foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

martes, 20 de diciembre de 2016

AGUA EN EL PLANETA ENANO

Ceres, derecha, planeta enano, comparado con Vesta, un gran asteroide del cinturón principal. El azul muestra la cantidad de agua. Foto Nasa/Caltech
No podía ser la excepción. Las sospechas, al fin, se confirmaron.
Ceres, un planeta enano, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, con casi 1000 kilómetros de diámetro tiene agua. Y mucha. Está casi en la superficie.
Cuando la nave Dawn, que aún anda por allí, llegó al planeta, las fotos comenzaron a sorprender. Además de un cuerpo repleto de cráteres se encontraron misteriosos puntos blancos que ahora se sabe son sales acumuladas.
Estudios publicados la semana pasada dan cuenta de otra característica: evidencias de hielo en o cerca de la superficie.
La superficie exterior de Ceres es rica en hidrógeno, con altas concentraciones en latitudes medias a altas, consistentes con la amplia extensión del hielo de agua, según el estudio en Science.
El hielo no está solo en unos cuantos cráteres, está por todos lados y cerca a la superficie en latitudes altas, en palabras de Thomas Prettyman, investigador de uno de los componentes científicos de la nave.
En vez de una sólida capa de hielo, probablemente lo que existe es una mezcla porosa de materiales rocosos en la cual el agua llena los poros. La mezcla es 10% hielo según los análisis realizados.
“Los resultados confirman predicciones de hace casi tres décadas de que el hielo podía sobrevivir debajo de la superficie de Ceres durante miles de millones de años, dijo Prettyman. La evidencia refuerza la presencia de hielo de agua cerca a la superficie en otros asteroides del cinturón principal.
No fue el único estudio sobre Ceres publicado en Nature Astronomy, los científicos se centraron en los cráteres con sombra perenne en el hemisferio norte del planeta.
Son cráteres fríos, trampas frías les llaman, tanto que muy poco hielo se convierte en vapor en mil millones de años.
En ellos encontraron depósitos de material brillante y en uno de ellos parcialmente iluminado, Dawn confirmó la presencia de hielo.
El hielo en las trampas frías se ha detectado en otros cuerpos, como Mercurio, el planeta más cercano al Sol, y en la Luna.
Todos estos cuerpos tienen pequeñas inclinaciones con respecto al eje de rotación, por lo que sus polos son muy fríos con cráteres en penumbra permanente.
¿Cómo llegó el hielo a ellos? Tal vez por impacto de otros cuerpos o por el viento solar.

POR RAMIRO VELAZCOS   GOMEZ TOMADO DE EL COLOMBIANO 

No hay comentarios: