foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 4 de diciembre de 2016

LAGUNAS DESAPARECEN EN BOLIVIA , NO SE RECUPERAN CON LAS LLUVIAS

Desaparecen dos lagunas en Vacas y tres están en riesgo
Pescadores atrapan en redes a los peces, una fuente de ingreso económico y turismo, a principios de 2015. | José Rocha
Algunas vacas pasean en medio de un espacio seco por la evaporación del agua en la laguna Acero Qocha Azul. | Rubén Rodríguez
Un niño del lugar camina por el fondo seco de la laguna ante la falta de lluvias, en el municipio de Vacas. | Rubén Rodríguez
Un niño del lugar camina por el fondo seco de la laguna ante la falta de lluvias, en el municipio de Vacas. | Rubén Rodríguez
POR Karen Carrillo
Vacas, la tierra del agua, es testigo de la lenta desaparición de sus cinco lagunas, consideradas la base de su economía por el riego que proveen, la pesca, el turismo y la biodiversidad.
Si bien las primeras lluvias les devolvieron la esperanza de recuperar los cultivos secos, éstas no espantan su preocupación por la reducción de agua en sus embalses.
El director de Desarrollo Productivo de Vacas, Carlos Sejas, indicó que actualmente cuentan con las lagunas de Parco Qocha, Acero Qocha Azul y Pila Witu. Hace tres años la laguna de Yana Tama se secó y este año quedó sin agua la de Juntutuyo. En ambos espacios murieron los peces, entre ellos el pejerrey, una especie propia de este municipio del valle alto.
Soledad Coca, una adolescente que sacaba los totorales de la laguna de Acero Qocha Azul para alimentar a sus vacas, contó que este año su familia sintió la escasez del agua y que sus cultivos de papa se perdieron. Además, dijo que al menos un kilómetro de este espejo de agua se secó y ahora sólo quedan grietas en la tierra.
La imagen es similar en la laguna de Parco Qocha donde el espejo de agua lucha por permanecer. A esta laguna llegan cientos de especies de aves, pero cada gestión va perdiendo al menos 50 metros, explicó Javier Cuchalla, comunario de la comunidad de Challwa Mayu.
Añadió que, hace algunos años, se sacaban con una caña hueca entre tres a cuatro kilos de pejerrey en cuestión de horas; pero ahora en todo el día se pesca la misma cantidad.
El panorama es más desolador en la laguna de Juntutuyo, donde hace cuatro meses sólo quedó el vestigio de los totorales que antes rodeaban el agua, pero ahora sólo hay tierra y lodo alrededor.
Un regante, Victoriano Higuera (77), contó que antes este espejo de agua era un espacio donde los pobladores de la zona pescaban pejerrey, pero ahora sólo quedaron totorales secos y tierra quebrada y seca.
La falta de agua en las lagunas también afectó al ganado por el consumo del agua que tenían. A esto se suma que las lagunas de Vacas se caracterizan por recibir a una variedad de aves migratorias únicas, que podrían perder su espacio y generar un daño al turismo.
Vacas está conformada por los distritos de Rodeo, Paredones, Vacas y Cañadas. La gente vive de la siembra de papa, principalmente, y la pesca.
Laguna Parco Qocha lucha por vivir
Algunos flamencos rosados que llegaron a la laguna vuelan.Rubén Rodríguez

Pescadores navegan en busca de pejerrey en la mejor época de la laguna antes de la sequía, en 2015.José Rocha
 Una muestra de la pérdida de al menos 50 metros en la orilla noreste de la laguna de Parco Qocha. Rubén Rodríguez
 OPINIONES DE LAS PERSONAS AFECTADAS
SOLEDAD COCA, POBLADORA
La sequía también nos ha afectado. Nosotros cultivamos cada año papa, trigo y avena cerca de la laguna Acero Qocha Azul, pero ahora hemos sembrado menos. Utilizamos el agua de esta laguna, pero se está secando cada vez más. Por ejemplo, lo que hemos cultivado antes, todito se ha secado, por eso poca papa hemos puesto ahora. A veces, incluso, cosechamos con gusanos y eso representa una pérdida para nosotros. Por ejemplo, para tener agua para riego hicimos unos atajados alrededor de la laguna.
JAVIER CUCHALLA, AGRICULTOR
Como el año pasado no ha llovido, el agua ha escaseado este año, no mucho, pero sí nos afectó. Este año hemos cultivado también menos porque la semilla está cara. Antes comprábamos con 200 bolivianos una carga de papa, pero ahora está hasta 600, por eso poco hemos cultivado. Las lagunas también se están secando y lo que se seca, ya no vuelve. Cada año avanza como 50 metros de la laguna de Parco Qocha donde se pesca pejerrey, pero a medida que se está secando, se reduce la pesca también.
VICTORIANO HIGUERA, REGANTE
No hay agua, ni en la laguna Juntutuyo no hay. Antes había laguna grande, de todo tamaño había pescado; ahora seco está hace cuatro meses. Esto pasa porque poca lluvia viene cada año y al final se secó la laguna. Si no hay lluvia, no puede haber nada, se pueden secar las plantas y la vertiente que tenemos también se puede secar. Antes era lindo el tiempo, como ahora en la pampa estaba floreciendo haba y papa, pero ahora no hay nada o recién está saliendo porque no hay lluvia.
La desaparición de la laguna Juntutuyo
Vacas en medio de lo que fue el espejo de agua de Juntutuyo que se secó hace cuatro meses.Rubén Rodríguez
Una vista de las más de cinco hectáreas donde antes existía agua, pero ahora todo está seco.Rubén Rodríguez

Victoriano Higuera, regante, muestra cómo quedo la laguna y se lamenta por el desastre y la falta de agua. Rubén Rodríguez TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA 

No hay comentarios: