FOTO

FOTO
la fotografia es de la Paz Bolivia 2017 , autor luis pedro mujica

jueves, 15 de septiembre de 2016

RAZA BOVINA LIMANGUS

La raza Limangus ha ganado predicamento en la industria carnicera, ello se pone de manifiesto en la obtención de precios máximos en ferias y remates, como así también por los primeros puestos logrados en diferentes concursos de rendimiento al gancho de los “Block Test”. Por: Juan Carlos Giménez Ramírez
Limangus es la primera raza bovina sintética desarrollada por ganaderos argentinos en la década del 80’. Tras varios ensayos con diferentes cruzamientos en pos del prototipo ideal, finalmente la Limangus queda estabilizada con 5/8 de Angus y 3/8 de Limousin.
Para arribar a la consumación del porcentaje parten de una apareamiento inicial que arroja un media sangre; ese animal se cruza con un Limousin puro, logrando en esa instancia ¾ Limousin y ¼ Angus, este a su vez se vuelve a cruzar con un Angus puro.
El objetivo de los genetistas de llevaron adelante los programas de trabajo fue la obtención ganado que reuniera alta eficiencia en: precocidad, rusticidad, fertilidad, rendimiento y calidad carnicera, combinando así lo mejor de las razas intervinientes.
Corresponde señalar que todo el proceso que duró varios años, el ganado Limousin fue sometido a múltiples testeos de rendimiento en frigoríficos, como así también probado con en diferentes contextos forrajeros. En toda esa tarea jugó un rol preponderante la Asociación de Productores de Limangus Argentinos. Entidad cuyo propósito principal fue proporcionarle a la raza la mayor difusión, acompañando a cabañeros y productores, a los distintas exposiciones y remates de los que
participan..
Ya consolidada en Argentina la raza se extendió a Uruguay, donde los criadores agrupados en 2011 fundan la Sociedad de Criadores de Limangus del Uruguay, donde se especializan en la crianza de animales colorados.
El ganado Limangus es mocho, con pelaje liso y corto de color negro o colorado, admitiéndose también el pangaré.
La cabezas es corta, con frente y morros anchos, ligeramente cóncavo entre los ojos. El cogote es corto y fuerte (particularidad remarcada en los machos); en tanto en las hembras se expresa más largo y delgado
Se trata de animales de talla intermedia, compactos, profundos de costilla, de hueso delgado. Con gran desarrollo muscular en los cuartos traseros, donde se encuentran los cortes de carne con mayor valor comercial, tanto en el mercado nacional, como en la consideración internacional. Los toros adultos oscilan con pesos entre los 600 y 900 kilos, en tanto las vacas están en un rango que va de los 430 a 500 Kg.
El dorso es ancho con grosores musculares destacados; las ancas exhiben anchas. Las patas son más bien cortas, señalando una pronta osificación. Huesos finos y aplomos correctos.
En los machos sobresalen sus masas musculares, de igual modo una cobertura de grasa que cerciore la facilidad de terminación en zonas marginales de invernada, tanto en el sur pampeano como en las zonas más cálidas del norte, donde la disponibilidad y la calidad del forraje son restrictivas.
En invernadas cortas, con engorde rápido de más de 500 gramos de aumento diario, se obtienen novillitos ideales para consumo, de 380 a 420 Kg antes de su segundo invierno.
En procesos más prolongados se logran novillos diente de leche de 430 a 470 Kg, con la grasa necesaria, con cortes más torneados y pesados que los esperados para esa categoría de exportación
liviana de máxima calidad.
Importante es subrayar la gran eficiencia de conversión cuando se la suplementa, merced a la mayor proporción de músculo que genera la raza, tal como acontece con terneros gordos de 220 Kg. en encierro.
Las hembras expresan facilidad de parto, habitualmente dan una cría al año, evidenciando una precocidad sexual que favorece el servicio de 15 meses.
Las vaquillonas Limangus en invernes rápidos, se engorda a partir de 240 Kg como ternera pesada, y en invernadas más largas, a los 350 Kg, con un alto rendimiento y calidad, al igual que las vacas, sin grasa excesiva y con un tamaño intermedio. Dichas categorías son muy buscadas en el mercado por sus excepcionales rendimientos en cortes de calidad.
La raza Limangus ha ganado predicamento en la industria carnicera, ello se pone de manifiesto en la obtención de precios máximos en ferias y remates, como así también por los primeros puestos logrados en diferentes concursos de rendimiento al gancho de los “Block Test”. De esos resultados surge lema enarbolado por la Asociación de Productores de Limangus Argentinos: “más carne y de
mayor valor”.
Bien puede aseverarse que Limangus integra el escalón de las razas bovinas mejor considerado del planeta. Dado el menor tiempo de existencia que sus competidoras, vale deducir que estamos en presencia de un ganado de probabilidades superadoras.
Independientemente de los logros alcanzados como raza pura, cuando el propósito de los ganaderos es producir novillos predestinados a producción de carne, Limangus surge como una de las alternativas mejor consideradas; utilizándolas para cruzamiento con otros linajes, en virtud de las cualidades y características ya referenciadas. Esta situación está creciendo paulatinamente en las regiones templadas.
Los Limangus expresan un buen comportamiento en los esquemas pastoriles y, con excelente respuesta, manifiestan todo su potencial con la suplementación, debido a ello este ganado es de los más requeridos en los planteos de feedlots.
En lo concerniente a sanidad la raza no presenta mayores contratiempos por enfermedades, comparable con los comportamientos habituales de sus antecesores.
En Argentina las cabañas de criadores de Limangus están diseminadas por las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. En Uruguay están establecidas en los departamentos de Rivera, Durazno, Florida y Cerro Largo.

También es trascendente la rusticidad que presenta, sobre todo en pasturas no tan buenas, hacia donde hoy es empujada la ganadería, hacia campos que son más marginales, expresó. Tomado de envío de pregón agropecuario de ar 

No hay comentarios: