FOTO

FOTO
la fotografia es de la Paz Bolivia 2017 , autor luis pedro mujica

domingo, 4 de diciembre de 2016

HUNDIMIENTOS DE CALLES Y OTROS PROBLEMAS EN CORRIENTES ARGENTINA POR FUERTES LLUVIAS


Casas aún inundadas y hundimiento de avenida Jorge Romero, postales tras el fuerte temporal
DILUVIO. Las fuertes lluvias generaron el hundimiento del asfalto que fue inaugurado hace tan sólo tres años. Planifican la reconstrucción de la calzada una vez que culminen con los arreglos en el desagüe.
Luego de la intensa lluvia del viernes, varias familias tenían hasta ayer agua dentro de sus viviendas y las complicaciones seguían aumentando.  El Municipio, por su parte, realizó distintos trabajos en los barrios y alista reconstrucción en la zona del pluvial cercana a la costanera Sur.
El temporal que se desató el viernes en la ciudad, que tuvo su mayor intensidad desde la siesta hasta la noche, generó inconvenientes en varios barrios y asentamientos, además de problemas estructurales en la infraestructura urbana. Tan compleja fue la situación que hasta ayer continuaron las complicaciones en varias zonas de Capital.
Como hecho más sobresaliente se dio el socavamiento de una parte de la calzada de la avenida Jorge Romero, a metros de la rotonda de la costanera Sur.
La avenida fue construida e inaugurada en 2013 por el Gobierno Provincial y desde hace varios meses el Municipio realiza tareas subterráneas de reacondicionamiento del pluvial que cruza por allí y desemboca en el Paraná.
Respecto de los trabajos que se continuarán ejecutando, el intendente Fabián Ríos dijo que “se va a realizar  una reparación más inmediata en el empalme del ducto de hormigón y el caño de chapa”, haciendo referencia a la tercera etapa de obras en el lugar, luego de más de 100 metros intervenidos en los primeros meses.
En este mismo sentido, el jefe comunal indicó que las reparaciones necesarias en el desagüe y la avenida deberán ser realizadas por una empresa privada. “Hasta ahora veníamos haciendo los trabajos con personal municipal, pero la dimensión del problema amerita que contratemos otro servicio”, expresó Ríos.
Cabe recordar que, más allá de que no había fechas definidas para culminar la obra, desde Infraestructura municipal indicaron en varias oportunidades a El Litoral que la intención era finalizar los trabajos antes de fin de año. Pero, debido al hundimiento que se produjo ayer del pavimento y vereda, a causa del temporal, sin dudas extenderá los plazos previstos.
En los barrios Además de la obra en la zona de la costanera Sur, los efectos de las lluvias se advertían incluso hasta ayer sobre todo en algunos barrios y asentamientos capitalinos.
Entre los sectores más afectados pueden mencionarse una parte del Ponce, donde varias familias seguían ayer con agua dentro de sus casillas. “Son dos asentamientos y en total nueve familias las que tienen sus casillas muy deterioradas”, confirmó a El Litoral Julio Maciel, de la Comisión Vecinal. Asimismo, el referente de la organización barrial expresó que “nos preocupa mucho la presencia de víboras y arañas por la zona”.
Además de algunas labores municipales que se realizaron allí, estas personas estaban siendo asistidas por los propios vecinos para tratar de evitar que se dañen los muebles y algunos otros elementos de su vivienda.
En tanto, la pareja de no videntes que fue desalojada del Molina Punta y trasladada a un terreno del Pirayuí, continúa con agua y barro dentro de la casilla de madera, situación que empezó con la lluvia anterior. Las demás personas que habitan en ese predio se encuentran en condiciones similares luego de las lluvias del viernes.
En varios casos, este último temporal agrava la situación previa de muchas familias que aún no se reponían de la lluvia anterior que, a pesar de no haber sido muy intensa, generó complicaciones sobre todo en las casillas más precarias de los asentamientos capitalinos.
Respecto a las consecuencias de la fuerte lluvia, desde la Comuna destacaron que los trabajos preventivos realizados hicieron que el agua escurra rápidamente una vez que mermó un poco y cuando finalmente escampó.
En este sentido, el secretario de Infraestructura expresó que “los casi 30 kilómetros de pluviales a cielo abierto y entubados que se construyeron en los últimos años facilitó el escurrimiento de la gran cantidad de agua que cayó”.

Hasta ayer, las cuadrillas municipales se encontraban haciendo trabajos de saneamiento en algunos de los barrios más afectados por el agua como el Ponce, Jardín y San Gerónimo, entre otros. En algunos casos fue necesario el uso de bombas de desagote para que la situación se normalice. Asimismo, en algunos tramos de las avenidas capitalinas quedaron restos de residuos y ramas que fueron arrastrados por el agua que se acumuló. Tomado de el litoral de ctes ar 

No hay comentarios: