foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 28 de mayo de 2017

LA CALIDAD DEL AIRE EMPEORA EN 4 REGIONES DE BOLIVIA

La ciudad de Cochabamba, por la laguna Alalay, cubierta por una densa capa de esmog a primeras horas de la mañana. | Carlos López Y Jessica Vargas
Los valores de contaminación atmosférica en los tres municipios más poblados del eje —Cercado, Quillacollo y Sacaba— van en ascenso con niveles que sobrepasan lo permitido y llegan a niveles que ponen en riesgo la salud.
En Cercado, el pasado 17 de mayo, se registró el nivel más alto de contaminación con 103 en el Índice de Contaminación del Aire (ICA), ingresando dentro del rango considerado “malo”, según la escala de medición —de 100 a 150 ICA—.
El responsable de la Red de Monitoreo de Contaminación Atmosférica (Red MoniCA), Alain Terán, indicó que en el monitoreo anual de los últimos dos años se vio que los niveles de contaminación aumentaron.
“Evaluando los niveles de 2016, 2015, los índices han ido en ascenso en todas las estaciones y posiblemente se debe a los fenómenos climáticos, temperaturas muy fuertes, inversión térmica muy próximas al suelo sumado al incremento del parque automotor”, declaró.
En 2009, se registró la máxima histórica del municipio con 1.900 microgramos por metro cúbico (µg/m³) en la noche de San Juan.
En el promedio anual, la máxima del año 2014 pasó de ser 300 µg/m³. En tanto el punto más álgido durante 2016 se vivió en abril después del incendio en el botadero de K’ara K’ara con un registro de 190 µg/m³.
Los contaminantes directos que conforman la capa de esmog son el monóxido de carbono, el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, que se generan por la combustión de gases que produce el parque automotor y las industrias ladrilleras y yeseras.
“El comportamiento normal en ciudades con alto tráfico vehicular tiene que ver con cantidades elevadas de dióxido de nitrógeno, lo que ocurre en el eje del departamento”, señaló Deymi Velasco, responsable del monitoreo en la Gobernación.
Los efectos de este compuesto en la salud son la pérdida de mucosa pulmonar y el aumento de infecciones respiratorias.
Según el investigador de la Universidad Católica Boliviana (UCB) Marcos Luján la alta contaminación tiene relación con el incremento de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs).
En la última semana, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) reportó 2.000 casos más de infecciones respiratorias bordeando los 20.000 casos. La Organización Mundial de la Salud acepta 50 µg/m³ como máximo nivel de exposición diaria.
Quillacollo
En Quillacollo, sólo en mayo, según los datos brindados por el responsable del Laboratorio y Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Quillacollo, Branko Saavedra, el mayor índice se registró el martes 16 con 380 µg/m³. En tanto el nivel más bajo fue de 151.
En 2016, se llegó a 352 microgramos por metro cúbico en San Juan y a 361 en 2015.
Contrariamente a lo que ocurre en Cercado, donde las horas de mayor concentración de contaminantes son las primeras de la mañana, en Quillacollo los picos de presentan en la noche entre las 19:00 y 22:00 horas.

Según la investigación del médico Antonio López, la exposición crónica a contaminantes puede causar irritación pulmonar, intensidad y prolongación de las infecciones respiratorias y enfermedades cardíacas.
En Sacaba, la red de monitoreo, instalada en esta gestión, se encuentra en Huayllani. La máxima registrada alcanzó los 428 µg/m³.
Tiquipaya supera los niveles permisibles
En Tiquipaya, la contaminación atmosférica se atribuye al transporte pesado, la quema y la deforestación de áreas verdes.
En mayo, la población de este municipio se expuso una concentración de 259 µg/m³. Al igual que los otros municipios, supera los niveles permisibles. El indicador representa una situación de alto riesgo para la  salud y el bienestar de los pobladores.
Las grandes cantidades de esmog y porcentajes de contaminación extremos provocan lesiones a varios niveles del organismo según las investigaciones de la Organización Panamericana de la Salud. En este sentido, se evidenció la relación con enfermedades terminales como el cáncer de pulmón, insuficiencias respiratorias y cardiacas.

En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que se generan 7 millones de muertes anuales a causa de la contaminación atmosférica. El 40 por ciento tiene trascendencia a nivel cerebral, del restante el mismo porcentaje se ha vinculado a cardiopatías y el otro 20 por ciento se distribuye entre  problemas pulmonares, infecciones agudas y neumonías e irritaciones del tracto respiratorio, el grupo de mayor vulnerabilidad son los niños y los adultos mayores. Una forma de reducir los riesgos es no exponerse a la polución a primeras horas del día. Tomado de los tiempos de Bolivia 

No hay comentarios: