foto

foto
fotografía de Monte Caseros Corrientes Argentina , autor luis pedro mujica

sábado, 11 de marzo de 2017

AUMENTAN SERVICIOS BÁSICOS EN ARGENTINA

 El agua aumentará 23% y confirman topes de hasta 500% para la suba del gas
Aranguren propuso el ajuste del precio mayorista del gas, pero aún no definió el de distribución; habrá un nuevo método de facturación para el agua
Pablo Fernández Blanco
El Gobierno puso en marcha el grueso de los aumentos tarifarios que tiene previsto para este año. Con la inflación de febrero en 2,5%, un lapidario informe sobre la pobreza que difundió anteayer la UCA y el recuerdo de la molestia que despertaron los incrementos en 2016, los funcionarios a cargo de presentar los ajustes repitieron cada vez que pudieron la palabra "gradualismo".
El ministro de Energía, Juan José Aranguren , puso en marcha ayer las audiencias públicas para tratar los nuevos aumentos del precio mayorista del gas. Según los números que mostró ayer, que ya había dado a conocer el año pasado, un cliente de bajo consumo pagará desde el 1° de abril próximo US$ 2,62 por millón de BTU (la unidad de medida), que representa un alza en dólares de 21%. Esa cifra no incluye los servicios de transporte y distribución, cuya suba aún está en discusión.
Confirman topes de hasta 500% para la suba del gas
Confirman topes de hasta 500% para la suba del gas. Foto: Archivo
El mismo ejemplo llevado a un consumidor intermedio, como el de una casa chica, arroja un incremento de casi 10%, mientras que un usuario de alto consumo tendrá un ajuste apenas superior al 4%. Así, los consumidores pagarán un 55% de lo que cuesta el insumo, mientras que el restante 45% será cubierto por el Estado a través de subsidios.
Aranguren no se refirió ayer a los ajustes en transporte y distribución, que representan a razón de un 30% de la factura de gas, y contempla la remuneración de las empresas que se encargan de llevar el gas desde los yacimientos mediante sistemas de transporte (lo hacen TGN y TGS) y de distribución
(Metrogas, Gas Natural Fenosa).
En diciembre del año pasado el Enargas, que regula el sector gasífero, le pidió a las empresas que realizaran ejercicios con ciertas cifras. Eso arrojó que un usuario de la Capital o del conurbano bonaerense que en octubre pasado pagó una factura de $ 96 mensuales debería desembolsar $ 168 por el mismo servicio, desde abril con un incremento del 75%. Esas cifras aún están en discusión por los condicionantes del año político y el arranque lento que muestra la economía. Esta semana, por ejemplo, Aranguren confirmó que el Gobierno repartirá los aumentos de toda la factura en tres meses (abril, noviembre y abril del año próximo) con vistas a moderar el impacto en el bolsillo de los consumidores. En esa misma línea, no sería extraño que el Gobierno otorgara un aumento menor al solicitado por las empresas.
A los usuarios cuyas facturas con aumento superen los $ 250 finales se les aplicará un tope de suba de entre 300% (para los de menor consumo) y 500% (para los hogares que más demandan), confirmó Aranguren. En caso de los comercios, el límite será de 500%. En todos los casos, la comparación es contra el mismo período del año anterior.
El Gobierno seguirá aplicando bonificaciones para quienes ahorren 15% o más con respecto al mismo período del año pasado. Así, un hogar de bajo consumo tendrá un descuento del 50%, uno intermedio del 30% y uno de alto, del 20 por ciento.
Junto a los aumentos de gas, el Gobierno ya definió la propuesta de aumentos en la tarifa de agua que llevará Aysa a las audiencias públicas del próximo 6 de abril. Esa reunión será el puntapié inicial para un cambio estructural en la manera de cobrar por los servicios de agua y cloacas, dado que se pasará de un cálculo en base a los metros cuadrados de las propiedades a otro que toma en cuenta
principalmente el consumo.
El agua aumentará 23%
El agua aumentará 23%. Foto: Archivo
Tanto para consumos hogareños como para los clientes no residenciales de Aysa el aumento será de 23% y regirá a partir de mayo, siempre que se aprueben las nuevas tarifas que la empresa llevará a la audiencia pública. Abarcará a 2,8 millones de clientes residenciales.
De esa manera, una casa de 70 metros cuadrados (m2) cubiertos en Villa Fiorito que hoy paga $ 101,79 por bimestre por el servicio de agua deberá desembolsar 125 a partir del nuevo ajuste.
En el otro extremo, un departamento de 150 metros cuadrados en Puerto Madero, con ambos servicios, pagará tras el aumento $ 1157, contra los $ 940 actuales.

La nueva facturación en base al consumo, que sólo se puede aplicar sobre los clientes que tienen el servicio medido, permitirá a ciertas dependencias bajar su demanda. Según los cálculos de la empresa, el agua bajará para el 70% de los clientes no residenciales. También seguirá el programa de tarifa social. Tomado de la nación de ar 

No hay comentarios: