentamos se tendrían que estar movilizando las naciones como lo hicieron durante la Segunda Guerra Mundial. No hay ninguna inversión seria y organizada a nivel global que atienda la cuestión de los pastizales y desiertos.
P-¿Cuál es el mayor logro de su cruzada?
R-La charla de veinte minutos en TED que llegó a cientos de miles de personas y tuvo un impacto mucho mayor que el logrado después de cincuenta años de luchar frente a instituciones, universidades y científicos, que siempre se resisten a las nuevas ideas. Y el otro gran logro fue la creación del Instituto Sawory al que se sumaron estudiantes y jóvenes que se dieron cuenta de la necesidad de un cambio y se involucraron en mi propuesta. No es una gran organización sino que se desarrollaron nodos independientes, aquí en Argentina tienen a Ovis 21, alrededor de un nodo central. Trabajan en red en cinco continentes.
P-¿Ustedes han cuantificado los logros obtenidos en su propuesta por volver verde los desiertos para la captura del carbono?
R-Estamos levantando información en los cinco continentes sobre el proceso de regeneración de pastizales en aproximadamente 15 millones de hectáreas. En Argentina tenemos quizás la mejor información con el desarrollo que hicieron del estándar Grass.
P-¿Cómo explica la falta de apoyo y recelos que encontró en las asociaciones ganaderas de Estados Unidos?

R-Es que las organizaciones tienen vida propia, no se comportan como los humanos que la integran. Una organización tienen tres problemas crónicos. En primer lugar no puede adoptar medidas que son contraintuitivas, que representen un cambio paradigmático fuerte antes que lo adopte el público. Esto siempre ha sido así a lo largo de la historia, las instituciones han perseguido por ejemplo a Galileo y a tantos otros que realizaron grandes descubrimientos. Además las instituciones no son como un humano que puede decir me equivoqué, las instituciones lo primero que hacen es protegerse aunque vaya contra su propia misión. Y el tercer problema de la organización es que puede tener la mejor gente adentro pero por la forma de interactuar, lo que sale para afuera generalmente le falta sentido común y humanidad. TOMADO DE LA NACION DE AR 

No hay comentarios: