foto

foto
fotografía de Monte Caseros Corrientes Argentina , autor luis pedro mujica

lunes, 3 de abril de 2017

ALERTA POR LA DEMOCRACIA EN LAS AMÉRICAS

ALERTA POR LA DEMOCRACIA EN LAS AMÉRICAS
3 de abril de 2017
 El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) manifiesta su profunda preocupación por varios hechos que en los últimos días vienen ocurriendo en algunos países del continente, los cuales están afectando tanto los derechos fundamentales de la ciudadanía así como los principios democráticos del Estado de Derecho.
Venezuela: golpe a la institucionalidad
En primera instancia, encontramos una situación de crisis y polarización social y política en Venezuela. El más reciente suceso tiene que ver con una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de dicha nación suramericana en la que se despoja de inmunidad parlamentaria a los diputados de la Asamblea Nacional, cuya mayoría es opositora al gobierno del presidente Nicolás Maduro. La mencionada sentencia también le otorgar poderes excepcionales al Ejecutivo y asimismo el mismo Tribunal Supremo se inviste de funciones legislativas, en reemplazo de la Asamblea.
Lo anterior altera el orden institucional de Venezuela y mina el principio de separación de los poderes públicos que cualquier democracia debe respetar para su pleno desarrollo. El día 30 de marzo REDLAD se pronunció frente a este particular. Consulte la alerta sobre la situación de Venezuela en el siguiente link: https://issuu.com/red_lad/docs /alerta__venezuela_30032017. docx.
Paraguay: la democracia en llamas
Este país es escenario de preocupantes hechos que deben llamar la atención de todos como sociedad civil, y sobre todo como defensores de derechos humanos y activistas de los principios democráticos. En horas de la tarde y noche del 31 de marzo, manifestantes y encapuchados ingresaron por la fuerza e incendiaron las instalaciones del Congreso, después de una sesión en la que se discutía la reelección presidencial.
Lo que sucede en Paraguay es preocupante por dos cosas: 1) los arreglos entre algunos sectores de la clase política para aprobar la reelección de espalda a la Constitución y a la ciudadanía y 2) la ola de violencia ocurrida hoy en las calles de Asunción, en inmediaciones y al interior del Congreso Nacional.
La decisión de 25 de 45 legisladores en apoyar el proyecto de enmienda constitucional que habilita al presidente Horacio Cartes y al ex presidente Fernando Lugo para postularse a un segundo periodo presidencial, afecta directamente la legitimidad de las elecciones generales que se celebrarán en abril de 2018.
Actualmente, la Constitución paraguaya prohíbe la relección y sólo podría incorporarse el cambio a través de una reforma constitucional para lo cual ya no habría tiempo. Para ello, se impulsó a través de una enmienda en una sesión presidida por el vicepresidente segundo del Senado Julio César Velázquez, quien se autonombró presidente de la Cámara Alta, ignorando la autoridad del presidente nombrado oficialmente. En principio, la propuesta fue presentada en agosto 2016 por el partido oficialista y fue archivada luego de no alcanzar el respaldo necesario.
De acuerdo con el reglamento interno de la Cámara, un proyecto rechazado no puede ser reingresado antes de cumplir un año desde el rechazo, mas quienes la apoyan alegan que es una propuesta completamente nueva. Además de ser un procedimiento poco transparente que violenta la institucionalidad y el Estado de Derecho, este proyecto propone que el candidato presidencial que no logre ganar las elecciones, se convertirá en senador por su partido. Al momento, la posición del presidente Cartes no ha sido clara ya que rompió el silencio rechazando el proyecto en un comunicado que ha sido retirado de circulación.
Diversas organizaciones sociales paraguayas, entre ellas Semillas para la Democracia (miembro de REDLAD), se pronunciaron contra la posible aprobación de la reelección (ver comunicado: https://www.facebo ok.com/Semillaspy/posts/132898 7917180403) y han mostrado su preocupación por el detrimento de la institucionalidad y de la separación de poderes.
Estas imágenes que compartimos, son de algunos parlamentarios, opositores a la reelección, que resultaron heridos en el asalto al Congreso.
Desde REDLAD prendemos las alarmas por estos hechos que lesionan no sólo los principios democráticos de cualquier Estado de Derecho, sino también el espacio cívico y las garantías para que las organizaciones y movimientos sociales ejerzan su rol y libertades en Paraguay e instamos a que tanto el Ejecutivo, en cabeza del presidente Cartes, como el legislativo respeten las reglas y normativas legales que imponen la misma Constitución del país y que procuren tomar las medidas necesarias para que el país no se vea inmerso en una ola de violencia política.
Asimismo, hacemos un llamado al Sistema Interamericano y otros organismos multilaterales de este hemisferio para que estén vigilantes del accionar político del gobierno paraguayo y que condene cualquier abuso de poder.
Estados Unidos: retrocediendo en lo conquistados
Otro escenario preocupante en el continente son las más recientes medidas administrativas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. La primera de ellas versa sobre eliminar preguntas para indagar acerca de la identidad de género y sexualidad en el próximo censo de 2020. Estos indicadores pretendían determinar información sobre la comunidad LGBTI para una mejor asignación de recursos y así asegurar políticas de la igualdad e inclusión para dicha población.
Por otro lado, es alarmante la última de las órdenes ejecutivas que desde la Casa Blanca se ha firmado, en pro de “promover la independencia energética y el crecimiento económico”, cuyo objetivo central es reversar todas las medidas que el antecesor de Donald Trump, el demócrata Barack Obama, tomó para mitigar los efectos del cambio climático, en concordancia con el Acuerdo de París, firmado por 195 naciones a finales de 2015.
Detrás de estas medidas hay un argumento que pone en peligro cualquier iniciativa ecológica para proteger los recursos naturales del planeta e incentiva la industria irresponsable con el medio ambiente. “Esto supone no sólo un duro golpe contra las acciones de diversos movimientos e iniciativas ecologistas que han luchado durante años por concientizar a los líderes políticos sobre la importancia de promover energías limpias, renovables y alternativas, sino también contra los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promovidos por la ONU y por gran parte de la sociedad civil organizada del mundo”[1].
 El Secretariado Permanente de REDLAD, plataforma de más de 520 organizaciones que defienden la democracia y los derechos humanos, miembro oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y capítulo regional del World Movement for Democracy (WMD):
·         Condena cualquier abuso de poder que cualquier gobierno, de cualquier país de la región, ejerza sobre los partidos, movimientos sociales o políticos de oposición y la ciudadanía en general en detrimento del libre ejercicio de sus derechos fundamentales.
·         Condena la inconstitucionalidad en la sesión irregular de la Cámara Alta paraguaya que viola el espíritu de la Carta Magna vigente que prohíbe la reelección de un presidente como garantía de no retroceso al autoritarismo de la dictadura del general Alfredo Stroessner (1954 – 1989).
·         Exhorta a los gobiernos de Venezuela y Paraguay para que respete la separación de las ramas del poder público y sus respectivas autonomías, en especial las de sus órganos legislativos.
·         Insta al Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela para que reconsidere sus decisiones judiciales y que obre de manera independiente a la hora de emitir sentencias. Asimismo, que éstas mismas reflejen su misión como protectores de la Constitución y las leyes en pro de la garantía de derechos de toda la ciudadanía venezolana, sin importar si son opositores u oficialistas.
·         Exhorta al Congreso Nacional de Paraguay y a los partidos que los conforman para que ciñan a las normas legales vigentes que están consagradas en su Constitución Política.
·         Solicita al gobierno de los Estados Unidos, en cabeza del presidente Donald Trump, para que reconsidere sus medidas y lineamientos en materia de políticas medioambientales, y asimismo respete el Acuerdo de París firmado en 2015 por ese país.
·         Hace un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que esté vigilante sobre cualquier posible violación de los derechos fundamentales en Venezuela, Paraguay y Estados Unidos.
·         Solicita a las autoridades y miembros de organismo multilaterales, tales como la OEA, Unasur, CELAC, ONU, entre otros, para haga un llamado de prudencia a los gobiernos de Venezuela, Paraguay y Estados Unidos ante cualquier posible abuso de poder.
·         Pide a la sociedad civil organizada de Venezuela y Paraguay, ya sean opositores u oficialistas, a que pongan como prioridad el diálogo antes que cualquier manifestación de violencia.
Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD).
[1] Tomado del artículo “Negar lo evidente”, que se encuentra en: https://proyectopasca.org/2017 /03/29/negar-lo-evidente/

TOMADO DE ENVIO DE RED FOROBA

No hay comentarios: