foto

foto
fotografía del sur de Concordia ER Argentina , autor luis pedro mujica

miércoles, 9 de noviembre de 2016

ALUDES EN COLOMBIA POR DEFORESTACIÓN

 DEFORESTACIÓN, CAUSA DE ALUDES EN HATILLO-BARBOSA COLOMBIA
La empresa concesionaria Hatovial ha estado pendiente de atender la emergencia que se presenta con la quebrada El Guadual o El Bebedero en la vereda Graciano. FOTO RÓBINSON SÁENZ.
700 metros lineales fue la afectación que tuvo la doble calzada Hatillo-Barbosa.
EN DEFINITIVA
La quebrada llamada por los habitantes de allí El Bebedero, se ha convertido en un dolor de cabeza para los usuarios de la doble calzada Hatillo-Barbosa porque se está saliendo del cauce.
Para quienes transitan por la doble calzada Hatillo-Barbosa, al paso por la vereda Graciano, de esa población, les llama la atención ver las enormes rocas que arrastró, el pasado 11 de octubre, la quebrada El Guadual o El Bebedero, un hilillo de agua, que ya ha causado dos grandes emergencias en el último mes en ese tramo.
El secretario de Infraestructura del Antioquia, Gilberto Quintero, manifestó que esta es una nueva vía con un sistema de drenajes que cumplen con las especificaciones para las condiciones hidráulicas proyectadas para avenidas en los próximos 50 o 100 años porque fue diseñado para eso.
Explicó que desde que se presentó el evento del pasado 11 de octubre, e incluso desde antes, se han hecho una serie de análisis entre la interventoría y la misma firma concesionaria Hatovial y concluyen que la quebrada El Guadual, aguas arriba ha tenido muchos problemas de deforestación, unido a la construcción que ha puesto a derramar aguas residuales sobre esos mismos sitios aledaños al cauce, lo que, con el tiempo, genera problemas de asentamientos y derrumbes.
“El 11 de octubre se presentó una avalancha que arrastró gigantescas rocas que invadieron la vía “taponaron al entrada del encole de un boscolver que hay en el sitio”.
Al otro día la empresa concesionaria logró abrir la doble calzada, pero quedaron gigantescas rocas en el lecho de la quebraba y algunas le hicieron taponamiento a la entrada del boscolver.
El pasado domingo en la tarde tras un aguacero la quebrada subió de nivel, pero como estas rocas estaban en la entrada del “encole” el agua y el lodo se derramaron por la doble calzada.
Entonces, el concesionario le hizo una propuesta al Departamento para retirar esas piedras. Ayer hubo una reunión con Hatovial, la interventora y la Gerencia de Proyectos Estratégicos, de la Secretaria de Infraestructura, con el fin de retirar esas rocas para que el agua pueda circular, pero también se trató el problema de la deforestación para solucionarlo, con la intervención de Corantioquia, porque a la quebrada hay que hacerle un tratamiento aguas arriba, que incluso le genera problemas a la troncal de la Costa en Matasano.
Advirtió que el retiro de estas piedras deberá ser manual, porque no se puede dinamitar por estar tan cerca el poliducto Sebastopol-Medellín.
Por su parte, Mónica Ochoa, directora de Operaciones de la concesionaria Hatovial, empresa constructora y encargada del mantenimiento de la doble calzada, dijo que una vez se presentó el evento al caer la tarde el pasado domingo, donde quedaron en medio del lodo 18 vehículos que fueron evacuados por socorristas de la empresa y bomberos de Barbosa, iniciaron al otro día, trabajos de limpieza que concluyeron a las 12 del mediodía del lunes en la calzada sur-norte y a las 4:00 p.m. en la norte-sur, con los que se garantizó la movilidad..
INFORME21 AFECTADOS EN BELLO POR CAÑADA
· En el municipio de Bello, también el norte del Valle de Aburrá en la tarde del lunes un aguacero desbordó la quebrada La Avelina en la vereda Hato Viejo. La creciente averió una casa y anegó otras 20 según informó el director de Gestión del Riesgo, César Arango. Indicó que le pedirán a Corantioquia que investigue si esta creciente se originó por ruptura de un dique en una cantera legal que explota material de construcción en este sector occidental de Bello.
RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO Comunicador social-periodista de la Universidad de Antioquia. Redactor del área Metro hace 20 años. Periodista judicial hace 30 años. También ha trabajado como locutor y periodista de radio en la Cadena Caracol. Autor del libro Expresión oral para periodistas, editorial UPB. TOMADO DE EL COLOMBIANO


No hay comentarios: