foto

foto
fotografía de Corrientes Argentina , autor luis pedro mujica

martes, 25 de abril de 2017

LLUVIAS AFECTAN CORRIENTES ARGENTINA

PERSISTE EL ALERTA
La lluvia no da tregua en varias poblaciones que siguen con evacuados, aislados y necesitan obras
 AYUDA. Bomberos llevaron alimentos e indumentaria a pobladores rurales de Empedrado. El Municipio de El Sombrero también continúa con los operativos de asistencia. (Fotos gentileza)
Decenas de familias todavía no pueden regresar a sus hogares en San Luis, Caá Catí, Santa Ana y Loreto. A ellos, se suman habitantes de las zonas rurales que están  aislados.  Persiste la ayuda estatal, pero también las que provienen de cruzadas solidarias. Urge que el clima mejore y que se ejecuten diversos trabajos que faciliten el escurrimiento del agua.
En todo el territorio provincial se cumplió el pronóstico de que ayer volvería a llover.  Sin embargo, la situación no fue la misma en todas las comunas ya que varias, hace más de dos semanas, vienen sufriendo las consecuencias de las abundantes precipitaciones. Aún hay evacuados y aislados en Caá Catí, San Luis del Palmar, Santa Ana  y Loreto. A esto se suman los daños en el sector productivo y la necesidad de que el clima mejore para ejecutar más obras que faciliten el escurrimiento.
“Lamentablemente se cumplió lo pronosticado. Hasta ahora la cantidad de milímetros registrados en esta jornada en el interior no es elevado, pero considerando que se suma a todo lo que ya llovió, sin lugar a dudas deja un saldo negativo. Nosotros, más allá de las inclemencias, seguimos con las tareas de asistencia”, aseguró el sub jefe de Operaciones de Defensa Civil de la Provincia, Orlando Bertoni al ser consultado en la tarde de ayer por El Litoral.
Más de 600 milímetros En Caá Catí, ya en horas de la madrugada registraron un chaparrón. Y aunque esperaban que fuera aislado, al mediodía se reanudó la lluvia que, con distintas intensidades, proseguía hasta el cierre de esta edición.
Por ello, las 10 familias que están distribuidas en los distintos centros de evacuados como así también aquellos que se autoevacuaron a la casa de parientes, al menos por ahora, no podrán regresar a sus hogares. “Pese a esta situación adversa, lo bueno y destacable es la gran solidaridad de la gente que se acerca a donar ropas y alimentos no perecederos”, remarcó el intendente de Caá Catí, Eduardo Dualibe a El Litoral. En este marco, señaló que “los damnificados del área urbana están atendidos en forma constante porque el Municipio les garantiza las cuatro comidas diarias”.“Lo que nos preocupa y mucho son quienes viven en los distintos parajes porque la mayoría de las personas está aislada”, alertó el jefe comunal, quien junto a personal municipal durante el fin de semana llevó asistencia.
Caá Catí necesita tres obras Además de las pérdidas en las viviendas, se le suman las del sector productivo. Es que el avance de las aguas afecta tanto a la cría de ganado como a los cultivos. En el primero de los casos, “para tratar de paliar la situación se  hará un remate el 4 de mayo. Y además se están articulando acciones para que los productores puedan acceder al forraje subsidiado”. Mientras que para el segundo grupo, Dualibe comentó que “se está haciendo un relevamiento y en base a los datos que se obtengan, se gestionará ayuda que pueden ser por ejemplo semillas”.
Pero considerando que la asistencia sólo cubre una parte de los daños, el jefe  comunal remarcó que urgen ejecutar obras que eviten que el agua se  acumule en los campos por muchos días.
En este sentido, precisó que la limpieza de los esteros Santa Lucía, Malo y San Lorenzo, permitiría facilitar el escurrimiento. Por eso, ya presentaron notas solicitando esos trabajos y esperan obtener una respuesta favorable, como así también que las condiciones climáticas mejoren para que se pueda utilizar maquinaria pesada.
Preocupación en San Luis “El Riachuelo está en 3.94, un centímetro más y entramos ya en alerta roja”, afirmaron ayer desde el Comité de Emergencia (COE) de San Luis. Haciendo referencia a que por un lado les preocupaba la nueva lluvia que se registraba en toda la zona y por el otro lado, el avance del citado afluente natural.
Hasta anoche, eran 21 las familias evacuadas en el área urbana pero además al menos otras cinco del barrio Inmaculada estaban con agua en el interior de sus viviendas pero se negaban a salir. “Ellos quieren cuidar sus cosas. Es entendible. Lo que hicimos nosotros junto con integrantes de una agrupación política, fue llevarles asistencia tanto alimentaria como sanitaria”, explicó uno de los integrantes del COE, José María Serbin. Seguidamente, señaló que al igual que en otras comunas les preocupa la situación de los pobladores de los parajes. “En la cuarta y quinta sección estamos con serias dificultades. Se lleva asistencia pero realmente es complicado llegar. Por eso, insistimos en la necesidad de contar con un helicóptero para atender por ejemplo casos de emergencias médicas”.
Pequeños productores En la tarde de ayer, en la parroquia de San Luis se concretó una reunión entre productores y representantes del Ministerio de la Producción. “Lo que ofrecieron desde la Provincia es realizar remates y venderles forrajes a un precio subsidiado. Veremos cómo se instrumenta eso y si esto les ayuda. Hay que tener en cuenta que acá hay unos 1.200 ganaderos que no tienen más de 50 cabezas y que representan el 70% de lo que se produce en nuestra jurisdicción”, precisó Serbin.
Operativo limitado Loreto es otra de las comunas afectadas por las abundantes precipitaciones. Ayer volvió a llover y al cierre de esta edición indicaron que nuevamente era abundante. “Siguen tres familias autoevacuadas y estamos rogando que pare de llover sino otra vez más familias tendrán que dejar sus hogares”, contó el edil Antonio Galarza a este diario. Precisamente, por la lluvia, ayer no lograron culminar  con un operativo que tenía como objetivo sacar de los campos anegados a unas 145 ovejas. “Sólo se trajeron unas 40. Necesitamos que el tiempo mejore para continuar con ese tipo de traslados y también para que pueda trabajar la retroexcavadora que mañana enviará Vialidad Provincial para ayudar con la limpieza de los canales”, señaló.  Además de las localidades citadas, existen otras donde los pobladores de las áreas rurales están aislados, como ser en El Sombrero y Empedrado. Mientras que en Santa Ana, aún hay evacuados y autoevacuados. Y más allá de la asistencia y las tareas que se están ejecutando ahora, vecinos piden obras que brinden soluciones definitivas.

Desde el Municipio aseguraron que están abocados a dar respuestas a ese tipo de demandas. TOMADO DE EL LITORAL DE CTES AR 

No hay comentarios: