foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

miércoles, 14 de septiembre de 2016

SALUD DE HISPANOS , CUIDAR DIABETES TIPO 2

La salud de los hispanos y la prevención de la diabetes tipo 2
Líderes del gobierno y familias muy unidas. Deportistas olímpicos y artistas exitosos. Este mes conmemoramos la cultura, la conexión y las contribuciones de los hispanos y latinos.
Durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana, desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre celebraremos la cultura de los habitantes de los Estados Unidos con raíces españolas, mexicanas y en las naciones de habla hispana de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe. Honraremos sus múltiples contribuciones y logros, pero también reconoceremos que las personas hispanas y latinas corren un mayor riesgo de tener diabetes tipo 2 y que debemos tomar medidas para prevenir la enfermedad.
Mayor riesgo de diabetes
Durante el transcurso de su vida, se prevé que el 40 % de los adultos en los Estados Unidos presenten diabetes tipo 2. Esa cifra es aún mayor para las mujeres y los hombres hispanos, en los que alcanza más del 50 %.
  • Las personas hispanas tienen un 50 % más de probabilidad de morir por diabetes que los de raza blanca.
  • Más de 1 de cada 3 adultos en los Estados Unidos tiene prediabetes (ver información a continuación), y los hispanos corren un riesgo mayor que los no hispanos.
  • La diabetes se asocia a complicaciones de salud graves, como la enfermedad renal crónica, o ERC. La enfermedad renal crónica puede ocasionar insuficiencia renal. Las personas que padecen insuficiencia renal deben hacerse diálisis con regularidad (un tratamiento que filtra la sangre) o recibir un trasplante de riñón para poder sobrevivir. Los hispanos tienen una probabilidad casi 1.5 veces mayor que los no hispanos de presentar insuficiencia renal.
Empiece una nueva tradición saludable durante este Mes Nacional de la Herencia Hispana.
Información básica sobre diabetes y prediabetes
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre están por encima de lo normal. La mayor parte de los alimentos que consumimos se transforma en azúcar que nuestro cuerpo utiliza para generar energía. El páncreas produce una hormona llamada insulina que ayuda al azúcar a entrar a las células del cuerpo. Cuando una persona tiene diabetes, el cuerpo no produce la suficiente cantidad de insulina o no puede usar la propia insulina tan bien como debería. Esto hace que el azúcar se acumule en la sangre, lo que con el tiempo puede causar problemas médicos graves, como enfermedad del corazón, pérdida de la vista y daños a los nervios que pueden causar la amputación de un pie o una pierna. En la actualidad, más de 29 millones de adultos en los Estados Unidos tienen diabetes, y 1 de cada 4 ni siquiera sabe que tiene la enfermedad.
Existen tres tipos principales de diabetes: tipo 1, tipo 2 y gestacional. La diabetes tipo 1 es causada por una reacción autoinmunitaria (el cuerpo se ataca a sí mismo por error) y aún no se puede prevenir. Generalmente se diagnostica en niños y adultos jóvenes. La diabetes tipo 2 se desarrolla durante muchos años y generalmente se diagnostica en adultos (si bien se está presentando cada vez más en niños, adolescentes y adultos jóvenes). A menudo puede prevenirse siguiendo un estilo de vida saludable que incluya actividad física, alimentación sana y pérdida de peso. La diabetes gestacional ocurre durante el embarazo y es un factor de riesgo para presentar diabetes tipo 2 más adelante en la vida.
En la prediabetes, los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero todavía no han llegado a niveles tan altos que se pueda diagnosticar la diabetes. Una persona con prediabetes tiene un riesgo mayor de presentar diabetes tipo 2 y otros problemas médicos graves, como enfermedad del corazón y accidentes cerebrovasculares. Usted podría tener prediabetes y correr el riesgo de tener diabetes tipo 2 si:
  • Tiene 45 años de edad o más.
  • Tiene sobrepeso.
  • Tiene antecedentes familiares de diabetes tipo 2.
  • Tiene presión arterial alta.
  • Realiza actividad física menos de tres veces por semana.
  • Tuvo alguna vez diabetes gestacional o dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras.
Los hispanos tienen más probabilidad de presentar prediabetes y diabetes tipo 2 que los no hispanos. Generalmente no hay síntomas claros, por eso es importante que hable con su doctor sobre hacerse una prueba de azúcar en la sangre si tiene alguno de estos factores de riesgo.
Prevención de la diabetes tipo 2: Primeros Pasos
Las investigaciones muestran que la pérdida de peso moderada y la actividad física regular pueden ayudar a prevenir o retrasar la diabetes tipo 2 hasta en un 58 % en las personas con prediabetes. Una pérdida de peso moderada significa perder entre el 5 y 7 % del peso corporal, lo que equivale a unas 10 a 14 libras (4.5 a 6.3 kg) en una persona que pese 200 libras (90.6 kg). Hacer por lo menos 150 minutos a la semana de actividad física, como una caminata rápida, también es importante. Eso equivale solamente a 30 minutos de actividad física por día, cinco días a la semana.
El primer paso: responda un cuestionario sencillo, pulse en este enlace: Entonces... ¿tengo prediabetes? para saber cuál es su riesgo de prediabetes. El sitio web también ofrece consejos sobre el estilo de vida y enlaces a programas de prevención* en todo el país que son reconocidos por los CDC como parte del Programa Nacional de Prevención de la Diabetes* (National DPP, por sus siglas en inglés).
El Programa Nacional de Prevención de la Diabetes ayuda a las personas con prediabetes a realizar cambios de estilo de vida duraderos para mejorar su salud. Los participantes trabajan con un asesor de estilo de vida capacitado y comparten experiencias con otras personas que tienen iguales metas y desafíos. Muchas de las personas que han participado en el programa dicen que tienen más energía, menos estrés y mejores resultados en sus exámenes médicos. Vea estas historias* de personas que han completado el programa y obtuvieron buenos resultados.
¡Celebre!
Quizás haya escuchado que la diabetes tipo 2 ocurre en las familias, pero esto es no solo por su parentesco. En ocasiones las familias comparten ciertos hábitos que pueden aumentar su riesgo. Los antecedentes familiares de diabetes no tienen que ser necesariamente su herencia. Tome decisiones saludables como una forma de celebrar el Mes Nacional de la Herencia Hispana y durante todo el año, de esa manera comenzará una nueva tradición familiar que puede hacerse más fuerte y saludable cada año.
* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.
Más información (en inglés y español)

TOMADO DE ENVIO DEL CDC DE EEUU 

No hay comentarios: