foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 22 de enero de 2017

EN 15 AÑOS AVANZARON SOBRE BUENOS AIRES LOS BARRIOS PRECARIOS

 En 15 años se triplicó el número de villas en el conurbano
Eran 385, según el censo de 2001; el gobierno de Vidal reveló que hay 1134 en la misma área Jesús
Cornejo
El barrio Las Palmeras, cerca de La Plata, surgido en 2008. Foto: Santiago Hafford
LA PLATA.- Es una triste realidad: el número de villas y barrios de emergencia en el conurbano bonaerense aumentó casi tres veces en los últimos 15 años.
Los datos oficiales indican que en el censo de 2001, el año en que la Argentina sufrió una de sus peores crisis socioeconómicas, se contabilizaron 385 asentamientos en el conurbano bonaerense; en 2016, el gobierno de María Eugenia Vidal dio a conocer un nuevo relevamiento, que arrojó una cifra preocupante: hoy son 1134 las villas del conurbano, a las que se suman otras 451 en el interior bonaerense.
Este crecimiento de villas y asentamientos se explica por varios factores, ligados a las carencias económicas y al fenómeno de las migraciones internas y desde países limítrofes. Son en buena medida personas que deciden radicarse en centros urbanos con la expectativa de mejorar su situación y tener un mejor acceso a las ciudades.
La Plata, con 129 barrios precarios; La Matanza, con 115; Almirante Brown, con 78; Lomas de Zamora, con 64, y Florencio Varela, con 66, son los distritos que más villas tienen.
Juntos, estos municipios, tienen casi la misma cantidad de asentamientos (452) que la totalidad de villas y barrios de emergencia que hay en el interior de la provincia.
Foto: LA NACION
Los nuevos datos fueron difundidos por la Subscretaría Social de Tierras, Urbanismo y Viviendas del gobierno provincial, a partir de los informes del Registro Público de Villas y Asentamientos.
"Es verdad que ha aumentado el número de villas significativamente desde 2001, y eso se debe a que durante mucho tiempo el Estado estuvo ausente. La gente no tuvo el acompañamiento de políticas habitacionales. Y se sabe que donde el Estado no planifica, es la realidad misma la que planifica y la informalidad avanza y te pasa por arriba", dijo a LA NACION el subsecretario de Tierras bonaerense, Francisco Echarren.
El funcionario es uno de los intendentes kirchneristas que Vidal sumó a sus filas. Desde hace 20 días está al frente del área de tierras y urbanismo de la provincia. Según explicó, "la idea es mostrar la foto en la que hoy se encuentra la provincia en materia de villas, asentamientos y barrios informales, para poder comenzar a planificar una solución".
El informe revela, además, que en la provincia hoy viven 419.401 familias en villas, asentamientos y barrios de emergencia. El dato no está desagregado por cantidad de personas en el conurbano, pero el censo de 2001 registró que en las villas del área vivían 638.657 personas.
Si bien algunos especialistas sostienen que la comparación de los datos del censo de 2001 con los nuevos registros provinciales podría ser arbitraria por la metodología utilizada y el universo medido, lo cierto es que las dos cifras son uno de los pocos parámetros oficiales para mostrar la evolución en números de la problemática habitacional que aqueja al Gran Buenos Aires.
Ante la falta de estadísticas oficiales, en los últimos quince años la evolución y el crecimiento de las villas bonaerenses fueron analizados por distintas instituciones, como la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) o la ONG Techo.
En 2006, la UNGS registró 819 villas y asentamientos en el conurbano y la Capital. Y reveló que allí vivían 1.144.500 personas, casi el doble de los 638.657 que registró el Censo de 2001. El trabajo fue compilado por la antropóloga María Cristina Cravino y publicado en 2008. Se menciona allí a San Martín (148), La Matanza (91) y Quilmes (48) como los distritos con más villas y asentamientos precarios del conurbano.
Los tres municipios también son mencionados en el nuevo estudio, difundido por la Subscretaría Social de Tierras, Urbanismo y Viviendas bonaerense. Pero ocupan ahora distintos puestos entre los 10 distritos con más villas. A los cinco distritos mencionados les siguen Quilmes, con 65 asentamientos; San Martín, con 55; Avellaneda, con 44; Esteban Echeverría, con 38, y Lanús, con 31.
La organización Techo también realizó dos estudios sobre villas, en 2013 y en 2015/2016. Pero fue un estudio que analizó la situación de la provincia de Buenos Aires en forma global y no hizo foco en las problemática de las villas del conurbano. "Entre un relevamiento y otro hemos constatado un crecimiento de 15% en la población de las villas. Creemos que una de las causas de este aumento es la falta de acceso al suelo que tienen las familias más vulnerables", dijo a LA NACION Florencia Yuccarino, directora de relevamiento de asentamientos de Techo.
Echarren coincidió con esta mirada y aseguró que, sumado a la falta de acceso al suelo, el aumento del trabajo durante estos 15 años generó migraciones internas a los núcleos más urbanos del conurbano. Y añadió que también se ve un crecimiento de villas en el interior de la provincia. "Algunas familias se han radicado en el interior, cosa que hace unos años no pasaba. Ahora se pueden ver asentamiento de emergencia muy cerca de pueblos dedicados a la producción agropecuaria, algo que antes era impensado", dijo.
Ante esta problemática habitacional, la Legislatura bonaerense aprobó a fin de año una ley que suspende por un año los desalojos en terrenos usurpados. La senadora Mónica Macha (FPV) explicó a LA NACION que la ley sólo alcanza a aquellos terrenos en los que hoy se levantan asentamientos. "Era necesario reforzar la protección a los sectores más vulnerables de nuestra provincia. Hicimos este proyecto, para poder modificar el artículo 70 de la ley, planteando que el Poder Judicial no actúe solo sino que, frente a una orden de desalojo, tenga que darle intervención al Poder Ejecutivo y, a la vez, que éste tenga una responsabilidad concreta a la hora de ponerse a trabajar con la situación de las familias", dijo la senadora kirchnerista.
Macha aseguró que el crecimiento de villas se dio en el marco puntual de malas adminitraciones y destacó los planes del kirchnerismo en materia habitacional. "En los 15 años desde la crisis de 2001 los únicos gobiernos que generaron planes para enfrentar el problema fueron el de Néstor y el de Cristina", sentenció.

En la Subsecretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Nación, a cargo de Ivan Kerr, indicaron que en provincia el último gobierno de Cristina dejó 29.000 viviendas sin terminar del Plan Federal. "Muchas estaban a medio construir y en otras casos figuraban como terminadas y apenas estaba los cimientos; nosotros las vamos a terminar", dijo la fuente. Tomado de la nación de ar 

No hay comentarios: