FOTO

FOTO
la fotografia es camino a Paris , autor luis pedro mujica

viernes, 18 de agosto de 2017

MUERTE POR AGROTOXICOS confirman procesamiento

MUERTE DE UN MENOR EN LAVALLE
Confirmaron procesamiento a productor tomatero por el uso de agrotóxicos
Víctima. El menor falleció en mayo de 2012 en el Hospital Garrahan. ARCHIVO
Se trata Oscar Candussi, único imputado por homicidio culposo debido al uso de pesticida para la fumigación de sus campos, lo que causó la muerte de Carlos Rivero, de 4 años. El abogado querellante celebró la noticia y espera que la causa llegue a juicio el año que viene.
La Cámara Criminal de Corrientes Capital rechazó un recurso de apelación y confirmó el procesamiento por homicidio culposo con uso de agrotóxicos del tomatero Oscar Candussi, único imputado por la muerte del niño Carlos Rivero.
El productor tomatero es acusado de cometer el asesinato del menor de 4 años  al fumigar sus campos con pesticida. Se trata del segundo caso de este tipo que en Argentina llegará a juicio oral, ambos por hechos ocurridos en la Provincia de Corrientes.
El abogado querellante, Julián Segovia, integrante de la Fundación Infancia Robada, relató que con esto están dadas las condiciones para que se pueda elevar rápidamente a juicio oral.
En septiembre de 2016, el juez Lopez Lecube, del Juzgado Nº 1 de Goya, procesó con prisión preventiva a Candussi. El acusado, mediante su letrado Dr. Monti, había apelado en octubre de ese mismo año y trasladado a “Corrientes, a la Cámara Criminal de Corrientes Capital” donde se atiende apelaciones de juzgados de Primera Instancia.
“Seguramente, esto se elevaría a debate ya en el año 2018, ni bien venga a Goya la ratificación del auto-procesamiento”, concluyó Segovia.
Rivero murió envenenado por un agrotóxico organofosforado.
Esta sustancia fue detectada en el niño en un análisis de orina que le hicieron en el hospital de Goya y es compatible con el tipo de agrotóxicos que se usan en las tomateras. Además, pericias posteriores encontraron el compuesto en las hojas de las plantas de tomate del establecimiento hortícola y en el cuerpo de los chanchos muertos en la propiedad de la familia Rivero.
Los plaguicidas organofosforados constituyen un amplísimo grupo de compuestos de síntesis, en general altamente tóxicos, con un precedente en los gases de guerra, a menudo conocidos bajo el apelativo de ‘gases nerviosos’, entre los que se encuentran el sarín, tabún y somán, que se desarrollaron de manera especial a partir de la Segunda Guerra Mundial.
José Carlos Rivero tenía 4 años de edad y quería vivir. Así lo recuerda María Eugenia, su madre, quien pidió que esa frase sea el motivo de recordatorio y lucha contra las fumigaciones, ya que José peleó hasta el final por su vida mientras duró su internación en el Hospital Garrahan. TOMADO DE EL LITORAL DE CTES A

No hay comentarios: