FOTO

FOTO
la fotografia es de la Paz Bolivia 2017 , autor luis pedro mujica

viernes, 9 de diciembre de 2016

PELIGROS DE CONSTRUIR EN CUENCAS

 Desestiman plan de protección a cuenca
La microcuenca o quebrada Chutak’awa de Tiquipaya que se reactivó el sábado durante una intensa lluvia que provocó una inundación que afectó a los Lirios del Tunari y Chilimarca. | José Rocha Laura Manzaneda
El proyecto de protección de la microcuenca Chutak’awa, que el sábado se reactivó durante una intensa lluvia en el norte de Tiquipaya y arrasó con las viviendas que se construyeron en su curso hasta causar tres muertes, fue desestimado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, contó ayer el responsable del Vivero Municipal, David Veliz.  
Añadió que en los últimos 10 años no se hizo ninguna intervención, porque el Ministerio prioriza proyectos grandes y la Alcaldía no tiene recursos.
“Nosotros como municipio hemos elaborado un proyecto para esta microcuenca, pero fue descartado. Trabajamos con las comunidades que realizan trabajos en engavionado y a cambio entregamos semillas”, precisó.
Veliz dijo que la Alcaldía no tiene recursos para realizar el manejo de 10 cuencas y microcuencas. Solicitó el apoyo a la Gobernación y Cercado.
“Necesitamos apoyo, porque las aguas benefician a Cochabamba: la cuenca Titiri beneficia a Semapa y Cercado debe apoyar en el mantenimiento, porque se está deteriorando”, explicó.
En la zona de Chutak’awa 55 viviendas fueron afectadas, pero, se estima que en toda la franja que limita con el Parque Nacional Tunari hay 1.200 construcciones irregulares en riesgo sobre quebradas y torrenteras.  
Cinco de siete municipios del eje metropolitano destinan como máximo 500.000 bolivianos para el manejo de cuencas. Sólo Tiquipaya requiere 25 millones de bolivianos para el manejo de las cuencas Tola Pujro, Taquiña, K’ora, Chutak’awa y Wañak’awa.
A eso se suma que ninguno  tiene un Departamento de Cuencas, sino que delega esta labor a otras direcciones como Madre Tierra, Unidad de Gestión de Riesgos o el vivero.
El director de Medio Ambiente de Quillacollo, Milton Copa, indicó que no destinan un presupuesto para cuencas en el Parque Tunari, porque es responsabilidad del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).
“En nuestra jurisdicción tenemos las cuencas de Piuchi, Chocaya, Falsuri, Potrero, Llavini pero el Sernap y la Gobernacion tiene la obligación; nosotros tenemos participación en escala menor. Necesitamos obras civiles y forestación”, dijo.
En marzo, Quillacollo denunció loteamientos en la franja de seguridad del río Chocaya.
Sacaba destinó esta gestión 200.000 bolivianos para encause y dragado de los ríos San Jacinto, Locosti y Sapanani. En 2017  trabajará en recuperar las cuencas de Chungara y Sapanani.
 CUIDADO COMENZÓ HACE 2 AÑOS
El encargado de cuencas y técnico del Vivero de Tiquipaya, David Veliz informó que el municipio comenzó a trabajar recién en 2014 en el manejo de cuencas. Antes no se realizaba ninguna intervención planificada desde la Alcaldía.
“Recién desde fines de 2014 y 2015 hemos trabajado con el manejo de cuencas antes no se tomaba mucho interés, pero para el próximo año ya tendremos un Departamento de Cuencas para realizar un manejo integral  y trabajar en cinco de las 10 cuencas que tenemos”, anunció el funcionario.
Este año el municipio destinó 500.000 bolivianos para el manejo integral de las cuencas Tola Pujro, Taquiña y K’ora. Se hicieron trabajos de protección de suelo, zanjas de infiltración y defensivos con gaviones.
La intervención estuvo a cargo de las comunidades que a cambio recibieron semillas. “Trabajamos así para que la labor sea sostenible y porque no contamos con mucho presupuesto”, dijo.
En la subcuenca Chutak’awa y Wañak’awa, que el sábado provocaron una inundación, no se realizó ningún trabajo. Explicó que para el tratamiento de todas las cuencas del municipio se requieren unos 25 millones de bolivianos para un manejo integral. Tomado de los tiempos de Bolivia


No hay comentarios: