foto

foto
fotografía del sur de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

martes, 13 de septiembre de 2016

DEFORESTACIÓN EN COLOMBIA

 Antioquia, entre los más deforestados del país
FOTO Donaldo Zuluaga
100 millones de dólares invierten desde Alemania, Reino Unido y Noruega para la Amazonía.
EN DEFINITIVA
El proceso de paz con las Farc resulta esperanzador para el ministro de Ambiente, pues el 40% de las zonas deforestadas están en territorios de conflicto. Sutitución de cultivos es clave.
Un total de 124.035 hectáreas, equivalentes al tamaño de un departamento como Quindío, se quedaron sin árboles durante 2015. Esta fue la información que arrojó el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono del Ideam, plataforma que en 2014 registró 140.356 hectáreas deforestadas, lo que quiere decir que el país disminuyó su tasa de deforestación en un 12 %.
Según el estudio, en cinco departamentos se concentra el 60 % de la deforestación nacional: Caquetá, Antioquia, Meta, Guaviare y Putumayo. A nivel regional, la Amazonía y la región Andina son las que más preocupan: la primera concentra el 46 % de la deforestación nacional y la segunda el 24 %.
Al medir la mayor pérdida de bosques, el Ideam concluyó que, “en términos netos, la región con mayor pérdida ha sido la Caribe, con 16.785 hectáreas en 20105”, lo que equivale al 1 % de reducción de cobertura boscosa en toda la región, afectando las áreas de bosque seco tropical.
En cuanto a los departamentos, Caquetá sigue siendo el que concentra la problemática, con un porcentaje de 19 % a nivel nacional. Le siguen Antioquia y Meta, con 15.888 y 15.369 hectáreas respectivamente. En estos departamentos confluyen problemas como la minería ilegal, los cultivos ilícitos y los incendios forestales, lo que ha agravado la situación.
En el caso de Meta, al Ideam le preocupa que se haya presentado un aumento del 12 % en la superficie deforestada con respecto a 2014. Otro factor que llama la atención es que en seis Parques Nacionales se presentó el 81 % de la deforestación de áreas protegidas. La lista la lidera el parque Sierra de La Macarena (1,877 hectáreas), le sigue Paramillo (1,079 hectáreas), La Playa (980 hectáreas) y La Sierra Nevada de Santa Marta (222 hectáreas) .
El estudio deja en evidencia que algunas corporaciones autónomas regionales han presentado problemas para contrarrestar la situación. Tal es el caso de Corpoamazonía, que concentra el 28 % de la deforestación nacional. Cormacarena concentra el 12 % y Corantoquia el 9,6 %.
En relación a los cultivos, la mayor superficie deforestada en cercanías a cultivos de coca en 2015 se concentró en Caquetá, Norte de Santander, Putumayo, Cauca, Meta, Nariño y Antioquia. En total se afectaron alrededor de 37.000 hectáreas.
Las causas
El director del Ideam, Ómar Franco, hizo énfasis en el impacto que tiene la “potrerización” (abrir tierras, usualmente para ganadería), la minería ilegal, la tala de árboles y los cultivos ilícitos, actividades relacionadas con los grupos armados”. También afectó el crecimiento vial, principalmente en las regiones de la Amazonía, Orinoquía y Andes.
“Se hizo un ejercicio de identificar las zonas que están ubicadas en áreas de posconflicto y hay buenas reservas de bosque natural. Cerca del 40 % de los bosques se concentran en áreas donde había conflicto”, aseguró Franco.
Al preguntarle sobre el rol las Corpoamazonía y Cormacarena, entidades que concentran el 60 % de la deforestación en Colombia, Franco explica que la responsabilidad no debe depender solamente de estas corporaciones: “Debe interactuar todo el Estado, las Fuerzas Militares y las mismas fuerzas que están entrando en el proceso de paz”.
Para el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, las CAR “tienen mucha debilidad institucional. Su flujo de recursos a veces depende de las tasas que cobran por movilización de madera. Esos incentivos hay que cambiarlos. Necesitamos reformas para fortalecer a las corporaciones, que tienen una responsabilidad inmensa en materia ambiental”.
Los cálculos del ministro de Ambiente señalan que en 2018 el país no deberá superar las 90.000 hectáreas deforestadas anuales. “En 2030 tenemos que llegar a una tasa de deforestación cero. Tenemos que hacer un gran esfuerzo como país”. En relación a la Amazonía, el ministro señaló que el gobierno colombiano se comprometió con Alemania, Noruega y Reino Unido a disminuir la deforestación: “Se firmó un convenio con un esquema de pago por resultados. Al país se le reembolsa por la disminución de la tasa. Son cerca de 100 millones de dólares que se podrán invertir en programas locales”.
Miguel Armando Pacheco, especialista forestal de WWF Colombia, dice que es “acelerado” calificar las estadísticas como favorables: “El número de hectáreas deforestadas ha rondado las 140.000 hectáreas y las 120.000. La tendencia está permaneciendo. Creo que los resultados pueden verse mediano plazo, por ejemplo en 2020. Debemos esperar a ver cómo el Gobierno genera economías alternativas y cómo se da el proceso con las personas vinculadas a los acuerdos de paz. De ahí se perfilará el futuro de los bosques de Colombia”.
RICARDO LOZANO
Exdirector del Ideam
Es verdad que el fin del conflicto reduce los impactos en las áreas protegidas. Sin embargo, seguimos teniendo graves problemas a nivel regional. Se necesita más control y sanciones por las actividades ilícitas de aprovechamiento de madera. Seguimos teniendo problemas grandes con el tema de la minería ilegal. Es necesario saber qué ha hecho el Ministerio de Agricultura para reducir la frontera agrícola. En el Plan de Desarrollo se plantearon instrumentos para reducir la tasa de deforestación por actividades ganaderas y agrícolas.

SANTIAGO VALENZUELA Reportero. Creo, como Rainer Werner Fassbinder , que “ lo que no podemos cambiar, debemos al menos describirlo”. TOMADO DE EL COLOMBIANO 

No hay comentarios: