foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

sábado, 25 de marzo de 2017

11 DATOS SOBRE PARÁLISIS CEREBRAL

 11 datos sobre la parálisis cerebral
La parálisis cerebral (PC) es la discapacidad motora infantil más frecuente. Los niños con esta
afección y sus familias necesitan apoyo. Infórmese más y sepa qué signos buscar en los niños pequeños.
  1. La parálisis cerebral (PC) es un grupo de trastornos que afectan la capacidad de una persona para moverse y para mantener el equilibrio y la postura.
  2. Es la discapacidad motora infantil más frecuente. Según las estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se ha descubierto parálisis cerebral en aproximadamente 1 de cada 345 niños.
  3. Es más frecuente entre los niños que entre las niñas, y entre los niños y niñas de raza negra que entre los de raza blanca.
  4. La mayoría de los niños con parálisis cerebral tienen el tipo espástico (aproximadamente 75-85 %). Esto significa que tienen los músculos rígidos y, en consecuencia, sus movimientos pueden no parecer naturales.
Aproximadamente 1 de cada 10 niños identificados con PC caminan utilizando un dispositivo de movilidad manual.
Más de la mitad de los niños con parálisis cerebral pueden caminar de manera independiente (aproximadamente 50-60 %).
  1. Muchos de los niños con parálisis cerebral tienen una o más afecciones o enfermedades adicionales, que se conocen como afecciones concomitantes. Por ejemplo, aproximadamente 4 de cada 10 también tienen epilepsia y aproximadamente 1 de cada 10 tiene un trastorno del espectro autista.
  2. En la mayoría de los casos, la parálisis cerebral se relaciona con daño cerebral ocurrido antes o durante el parto y se denomina parálisis cerebral congénita. Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de parálisis cerebral congénita:
    • Nacer muy pequeño.
    • Nacer antes de tiempo.
    • Ser mellizo o uno de los bebés de un embarazo múltiple.
    • Haber sido concebido mediante fertilización in vitro u otra tecnología de reproducción asistida.*
    • Tener una madre que haya tenido una infección durante el embarazo.
    • Tener kernícterus* (tipo de daño cerebral que se puede producir cuando no se trata la ictericia grave en el recién nacido).
    • Tener complicaciones durante el nacimiento.
  3. Un pequeño porcentaje de los casos de parálisis cerebral es causado por daño cerebral que ocurre después de los 28 días posteriores al parto. A esto se lo denomina parálisis cerebral adquirida.
    Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de parálisis cerebral adquirida:
    • Tener una infección cerebral, como meningitis.
    • Sufrir una lesión grave a la cabeza.
  4. En la mayoría de los niños se desconoce la causa específica de la parálisis cerebral.
  5. La parálisis cerebral por lo general se diagnostica en el primer o segundo año de vida. Si los síntomas del niño son leves, a veces es difícil hacer el diagnóstico hasta que el niño tenga unos años más.
  6. Con los servicios y el apoyo adecuados, los niños y los adultos con parálisis cerebral pueden mantenerse bien, ser activos y ser parte de la comunidad. Lea las historias de niños, adultos y familias afectados por la parálisis cerebral.
Signos Tempranos de Parálisis Cerebral
Desde el nacimiento hasta los 5 años, los niños deben alcanzar ciertos indicadores motores ―conocidos como indicadores del desarrollo― como darse vuelta, sentarse, pararse y caminar. Los retrasos en alcanzar estos indicadores motores podrían ser un signo de parálisis cerebral. Es importante señalar que algunos niños pueden presentar algunos de estos signos aunque no tengan parálisis cerebral. Los siguientes son otros signos de una posible parálisis cerebral.
En los bebés de 3 a 6 meses de edad:
  • La cabeza se les cae hacia atrás cuando están acostados boca arriba y se los levanta.
  • Los músculos están rígidos.
  • Los músculos están flácidos.
  • La espalda y el cuello parecen estirarse en exceso cuando están en brazos.
  • Las piernas se ponen rígidas y se cruzan como tijeras cuando se los levanta.
En los bebés mayores de 6 meses de edad:
  • Cuando están acostados, no se dan vuelta hacia ninguno de los lados para ponerse boca arriba o boca abajo.
  • No pueden juntar las manos.
  • Tienen dificultad para llevarse las manos a la boca.
  • Tratan de alcanzar las cosas con una sola mano y tienen la otra empuñada.
En los bebés mayores de 10 meses de edad:
  • Gatean en forma dispareja, empujándose con una mano y una pierna mientras arrastran la mano y la pierna opuestas.
  • Se desplazan dando saltitos sobre las nalgas o las rodillas, pero no gatean sobre las manos y las rodillas.

TOMADO DE ENVIO DEL CDC DE EEUU

No hay comentarios: