foto

foto
fotografía de La Paz Bolivia , 2017; autor luis pedro mujica

lunes, 24 de abril de 2017

EXPANSIÓN URBANA SIN PLAN : INUNDACIONES

SE UBICAN EN TERRENOS DE DESAGÜE NATURAL DE LA CAPITAL
Una decena de barrios a la vera de las rutas 12 y 5 sufren inundaciones con cada lluvia fuerte
  INUNDACIONES. Varias barriadas del Este de la Capital presentan problemas de anegamientos.
En las barriadas del Ponce, Sapucay, San Ignacio, Santa Rita, Cremonte y Bejarano entre otros se registran anegamientos graves ante cada precipitación. Además de estar en terrenos donde hay lagunas y esteros, la expansión urbana hizo que se afectara la capacidad de drenaje de los suelos.
Una decena de barrios de la Capital ubicados sobre la vera de la Ruta Nacional N°12 y la Ruta Provincia N°5 registran problemas de  anegamientos ante cada lluvia que cae y que con el correr de los años, por diversos factores como la expansión urbana, la poca permeabilidad del suelo, la ocupación de predios inundables por el desarrollo inmobiliario desmedido sobre predios no aptos y las precipitaciones cada vez más voluminosas, impactan con mayor fuerza sobre sus habitantes. En los complejos habitacionales del Este como Ponce, Cremonte, Sapucay, San Ignacio, Santa Rita, Laguna Brava y Bejarano, junto a sus inmediaciones, los vecinos sufren graven inconvenientes por inundaciones que afectan sus propiedades y sus pertenencias.
Relevamientos estatales y estudios científicos y universitarios reflejaron que hacia el Este de la Ruta Nacional N°12 se ubica una zona natural de desagüe de la Capital, donde se acumula el agua de las precipitaciones, y también se encuentran múltiples lagunas y espejos de agua que ante cada copiosa precipitación, funcionan como reservorios naturales. Pero dichos lagos en los últimos años son ocupados por construcciones urbanas y barrios privados o clubes de campo afectando no sólo a sus habitantes sino también a los pobladores de otras barriadas cercanas.
Hacia el Este de la Capital y sobre los márgenes de las rutas N°12 y N°5 se ubican los barrios Ponce, Sapucay, San Ignacio, Santa Rita, Cremonte, Laguna Brava, Flier y Lomas donde, ante cada fuerte lluvia que se registra gran parte de los pobladores tienen problemas de anegamientos o inundaciones. Estudios universitarios y relevamientos municipales manifestaron que dichos complejos habitacionales se encuentran en una zona que funciona como un desagüe natural de la Capital y que cuenta con bañados, esteros y lagunas que sirven como reservorios de agua y drenaje ante cada precipitación.
Pero la expansión urbana y el crecimiento inmobiliario desmedido sobre terrenos inundables (más precisamente sobre lagunas que en épocas secas ofician de predios para la construcción de viviendas y barrios) no sólo afectaron la capacidad del drenaje del agua, sino que desencadenó graves problemas para los pobladores de las nuevas barriadas en zonas bajas como en los de las veras de las rutas 12 y 5.
Otro caso es el del asentamiento del barrio Bejarano, frente al aeropuerto local, donde se acumula el agua que no puede ser absorbida por las inmediaciones de la Laguna Soto debido a la sobreexplotación de los márgenes del espejo de agua por el mercado inmobiliario, lo que hace que sus habitantes también registren inconvenientes ante copiosas precipitaciones como las que se registraron la semana pasada.

El dato Tanto desde el Gobierno de la Provincia como desde la Municipalidad contemplan trabajar en la limpieza y mejoramiento del desagüe hacia el arroyo Pirayuí para evitar inundaciones. Tomado de el litoral de ctes ar 

No hay comentarios: