foto

foto
fotografía de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

viernes, 16 de septiembre de 2016

REGIÓN DE CENTROAMÉRICA EN LUCHA CONTRA MOSQUITO aedes aegypti , la lucha en el sur deberá comenzar a mas tardar en un mes

 Toda la región contra el mosquito
La Reunión Regional de En­fren­tamiento al Zika y otras Arbovirosis pretende aunar consensos e intercambiar experiencias sobre la prevención y enfrentamiento al mosquito del género Aedes : Lisandra Fariñas Acosta |
Hay algo que la Organización Panamerica­na de la Salud ha dejado claro en sus mensajes —desde que en el año 2014 el virus del Zi­ka llegara a la región de las Américas, extendiéndose rápidamente en los países del área—, y es que las brechas de lo que hoy no sabemos sobre este virus, no deben demorar las acciones de cada uno contra su posible propagación.
Entonces no resulta casual, y sí extremadamente oportuna, la Reunión Regional de En­fren­tamiento al Zika y otras Arbovirosis que tendrá lugar en La Habana los días 20 y 21 de octubre, un encuentro que pretende aunar consensos e intercambiar experiencias sobre la prevención y enfrentamiento de la que sería la más reciente amenaza de un viejo conocido: el mosquito del género Aedes (aegypti y albopictus).
Pero que va más allá, pues es justamente este vector el llamado denominador común de varias enfermedades que ha estado en­frentando la región en los últimos años como el dengue, el zika y el chikungunya, a las cuales se suma la reciente amenaza de la fiebre amarilla.
Cristian Morales, representante de la Or­ga­nización Mundial/Panamericana de la Sa­lud en Cuba (OMS/OPS), dijo que tal pro­ble­má­tica exige una respuesta concertada e integrada de los países para enfrentar no una, sino todas estas enfermedades transmitidas por los mosquitos. En ese sentido mencionó que el Consejo Directivo de la OPS, que tendrá lugar a finales de este mes, y es el momento donde se reúnen los ministros de salud de la región para discutir las políticas sanitarias a seguir, entre otros temas, presentará una estrategia para la prevención y control de enfermedades arbo­virales.
La misma, explicó, tendrá como elementos principales promover un enfoque integrado para el enfrentamiento a estas arbovirosis, fortalecer los servicios de salud, la capacidad de diagnóstico diferencial y manejo clínico, evaluar la capacidad de los países para la vigilancia y control de los vectores y el fortalecimiento de la red integrada de laboratorios, entre otros aspectos.
«Precisamente esta primera reunión que se va a realizar aquí en La Habana tiene como objetivo constituirse en el primer paso hacia la implementación de la estrategia», apuntó Morales.
De acuerdo con la doctora Ileana Mora­les Suárez, directora de Ciencia e Innovación Tec­nológica del Ministerio de Salud Pública (Minsap) este encuentro tiene una especial tras­­cendencia para las Américas, en tanto es­tán convocados a participar en la cita un va­lioso número de expertos internacionales en es­tos temas, no solo de la región, lo cual permitirá identificar acciones comunes que posibiliten a cada país poder implementar de la manera más ágil, eficiente y pertinente esta estrategia, y que tributen a un esfuerzo armonizado entre países para el enfrentamiento a la epidemia de zika.
En la reunión, comentó, se discutirán temáticas medulares como el diagnóstico y tratamiento de las arbovirosis, vigilancia epidemiológica, control sanitario internacional, la formación y capacitación de recursos humanos, la investigación científica, evaluación y transferencia de tecnología, así como las campañas educativas.
La doctora Morales Suárez puntualizó que esta reunión estará precedida, el día 19 de octubre, por un encuentro bilateral entre científicos de Estados Unidos y Cuba en el campo de las arbovirosis, que se desarrollará en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) y el cual se centrará en la experiencia de ambos países en este tema, sus capacidades y líneas de investigación.
Servirá como un encuentro preparatorio además, de una cita de más alto nivel entre instituciones científicas de Estados Unidos, como los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC), e institutos de investigación e instituciones científicas cubanas, que tendrá lugar en la última semana de noviembre de este propio año;  y la cual forma parte de las tareas que están comprendidas en el memorándum firmado en junio, entre la Secretaría de Salud de Estados Unidos y el Minsap de Cuba.
Para el doctor Francisco Durán García, di­rector de Epidemiología del Minsap, las arbovirosis suponen hoy un importante reto para la región, pues se trata en su mayoría de enfermedades que no existían en el área. Transmitidas por el mosquito del género Aedes, del cual hay una creciente infestación en las Américas, «la transmisión explosiva del zika, el chikun­gunya y el dengue ha estado condicionada por múltiples factores: una población virgen de estas enfermedades, excepto el dengue, por tanto susceptible al no haber estado expuesta anteriormente, la alta infestación de un vector de muy difícil control, y la elevada virulencia en el caso del zika».
Hoy —precisó— tenemos que hablar también de fiebre amarilla, que si bien se había mantenido circunscrita a África, para el 2015 se registran brotes en Angola, República del Con­go y Uganda. En las Américas, en el 2015, hubo brotes aislados en Brasil y Perú fundamentalmente, de pequeña magnitud. Esta enfermedad la transmite el mismo mosquito, y es la única que tiene una vacuna extremadamente efectiva, por tanto se puede controlar, pero hay que estar alertas.
«Nuestro objetivo debe ser, más que enfrentar las arbovirosis, la lucha contra el mosquito. Ello es vital para cortar la transmisión de estas enfermedades», explicó el doctor Durán, para quien un ejemplo certero lo encontramos en el virus del zika, pues entre el 85 y el 90 % de las personas que están infectadas no tienen síntomas; son portadoras del virus sin manifestaciones de la enfermedad, y por tanto propician su transmisión.
Señaló que Cuba cuenta no solo con un Programa de lucha antivectorial y personal capacitado para esta tarea en todas las provincias del país, sino que implementó recientemente un Plan de medidas para el enfrentamiento al virus del zika y por consiguiente al dengue y al chikungunya, aprobado por la dirección del Partido y del Gobierno, y que bajo la conducción del Ministerio de Salud Pública abarcó todo el territorio nacional, con énfasis en los 51 municipios que para los meses de abril y mayo presentaban transmisión de dengue, y permitió arribar a una situación más favorable.

Luego de una primera etapa intensiva, para el 9 de julio se declara cortada la transmisión de dengue en el país, y se pasa a una etapa de sostenibilidad de esta campaña, en la que aún nos encontramos, e incluye todas las acciones de vigilancia epidemiológica. «Pero se dirige fundamentalmente a evitar los criaderos de mosquitos, empresa en la cual es vital la responsabilidad individual de las personas con su vi­vienda o centro de trabajo», refiere el director de Epidemiología del Minsap. TOMADO DE LA GRANMA DE CUBA 

No hay comentarios: