foto

foto
fotografía del sur de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 18 de diciembre de 2016

CAMBIOS SOCIALES EN COLOMBIA

Así ha cambiado Colombia - Así han cambiado las familias en Colombia. FOTO Robinson Sáenz.
En el país, el 36 % de las familias están compuestas por madres solteras. Mortalidad infantil y embarazos adolescentes disminuyeron. No obstante, la brecha entre las ciudades y las zonas rurales
sigue siendo amplia.
De la Colombia de los años noventa quedan pocos rasgos. Por lo menos demográficamente, el país se ha transformado. Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS), el 75 % de las parejas utilizan anticonceptivos, 20% más de las que lo hacían en 1990. Por esa misma época, la tasa de mortalidad de niños era de 27, mientras que en 2015 fue de 14, lo que significa una disminución del 48 %.
Cada cinco años, el Ministerio de Salud y Profamilia publican los resultados de la encuesta, la cual aborda temas de sexualidad, familia, población, ingresos, migración, estudio, entre otros. La encuesta fue aplicada en 44.614 hogares urbanos y rurales de los 32 departamentos del país. Las personas que respondieron a la encuesta estaban en el rango de los 13 a los 69 años.
Un factor que rescató el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, es la reducción en los embarazos adolescentes, pues pasó del 19,5 % en 2010 al 17,4 % en 2015. “La cifra tampoco es para caer en la complacencia, pues persisten brechas educativas y económicas. En los estratos más bajos, la tasa de embarazo adolescente supera el 25 %, mientras que en los altos no supera el 5 %. Sin embargo, no podemos desconocer que es la primera disminución que tenemos en dos décadas”.
Hay problemas que antes no se medían, como la violencia contra las mujeres. Al respecto, la investigación devela que el panorama actual no es alentador. Según el estudio, el 64 % de las mujeres encuestadas respondieron que han sufrido algún tipo de violencia psicológica y el 31,9 % reportaron violencia física en su contra por parte de su pareja o expareja.
Este y otros hallazgos ameritan nuevas políticas públicas. Así lo considera Claudia Patricia Gómez, directora de investigaciones de Profamilia: “El 36 % de los hogares en Colombia tiene jefatura femenina. Esto habla mucho de las condiciones de los hogares. También tenemos que cada vez hay más hogares pequeños en Colombia y menos familias extensas”. Al respecto, la encuesta señala que el 9,8% de las familias en Colombia se constituyen por parejas sin hijos.
Al analizar los capítulos sobre violencia y educación sexual, Martha Elena Royo, directora Ejecutiva de Profamilia, rescata los siguientes datos: “es importante resaltar que la violencia física presentó un descenso, pasando de una tasa de 36 a 31. También llama la atención que en términos generales hay una valoración positiva de la educación sexual, de tal manera que el 85 % de las mujeres y el 81 % de los hombres señalaron que la información sobre sexualidad les ha servido”.
Según Esteban Cruz, antropólogo y profesor de la Universidad del Rosario, “cada vez hay menos madres jóvenes por un cambio social que se está produciendo. Este cambio tiene que ver con la educación. Cuando una mujer tiene acceso a la educación retrasa la maternidad. Los planes y expectativas de vida cambian”.
Tanto los directores del estudio como los analistas que han alcanzado a revisar la publicación coinciden en que un reto inmediato del Estado es cerrar la brecha entre el centro y la periferia (ver infografía). Algunas cifras les dan la razón. En la detección temprana de cáncer de mama, por ejemplo, el conocimiento de las mujeres disminuye en las zonas rurales: “como en las regiones Atlántica, Orinoquía y Amazonía”.
Otro dato revelador: en Colombia, el 18 % de las familias tienen un solo cuarto para dormir. Este indicador de hacinamiento hace parte del Índice de Pobreza Multidimensional y ratifica que, como lo dice la ENDS, “las zonas rurales, la región Atlántica y la región Orinoquía y Amazonía, son las que tienen un índice de hacinamiento mayor que el promedio nacional”.

SANTIAGO VALENZUELA Reportero. Creo, como Rainer Werner Fassbinder , que “ lo que no podemos cambiar, debemos al menos describirlo”. Tomado de el colombiano 

No hay comentarios: