FOTO

FOTO
la fotografía es del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

viernes, 13 de julio de 2018

EL PRESIDENTE DE NESTLÉ ASEGURA QUE EL AGUA NO ES UN DERECHO, TIENE QUE SER PRIVATIZADA


EL PRESIDENTE DE NESTLÉ ASEGURA QUE EL AGUA NO ES UN DERECHO, TIENE QUE SER PRIVATIZADA
Por Osvaldo Nicolás Pimpignano
El pasado 1° de este mes de julio, Peter Brabeck-Letmathe, un empresario austríaco que desde 2005 se desempeña como presidente del grupo Nestlé, segura que el suministro de agua debe privatizarse para que, como sociedad, tomemos conciencia de su importancia y terminemos con la subvaloración que se produce hoy, afirma.
Teniendo en cuenta la incidencia de Nestlé en el mercado mundial de alimentos industrializados suenan poco creíbles las declaraciones de Brabeck-Letmathe, que por otra parte no son novedosas, ya que desde su llegada a la empresa multinacional suiza preconiza esta idea.
Seguramente Brabeck-Letmathe pretender asegurar que el agua no es un derecho alegando que actualmente se la subvalora atendiendo al precio que actualmente  Nestlé la cobra en todos los lugares donde la comercializa agua en botellas.
Por esto sus palabras que provocan estupor, especialmente si se tiene en cuenta que Nestlé es el líder mundial en la venta de agua embotellada. Un sector que reporta el 8% de sus ingresos totales, que en 2011 ascendió a 68.580 millones de euros.
Pero Brabeck-Letmathe, ha enfrentado a estas y otras críticas para enfatizar que el hecho de que muchas personas tienen la percepción de que el agua es gratuita significa que con demasiada frecuencia no le dan el valor que tiene y lo desperdician. Por lo tanto, argumentan que los gobiernos deben garantizar que cada persona tenga 5 litros de agua al día para beber y otros 25 litros para la higiene personal, pero que el resto del consumo debería manejarse de acuerdo con los criterios comerciales.
En realidad esta supuesta gratuidad es una falacia, ya que el suministro de agua que por diversos mecanismos llega a solo una parte de los hogares del mundo, tiene un costo que en casos como Argentina es elevado. Afirmo que solo de las personas una parte en función de que una enorme cantidad de personas no tienen acceso a la misma por falta de recursos técnicos y económicos.
Así expresado se trata de una discriminación más que del cuidado del recurso. Pero A pesar del rechazo que sus postulados provocan, Brabeck-Letmathe durante mucho tiempo han estado defendiéndolos sin miramientos, con entrevistas en que califica de extremistas a las ONG que sostienen que el agua debe ser un derecho fundamental. Si son extremistas a las ONG que defienden el derecho al agua no sé cómo calificar a este individuo que sostiene lo contrario. Como vemos el extremismo llega a los más altos cargos de empresas multinacionales.
Según Brabeck-Letmathe, el  agua debería tratarse como cualquier otro alimento bueno y tener un valor de mercado que sería establecido por la ley de la oferta y la demanda. Y es aquí donde nos corre un escalofrió en vista de lo que sucede en todo el mundo cuando el mercado le pone precio y no costo a los productos, en especial, como en este caso cuando el vocero es quien más agua embotellada comercializa en el mundo. Parecería que Peter Brabeck-Letmathe  pretendiera ser  un benefactor de la humanidad.  
Peter Brabeck-Letmathe preside el Grupo de Recursos Hídricos 2030, una iniciativa conjunta entre empresas, organizaciones gubernamentales y la sociedad civil, cuyo objetivo fundamental es el de encontrar soluciones prácticas para hacer frente a la escasez de agua. Con él al frente del grupo parece difícil que encuentren una solución que beneficie a la población. Eso sí, seguro beneficiara a las embotelladoras de agua.
FUENTE: Meneane y ONU
Por Osvaldo Nicolás Pimpignano
Periodista de Investigación – FLACSO
Para: ASOCIACION ECOLOGISTA RIO MOCORETA
Las imágenes fueron tomadas de la Web

No hay comentarios: