FOTO

FOTO
la fotografia es de la Paz Bolivia 2017 , autor luis pedro mujica

martes, 6 de diciembre de 2016

CUBA SE RECUPERA DEL HURACÁN MATEO EN MAISI

 RECUPERACIÓN DE LOS DAÑOS DEL HURACÁN MATTHEW EN MAISÍ
Construir con cimientos de solidaridad
Fomentan industria de producción de materiales, como sostén del desarrollo constructivo. Terminadas o en ejecución un grupo de obras socioeconómicas que mejorarán las condiciones de vida de los maisienses
Autor: Jorge Luis Merencio Cautín |
Producción de materiales de la construcción
Foto: Jorge Luis Merencio
MAISÍ, Guantánamo.—En me­dio del amplio y exigente proceso de recuperación de los daños ocasionados por el huracán Matthew en este municipio, un esfuerzo particular se concreta en el fomento de la industria de producción de materiales de la construcción.
En ese sector, de muy limitada existencia en la localidad hasta el paso del meteoro, se acomete un programa inversionista que incluyó el montaje de un molino de áridos en la zona de El Lindero (camino a Punta de Maisí) y los trabajos en curso para la instalación de una planta en Los Arados, destinada a elaborar hormigón. Ambas obras per­tenecen a la Empresa Provincial de Materiales de la Construcción.
Vista general del molino de áridos cuando su construcción estaba próxima a concluir. Foto: Jorge Luis Merencio
La trituradora de áridos, inaugurada ayer, en ocasión del Día del Constructor, elaborará polvo de pie­dra, granito y gravilla, afirmó Jorge López Morejón, director de mantenimiento de la Empresa Can­teras de La Habana, entidad que trabajó en el montaje de la industria, junto a la Andrés Gon­zález Lines, de la propia provincia, y Cuba Izaje (Cubiza), de Santiago de Cuba. 
 Consultado por Granma a pie de obra, López Morejón agrega que en la construcción del molino esas empresas recibieron el apoyo de obreros del centro, en tareas como el hormigonado del patio tecnológico y la pintura de la instalación.
Añade que especialistas de Explo­max laboraron en la preparación del yacimiento de rocas calizas, el cual se ubica aledaño a la industria y posee reservas para más de 20 años de explotación. 
El molino es de tecnología rusa y puede elaborar entre 25 y 30 m³ de áridos por hora; es decir, alrededor de 200 m³ en una jornada de ocho horas, cantidad suficiente para satisfacer las ne­cesidades constructivas del municipio.
La planta trituradora de áridos reviste gran importancia para la recuperación de viviendas en Maisí y, en general, para su programa constructivo presente y futuro.
Este municipio tenía que traer desde Cajo­ba­bo, en el vecino municipio de Imías, buena parte del árido demandado, no sin antes vencer, sumando el viaje de ida y vuelta, un centenar de kilómetros por un vial preñado de curvas y peligrosas pendientes, como La Maqueyera, Cantillo y Ovando.
La escasez de ese recurso, por tanto, determinaba que fuese muy pobre la producción de hormigón y
de otros elementos de construcción en ese territorio.
Para apoyar la obtención de áridos y completar la cadena productiva, se levanta en
Componentes de la planta de hormigón que se montará en Los Arados. Foto: Jorge Luis Merencio Los Arados una planta elaboradora de hormigón, nombrada por muchos bachiplán, la cual posibilitará incrementar sustantivamente la disponibilidad de ese material, básico para las fundiciones de obras.
Cuando ambas plantas produzcan establemente, es bien probable que, por primera vez en Maisí, se es­cuchen voces que digan: «Apresú­rate, albañil, que se pone dura la mezcla».
LAS PEQUEÑAS INDUSTRIAS
Acompañan a esas importantes obras la edificación de cinco pequeños combinados, destinados a producir elementos constructivos y prestar servicios como la reparación de enseres menores y la confección y arreglo de colchones. 
Subordinadas a la Empresa Pro­vincial de Industrias Locales Va­rias, esas minifábricas se construyen en La Tinta, Vertientes, Sa­bana, Santa Martha y Punta de Maisí, con el interés de que aprovechen en sus producciones los re­cursos existentes en las comunidades.
Esos centros dispondrán también de un pequeño molino de áridos, como los montados ya en Pun­ta de Maisí y Santa Martha, asegura Celia Creagh Hernández, di­rec­tora técnica productiva de la recién citada empresa.
De las pequeñas industrias, has­ta el momento están concluidas par­cialmente las de Punta de Maisí y Santa Martha, donde se producen algunos renglones, resaltando en el caso de la última la fabricación de colchonetas, un artículo de creciente demanda popular tras los estragos de Matthew, puntualiza Ariol­kis Matos García, vicepresidente del Consejo de Administración Mu­ni­cipal.
Además del área del molino y la destinada a confeccionar y reparar colchones, poseemos otras dos: una de carpintería, donde hacemos puertas, ventanas, alfardas, alfarjías, tapizamos y reparamos sillas y otra, ubicada en el patio de una vivienda contigua, que se destinará a la producción artesanal de bloques y losas canales para techo, explica Uvelino Blanco Morales, jefe de la instalación de Santa Martha.
Argumenta el también delegado de la circunscripción 23, que especialistas de Santiago de Cuba y de Industrias Locales Varias en la provincia ofrecen asesoría técnica a los trabajadores que se encargarán de producir las losas canales.
 CONVERTIR EL REVÉS EN VICTORIA
En estos momentos, además de la recuperación de viviendas y la agricultura (tareas que más fuerzas y recursos demandan) y del montaje de las referidas instalaciones de la Industria de Materiales de la Construcción, en Maisí se ejecutan otras faenas de resarcimiento de las afectaciones del meteoro; entre ellas, la construcción de las primeras pe­trocasas en la comunidad de Limones, de varias decenas previstas en el municipio.
A ritmo acelerado y con la participación de brigadas constructoras de diversas provincias, está en marcha, además, el importante vial entre Yumurí y Jobo Claro, con el cual se evitará la circulación de vehículos por la peligrosa loma La Boruga y será posible el tránsito directo de rastras, ómnibus y otros equipos pesados entre Baracoa y Maisí. 
Asimismo, fuerzas de Empresas Constructoras del Turismo (Empres­tur) de varios territorios del país re­modelan capitalmente el hotel Faro de Maisí, en La Asunción, y se proyecta la edificación de una tienda de recaudación de divisas en La Máquina, cabecera municipal.
Pasados apenas unos días del azote del huracán, en el más oriental de los municipios cubanos se instalaron dos gabinetes telefónicos, el primero en Punta de Maisí y el otro en Los Llanos.

Por los graves daños causados, Matthew fue una gran desgracia para Maisí; infortunio que hoy su pueblo revierte en victoria, con el apoyo del país, de las diferentes provincias y de la mano solidaria de la República Bolivariana de Venezuela. TOMADO DE LA GRANMA DE CUBA 

No hay comentarios: