FOTO

FOTO
la fotografia es de la Paz Bolivia 2017 , autor luis pedro mujica

miércoles, 9 de agosto de 2017

UN PREDIO DE VILLA DOMÍNICO, DE RELLENO SANITARIO A PARQUE PÚBLICO

Un predio de Villa Domínico, de relleno sanitario a parque público
Es la primera experiencia en la Argentina, aunque en otros países ya hay antecedentes
POR Rosario Marina El Complejo Ambiental Villa Domínico será transformado en un parque abierto a la comunidad
El Complejo Ambiental Villa Domínico será transformado en un parque abierto a la comunidad. Foto: Leo Vaca/ AFV
LA PLATA.- El Complejo Ambiental Villa Domínico, donde 12 años atrás estuvo emplazado el basural más polémico del conurbano, será transformado en un parque abierto a la comunidad. Para lograrlo, la Sociedad Central de Arquitectos y la Coordinación Ecológica Área Metropolitana (Ceamse) abrieron un concurso de ideas.
"Buscamos tener un proyecto para convertirlo en un parque público a futuro y de manera gradual", explicó la ingeniera Rosalba Sarafian, gerente de Saneamiento y Mantenimiento de Centros de Disposición Final Terminados de la Ceamse. Y sumó: "Es la primera vez que se hace en el país un concurso para convertir un relleno sanitario en un parque público".
Por su parte, Eduardo Bekinschtein, presidente de la SAC, indicó que "es un concurso a nivel nacional donde se buscan propuestas, ideas innovadoras". Recordó, además, que hace 100 años que la sociedad organiza distintos concursos, pero es la primera vez que lo hace para un parque en un relleno sanitario.
Las propuestas pueden ir desde parque de deportes extremos, sitio turístico, polo educativo, hasta actividades que tengan que ver con la concientización ambiental. En cambio, no podrá albergar un desarrollo inmobiliario, tampoco construcciones amplias de hormigón porque podrían generar movimientos del suelo. El proyecto debe conservar la biodiversidad y dejar los caminos existentes. Entre las limitaciones, también figura que no se pueda entrar con autos, que los vehículos queden en un punto y que el paseo se haga caminando. "No se pueden hacer grandes obras de arquitectura porque es un relleno. Se pueden hacer pequeños edificios, probablementes destinado a gastronomía, sanitarios, aulas", indicó Bekinschtein.
 El basural de Villa Domínico fue creado por la Ceamse en 1979. Es un predio de 500 hectáreas situadas en Avellaneda y Quilmes, contiguo a las costas del Río de la Plata y a la autopista Buenos Aires-La Plata, pero serán 350 las que formarán parte del concurso. Las otras 150 no están incluidas porque se encuentran separadas por un terreno que no pertenece a la empresa que integran los gobiernos bonaerense y porteño para realizar la gestión integral de los residuos sólidos urbanos del área metropolitana.
El complejo no recibe más basura desde 2004. Durante 26 años, alojó 47.000.000 de toneladas de desechos en montañas de 24 metros de altura. Eran los residuos sólidos domiciliarios de los habitantes de la Capital y de ocho municipios de la zona sur del conurbano.
Además, sumó denuncias de muertes por causa dudosa y por daño ambiental. Según el organismo, el plan de monitoreo ambiental, del agua, del suelo, del aire, que se realiza desde que se abrió el basural sigue vigente, porque aunque ya lleve 12 años cerrado, hasta los 30 debe estar vigilado.
Hay antecedentes de basurales convertidos en espacios verdes en todo el mundo, pero principalmente en Estados Unidos. La basura de los habitantes de Nueva York solía llegar a un basural que ahora está convertido en el Parque Fresh Kills, de 890 hectáreas, el mayor parque de la ciudad en más de 100 años. En ese país también se hicieron canchas de golf en lo que antes eran rellenos sanitarios.
Foto: Leo Vaca/AFVFoto: Leo Vaca/AFVFoto 1 de 7 "Estamos recibiendo muchas visitas. La gente quiere andar en bicicleta pero no la dejamos porque no está abierto al público", indicó Sarafian sobre Villa Domínico. Esa es una de las razones por las que surge el proyecto. Se trataría de una inversión importante, pero desde Ceamse aún no saben todavía quién pondrá el dinero, si llegarán inversiones privadas o públicas.
El "Concurso Nacional de Ideas y Anteproyectos Bioparque Metropolitano, CEAMSE, Villa Domínico", organizado por la Sociedad Central de Arquitectos y promovido por CEAMSE, está auspiciado por Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA). La convocatoria se encuentra abierta desde el 1ro de agosto y finaliza el 16 de octubre.
El objetivo es "generar el Plan Maestro General del Bioparque Metropolitano y los anteproyectos de su equipamiento". El primer premio son 300 mil pesos, el segundo 200 mil y el tercero 100 mil. Para
hacer el proyecto, a quienes ganen, les dan 300 mil más.
Una vez elegido el ganador, se verá cuáles serán las formas de financiación y los tiempos de desarrollo. El objetivo es iniciar y terminar una primera etapa durante todo el 2018.
En las bases del concurso se insiste en que por su ubicación este parque puede ayudar a superar "desequilibrios sociales, físicos y psicológicos entre el norte y el sur en la ciudad y el conurbano". Quilmes tiene 3,5 metros cuadrados por habitante, con una población de 600 mil personas y Avellaneda con 350 mil, totalizando casi un millón de personas. En términos cuantitativos, hay pocos espacios verdes en las cercanías del ex basural.
Desde su creación, Ceamse tiene previsto devolver a la comunidad las tierras utilizadas como espacios verdes o de recreación. Por lo tanto, si el proyecto que gane cumple con esas características no haría falta consultar con los municipios sobre lo que se vaya a llevar a cabo allí: "Estamos dentro del marco de las responsabilidades de la empresa", explicaron fuentes de Ceamse. Sin embargo, que los municipios involucrados apoyen esta iniciativa es fundamental.
Hoy el complejo de Villa Domínico no es un espacio sin actividad, se ofrecen visitas guiadas a los colegios y ONG. Adentro hay un vivero, un laboratorio de cultivos in vitro donde multiplican especies nativas que están en riesgo de extinción, una zona de reserva con pasarelas de 600 metros con explicación de flora y fauna del lugar, y una parte alta, de 20 metros, que transformaron en un mirador. En las visitas también muestran, en las plantas de tratamiento, cómo se transforman los líquidos y los gases de la basura que vivió bajo esa tierra.
En la provincia, varios basurales se encaminan hacia el saneamiento
En el interior de la provincia de Buenos Aires existen 92 basurales a cielo abierto que contaminan el suelo y el aire, y producen accidentes viales. Este año, la provincia se propuso cerrar cuatro de esos: Junín, San Vicente, Balcarce y Azul.
En Junín, donde viven 90 mil personas, la obra de saneamiento avanzó un 50%. Ese basural de 25 hectáreas tenía 20 años de antigüedad. "Se construirá una celda de disposición final de residuos en un sector y el resto del predio será un espacio verde recuperado, lindero a la ruta, con un cerco de árboles", explicaron fuentes del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). Para usar estos predios para alguna actividad deportiva, recreativa o de concientización hay que esperar 5 años, y 15 si se quiere hacer construcción liviana.

En San Vicente, donde hay 80 mil habitantes, el basural tenía 16 años de antigüedad. Los trabajos tienen un avance de un 35% por sus dimensiones -de ocho hectáreas-. Estiman que si no llueve demasiado, podría estar saneado en simultáneo con Junín. El espacio verde recuperado será el 100%, ya que el municipio ahora envía sus residuos a Ceamse. Otro de los que inició el saneamiento es Balcarce. Allí, en el basural de 10 hectáreas que lleva 10 años de vida, se está construyendo una celda para disponer los residuos y prometen que habrá un espacio verde recuperado. Azul es el municipio que aún no comenzó las obras. También se construirá una celda de disposición, un sistema parecido al relleno sanitario pero que debe renovarse cada 3 o 5 años. En San Andrés de Giles, ubicado a 100 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, se cerrará el basural municipal en el que tiran 10 toneladas de residuos por día y se aplicará una nueva Gestión de Residuos Sólidos Urbanos. El municipio firmó esta semana un convenio con CEAMSE y se comprometió a aplicar la metodología del relleno sanitario en la disposición final de los residuos. La empresa ambiental tendrá a cargo la dirección técnica de las tareas y trabajos del cierre del basural a cielo abierto, brindará el personal, la asistencia técnica y los aportes científicos. La maquinaria, equipamiento e insumos los aporta el municipio. Saliquelló, por su parte, saneó y clausuró su basural a cielo abierto con recursos propios y le pidió a la Provincia que compre materiales para renovar la celda de disposición final.  "Cada vez más municipios bonaerenses trabajan de manera responsable su gestión de residuos, adecuándose a la ley y minimizando el impacto en el ambiente, a través de la separación y reducción de desechos y la mejora en los procesos de tratamiento y disposición final", dijo el titular del organismo ambiental de la Provincia (OPDS), Rodrigo Aybar. TOMADO D E LA NACION DE AR 

No hay comentarios: