FOTO

FOTO
la fotografía es del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

jueves, 14 de junio de 2018

JUSTICIA Y CONGRESO ENFRENTAN “FAKE NEWS” EN BRASIL, PERO CRÍTICOS TEMEN EFECTOS NEGATIVOS PARA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN


Justicia y Congreso enfrentan “fake news” en Brasil, pero críticos temen efectos negativos para la libertad de expresión
Por Guest/SH 
Por Ramiro Silva
El año 2018 tendrá elecciones presidenciales en varios países de América Latina, y con ellas el riesgo de desinformación generalizada causada por noticias falsas, las llamadas “fake news”. En Brasil, la preocupación por este problema ha movido al poder público, y a cuatro meses de los comicios el Tribunal Superior Electoral (TSE) tomó su primera decisión relacionada con el combate de noticias falsas en el contexto electoral.
El 7 de junio, el magistrado sustituto Sérgio Banhos determinó eliminar de internet cinco textos sobre la precandidata presidencial Marina Silva, del partido Rede Sustentabilidade. Según un comunicado en el sitio del TSE, la decisión tuvo como base una resolución aprobada en diciembre de 2017 que regula la propaganda electoral en los comicios de 2018.
Tribunal Superior Electoral en Brasil. (By José Cruz [CC BY 3.0 br], via Wikimedia Commons).
De acuerdo con la sentencia, el partido denunció ante el tribunalque una página en Facebook denominada Partido AntiPT “estaría publicando, reiteradamente, informaciones no verídicas que ofenden la imagen política” de Silva. Los enlaces fueron publicados en Facebook en 2017 por la página que tiene más de 1,7 millones de seguidores. Según el diario Valor Econômico, los artículos remiten a Imprensa Viva, vinculado al perfil anti-PT en la red social.
Banhos también dio 48 horas para que Facebook retirara los posts con el contenido y 10 días para que la empresa proporcione los registros de accesos a uno de los posts, datos sobre el origen del registro de la página responsable de las publicaciones y los datos personales de su creador y administradores.
El magistrado observó que la libertad de expresión está garantizada en la Constitución brasileña, pero que “su protección no se extiende a la manifestación anónima” y que la ausencia de identificación de autoría de las noticias “indica la necesidad de remoción de las publicaciones del perfil público”. “Aunque no fuera así, observo que las informaciones no tienen comprobación y se limitan a afirmar hechos desprovistos de fuente o referencia, con el único objetivo de crear conmoción respecto a la persona de la precandidata”, escribió Banhos.
Movimientos en el Congreso
Con un ojo en las elecciones, los congresistas brasileños también están tomando iniciativas contra las noticias falsas. Un Frente Parlamentario Mixto de Enfrentamiento a las Fake News fue creado el 23 de mayo, formado por 11 senadores y 218 diputados.
Según el diario Folha de S. Paulo, el frente tiene el objetivo de presionar al presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, del partido Demócratas (DEM) de Río de Janeiro, a poner en votación proyectos de ley que prevean castigo a difusores noticias falsas antes de las elecciones, planeadas para el 7 de octubre.
Según una encuesta de Agência Pública, 20 proyectos de ley tramitan en el legislativo brasileño con el objetivo de criminalizar desde la creación de rumores en internet hasta la publicación de noticias no verídicas en la prensa, pasando por la divulgación de noticias falsas. Las penas van de multas de R $1.500 (cerca de US $400) hasta 8 años de reclusión.
En una entrevista con Folha, el coordinador del frente parlamentario, el diputado Márcio Marinho del Partido Republicano Brasileño (PRB) de Bahía, dijo que el frente no pretende cohibir la libertad de expresión de los periodistas. “No queremos censurar nada, por el contrario”, afirmó.
Sin embargo, asociaciones de periodistas y expertos en el tema ya expresaron preocupación por las iniciativas del legislativo. El director ejecutivo de la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ, por sus siglas en portugués), Ricardo Pedreira, es uno de ellos. “El debate sobre ‘fake news’ exige cuidado, para que ese fenómeno no sea una cortina de humo para perjudicar el periodismo serio, para impedir la plena libertad de expresión”, dijo Pedreira a Folha.
Contradicciones en la lucha contra las noticias falsas
La periodista Natalia Viana, directora de Agência Pública, publicó en la edición del 25 de mayo del boletín semanal de la publicación su relato del debate sobre fake news que tuvo lugar en la Cámara de Diputados el 22 de mayo, un día antes del lanzamiento del frente parlamentario. Según ella, el evento se volvió “una arena de ataque a periodistas”.
Viana contó que uno de los invitados del evento fue Carlos Augusto de Morais Afonso, quien después de un reportaje de O Globo fue dado a conocer como el creador del sitio Ceticismo Político (Escepticismo Político). En marzo, el sitio ayudó a amplificar noticias falsas sobre la concejal Marielle Franco, del Partido Socialismo e Liberdade (PSOL), al día siguiente de su asesinato en el centro de Río de Janeiro. En el ataque también murió Anderson Gomes, conductor del auto en el que ella estaba.
Según la directora de Pública, Afonso utilizó su tiempo en el debate en la Cámara de los Diputados “para atacar a las organizaciones de verificación de datos Agência Lupa y Aos Fatos”. Las dos agencias fueron blanco de ataques en línea debido a una asociación con Facebook, lanzada el 10 de mayo, contra la diseminación de noticias falsas en la red social.
En el debate, Afonso presentó los resultados de un “dossier” con posts de los periodistas de Lupa, Aos Fatos y de Pública en sus perfiles en redes sociales. En el documento, los periodistas se clasifican ideológicamente entre “izquierda”, “extrema izquierda” o “indefinido”, y esa clasificación se utiliza para cuestionar la idoneidad de las agencias. “Es decir, exponiendo y atacando a periodistas por hacer periodismo”, escribió Viana.
El caso Marielle Franco
En marzo, antes incluso de la asociación con Facebook, la agencia Aos Fatos realizó una verificación que ayudó a desbancar las noticias falsas que circulaban en redes sociales sobre la concejal Marielle Franco tras su asesinato.
Las informaciones falsas sobre Franco formaron parte de los intensos intercambios de mensajes y posturas en las redes sociales brasileñas en los días siguientes a su asesinato, que en ese momento se convirtió en el tema de mayor participación en Twitter en esta década en Brasil, como afirmó Fábio Malini, coordinador del Laboratorio de Estudios sobre Imagen y Cibercultura (Labic), de la Universidad Federal de Espírito Santo (Ufes), a Radio Guaíba.
Marielle Franco. (By Mídia NINJA [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons)
Los rumores comenzaron a ser esparcidos por Whatsapp, Twitter y Facebook al día siguiente de la muerte de la concejal, afirmando que Franco había estado casada con Marcinho VP, conocido traficante de Río de Janeiro que desde 1997 cumple una pena de 48 años de prisión. Otro rumor afirmaba que la concejal había sido financiada y asesinada por la facción criminal Comando Vermelho.
En un reportaje publicado en el diario O Globo el 23 de marzo, los reporteros Marco Grillo y Gabriel Cariello, con ayuda de investigadores del Labic, identificaron que un enlace del sitio Ceticismo Político con los rumores sobre Franco había sido el más compartido en Facebook sobre el tema . Entre los personajes públicos que ayudaron a difundir la noticia falsa estaban el Movimento Brasil Livre (MBL), que tiene 2,7 millones de seguidores en Facebook, el diputado federal Alberto Fraga, del DEM del Distrito Federal, y la juez Marília Castro Neves, del Tribunal de Justicia de Río de Janeiro (TJRJ).
El 28 de marzo, dos semanas después del asesinato de la concejal, el juez Jorge Jansen Counago Novelle, del TJRJ, ordenó a Facebook eliminar los artículos con noticias falsas sobre Franco en su plataforma. A finales de abril, el juez Luiz Fernando Pinto, también del TJRJ, cambió la decisión para establecer que la red social solo tendría que eliminar páginas cuyos vínculos hayan sido señalados por la hermana y la novia de Franco, autoras del proceso que pedía la exclusión todo contenido ofensivo sobre ella en Facebook, como reportó Folha.
Iniciativas académicas y corporativas contra el problema
Algunas investigaciones académicas vienen siendo producidas con el objetivo de identificar la autoría de noticias falsas y los medios por los cuales se diseminan. Además de la ya citada investigación del Labic, el Monitor de Debate Político Digital, de la Universidad de São Paulo (USP), identificó que más de la mitad de las noticias falsas difundidas sobre la concejal Marielle Franco fueron compartidas en grupos familiares de Whatsapp, como informó BBC Brasil.
El proyecto “Eleições Sem Fake” (Elecciones sin falsedades), coordinado por el profesor Fabrício Benevenuto, del Departamento de Ciencia de la Computación de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), pretende traer transparencia al espacio mediático. Una de sus herramientas es el sistema “¿Bot o Humano?”, que permite identificar si los usuarios que promueven etiquetas y temas tendencia (trending topics) en Twitter en Brasil son humanos o robots y perfiles falsos.
Facebook y Whatsapp, las dos redes sociales más utilizadas en Brasil, también anunciaron medidas para cohibir la diseminación de noticias fraudulentas. Según lo reportado por Folha de S. Paulo, Whatsapp creó una estrategia de tres frentes contra el problema. El primer grupo de acciones se dirigirá a los usuarios, que pueden reportar y bloquear contenido no deseado, y también incluye identificar los mensajes que se retransmiten de un usuario a otro. La segunda medida consiste en mecanismos para detectar spam, o mensajes enviados en alta cantidad, vía metadatos. El tercer frente es una búsqueda por aproximación con la Justicia Electoral brasileña y otros organismos públicos, en el sentido de responder prontamente a las órdenes judiciales que señalan manipulación electoral y diseminación de noticias falsas.
Facebook  anunció su asociación con las agencias de verificación de datos brasileñas Aos Fatos y Lupa para combatir noticias falsas en la red social. (Facebook).
Mark Zuckerberg, cofundador de Facebook y propietario de Whatsapp, incluyó los esfuerzos contra noticias falsas en las resoluciones de la red social para 2018. “No evitaremos todos los errores y abusos, pero actualmente cometemos demasiados errores al aplicar nuestras políticas y evitar el uso indebido de nuestras herramientas”, reconoció, según reportaje de la BBC.
En asociación con las agencias Lupa y Aos Fatos, la red social estrenó en mayo en Brasil su programa de verificación de noticias. La iniciativa surgió en diciembre de 2016 en Estados Unidos y desde entonces ha sido implementada en varios países, como México, Colombia e India, siempre en asociación con organizaciones de verificación de datos integrantes de la International Fact-Checking Network (IFCN).
Las agencias han verificado las publicaciones que los usuarios de la red señalan como falsas. Si el contenido es de hecho considerado falso por las verificadoras, estos tendrán su distribución orgánica reducida y no podrán ser impulsados. Páginas que repetidamente compartan contenidos considerados falsos tendrán su alcance disminuido y no podrán hacer anuncios para ampliar su número de seguidores.
Las personas y administradores de páginas también serán notificados, al intentar compartir contenido considerado falso, que su veracidad ha sido cuestionada por las agencias. El texto con la verificación también puede ser asociado al contenido cuestionado, de modo que llegue a la línea de tiempo de los usuarios acompañado de la verificación que lo señalizó como falso. Facebook afirma que, en Estados Unidos, este método disminuyó en un 80% la distribución orgánica de noticias consideradas falsas por agencias de verificación.
Similar entries
 Tomado d e envio de PERIODISMO EN LAS AMERICAS

No hay comentarios: