foto

foto
fotografía del sur de Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 21 de mayo de 2017

PERDURA ARQUITECTURA COLONIAL EN TORORA BOLIVIA

La arquitectura colonial de Totora perdura
Pese al terremoto de mayo de 1998, el municipio mantiene su estilo de antaño que lo hace único en el departamento | Carlos López
Laura Manzaneda
Calles angostas, puentes de piedra, bóvedas subterráneas de agua, techos de teja, balcones de madera, gruesos muros de adobe, grandes portones y ventanas de madera talladas son parte de la imagen arquitectónica que Totora ofrece hoy, a 19 años del terremoto que dañó el 20 por ciento de sus estructuras.
A diferencia de Aiquile, este municipio del cono sur ha logrado preservar su arquitectura colonial-republicana en más del 90 por ciento en el casco viejo.
La preservación de la arquitectura totoreña ha sido posible porque el terremoto afectó levemente las casas de adobe y teja, a diferencia del municipio vecino, donde las viviendas sufrieron serios daños y fueron reconstruidas con estilos más modernos.
La Alcaldía de Totora emitió, hace más de 10 años, una ordenanza municipal que instruye a los ciudadanos del casco viejo preservar el estilo republicano en las nuevas construcciones, refacciones y ampliaciones. Por esa norma, la población realiza obras en su vivienda manteniendo su estilo antiguo.
“No se puede usar calamina y, en lo posible, debe mantenerse una arquitectura colonial, en especial en el casco viejo. Esto se ha instruido porque esa es la característica de Totora, que queremos seguir manteniendo, porque somos conocidos en todo el país por esa característica”, dijo el responsable de Catastro del municipio, Grover Daza.
Explicó que muchos vecinos están de acuerdo con ello, pero hay algunos que a veces quieren infringir la norma.
El terremoto de 1998 también dañó las dos cúpulas de la iglesia que fue construida en 1788. Las estructuras fueron reparadas con aportes de Centro de Residentes Totoreños.
“Se recaudaron fondos y lograron refaccionar la iglesia con estilo republicano, porque la iglesia era un poco más moderna”, informó el oficial mayor del municipio, Freddy López.
Después del terremoto, las estructuras de dos pisos fueron seriamente dañadas y desestabilizadas; con las donaciones sólo se logró rehabilitar el edificio de la Alcaldía y algunas viviendas de la plaza principal de Totora.
“Sólo se pudo recuperar algunas estructuras de la plaza principal, lo demás lo hicieron los propietarios, hasta ahora algunas viviendas siguen así dañadas”, indicó López.
Sin ayuda
La pobladora Cristina Reyes explicó que el terremoto derribó toda su vivienda y construyó una nueva infraestructura con estilo colonial. “Nadie nos ha ayudado, la construcción es de ladrillo con  balcones, el techo es de teja, hemos tratado de mantener la infraestructura como nos ha pedido la Alcaldía”, contó.
En cambio, Josefina Rodríguez sólo realizó algunas refacciones a su vivienda tras el terremoto y vive con varias rajaduras en sus paredes. “No hemos recibido ningún tipo de ayuda porque en esa época no tenía papeles, ahora recién los tengo. Hemos reforzado algunas partes para que la casa pueda resistir”, explicó.
Después del terremoto, algunas personas abandonaron sus viviendas o las vendieron, pero algunas de estas casas fueron adquiridas recientemente por terceras personas para reconstruirlas con estilo colonial y convertirlas en hoteles.
En la arquitectura republicana resaltaban las puertas y ventanas con dinteles rectos o arcos rebajados. Pese a las huellas del sismo, la ciudad se encuentra aún adornada por su peculiar belleza con denotación histórica.
Esta infraestructura está siendo reconstruida después de haber sido abandonada durante varios años.
Vista de Totora en la que se ven los antiguos techos de teja y resaltan las construcciones modernas.

Vivienda reconstruida hace cinco años, los propietarios respetaron el estilo colonial, pero con materiales modernos. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA 

No hay comentarios: