foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

miércoles, 28 de septiembre de 2016

UNO DE CADA 9 MUERTOS ES POR AIRE CONTAMINADO

Contaminación del aire causa una de cada nueve muertes en el mundo
Foto: Jaime Pérez Munévar ASIA  CHINA  CIENCIA  CONTAMINACIÓN AMBIENTAL  INDIA  MEDIO AMBIENTE
La contaminación del aire, provocada principalmente por emisiones de fuentes fósiles, genera más muertes de lo esperado e invita a los países a fortalecer las fuentes renovables de energía.
Después de analizar la información de satélites, transporte aéreo y estaciones terrestres en más de 3.000 lugares urbanos y rurales, la OMS concluyó lo impensable: el 92 % de la población mundial habita en sitios donde los niveles de calidad del aire exceden los límites.
Nunca antes un estudio había precisado con tal detalle acerca de cómo se ha expandido la contaminación del aire, y aún más grave, sobre su impacto en la salud.
Y es que cerca de 6,5 millones de muertes (11,6 % de todos decesos en el mundo) tienen relación con la contaminación del aire; casi el 90 % de los casos ocurren en países de ingresos bajos y medios, mientras dos de cada tres se producen en Asia Sudoriental y del Pacífico.
El informe revela además que el 94% de los fallecimientos se deben a enfermedades no transmisibles, sobre todo a enfermedades cardiovasculares, a accidentes cerebrovasculares y al cáncer de pulmón, sin descartar que también se aumenta el riesgo de contraer infecciones respiratorias agudas.
“La contaminación del aire continúa dañando la salud de las poblaciones más vulnerables, como las mujeres, los niños y las personas de edad avanzada”, informó Flavia Bustreo, subdirectora general de la OMS, y añadió que “para que las personas estén sanas, deben respirar aire limpio, desde la primera inhalación hasta la última”.
Maquilas que enferman
Los países con más muertes relacionadas con la contaminación del aire son Turkmekistán, con 108 decesos por cada 100.000 habitantes; Afganistán, con 81 muertes por cada 100.000 habitantes; Egipto, con 77; China, con 70, e India, con 68.
Según Luis Jorge Hernández, coordinador área de Salud Pública de la Universidad de los Andes, coincidencialmente estas son zonas de alta producción industrial, de maquilas con grandes cantidades de trabajadores que elaboran productos por medio de combustibles fósiles y sin buenas prácticas de seguridad, incluso utilizando fuentes energéticas no limpias, como el carbón vegetal.
 “El combustible fósil, sobre todo el diesel y el carbón, producen material particulado, muchas veces muy pequeño, de menos de dos micras, que penetra las vías respiratorias o produce una inflamación vascular”, explica el especialista, y detalla que una vez los contaminantes entran en contacto con las de células endotoriales, las que cubren las arterias, se produce una inflamación que hace que los vasos sanguíneos se inflamen y la sangre tenga más resistencia al paso.
De igual forma, continúa Hernández, esta contaminación también contiene altos niveles de plomo, que compite contra el calcio en el organismo y favorece el aumento de la tensión arterial, hasta producir enfermedad coronaria y hasta derrame cerebral.
PROPUESTAS QUE NO SE CUMPLEN
En septiembre de 2015, los líderes mundiales fijaron una meta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible consistente en reducir para 2030 el número de muertes y enfermedades provocadas por la contaminación del aire.
En mayo de 2016, la OMS aprobó una nueva «hoja de ruta» destinada a acelerar las medidas para hacer frente a la contaminación del aire. Sin embargo, dice Hernández, estos pactos no los firman países con economías emergentes, porque la lógica de ellos es que si Estados Unidos pudo desarrollarse, ¿por qué ellos no? “Es un dilema entre sostenibilidad social y económica”, concluye.

MARIANA ESCOBAR ROLDÁN Contactar Periodista del área Internacional de EL COLOMBIANO. TOMADO D E EL COLOMBIANO 

No hay comentarios: