foto

foto
fotografía de Corrientes Argentina , autor luis pedro mujica

domingo, 7 de mayo de 2017

LLEGAN MENOS AVES A LA LAGUNA ALALAY POR SU CONTAMINACIÓN

Lagunas reciben menos aves por contaminación
Un par de sokh’as o huaynos (Fulica ardesiaca) en la laguna Alalay. | Rubén Rodriguez
El pato maicero (Anas georgica) en la laguna de Cotapachi. | Rubén Rodriguez
Falaropos (Phalaropus) se deplazan en las lagunas Cotapachi y Alalay.  | Rubén Rodriguez
Un par de cigüeñuelas (Himantopus mexicanus) y otra ave.  | Rubén Rodriguez
Una polla de agua (Gallinula chloropus) junto a dos patos maiceros y un chullchu en Alalay.  | Rubén Rodriguez
POR Katiuska Vásquez
Ahora que las lluvias le han devuelto la imagen de laguna a Alalay, Coña Coña y Cotapachi, aves como la cigüeñuela, la polla de agua y el pato maicero regalan un espectáculo único a los visitantes. Nadan en grupo en el agua verde o turbia, se alimentan de peces y anidan en las pocas plantas, como las totoras, que aún quedan.
El biólogo y ornitólogo José Balderrama, quien estudia a las aves acuáticas en el sistema de lagunas de Cochabamba desde hace más de una década, afirmó que si bien aún se pueden ver aves en las lagunas, la contaminación ha tenido un impacto en la abundancia.
“Lo que pasa de manera general es que la cantidad de especies migratorias que antes llegaban por 8.000 y 9.000 individuos, ahora se registran en menor cantidad, con suerte, llegan a 4.000”, explicó.
En Alalay la contaminación no está controlada. Luego del desastre ambiental de hace un año, la calidad del agua no ha mejorado. El último estudio de la Unidad de Limnología y Recursos Acuáticos (ULRA) de la Universidad Mayor de San Simón, realizado en abril, confirmó que los niveles de nutrientes siguen siendo altos y han tenido un impacto dramático en la población los peces. El estudio concluyó que en las pescas no se halló ninguna especie.
El ornitólogo aseveró que una causa para la disminución de aves es la falta de peces, una de las fuentes de alimento de varias especies. “Por ejemplo, en la laguna Alalay ya no están llegando los cormoranes; antes había un montón que se alimentaba de los peces”, declaró.    
El Centro de Biodiversidad y Genética de la UMSS registró 62 especies como máximo y el último censo registró 35 en 2011. Entre los peces se tenían el plantincho, carpa y pejerrey. 
Balderrama informó que la crisis de una laguna repercute en las demás, porque funcionan como un sistema. Dijo que si bien los municipios se ocupan de recuperar los humedales que están en su jurisdicción las aves ven a estos lugares como un sistema; no por separado.
“Las aves ven el conjunto de lagunas porque se desplazan y ven los mejores lugares para anidar, pero cuando hay un efecto en una laguna repercute en las otras”, dijo. Además “para hacer un mejor manejo hay que pensar en una normativa que incluya a todas”, recomendó.
Insistió en destacar los servicios ambientales que brindan las lagunas a las ciudades al ofrecer un paisaje natural, mejorar la humedad del clima, evitar inundaciones y ayudar a absorber nutrientes.
“En todo el mundo están tratando de salvar los humedales y aquí en Cochabamba, que incluso su nombre hace referencia a las lagunas, los están secando, hay cero de educación ambiental”, reflexionó.
Afirmó que los esfuerzos que se hacen de forma aislada en cada municipio difícilmente podrán revertir la crisis de lagunas como Alalay. En Coña Coña las acciones para revertir la contaminación con residuos domiciliarios e industriales no han sido suficientes.
En tanto que la laguna de Cotapachi, en el municipio de Quillacollo, recién se empieza a recuperar y ya está afectada por la lenteja de mar (Lemna minor). “En otras gestiones le cerraron los ingresos de agua y ahora otra vez está volviendo a llenarse y un grupo de aves está anidando. De cierta forma esa laguna está mejorando de a poco”, dijo Balderrama.
UNA VISTA panorámica de la laguna Alalay y al fondo la zona urbanizada.
Rubén Rodriguez
 PROTECCIÓN Y PLANES PARA LOS HUMEDALES
• ALALAY.- El director de Medio Ambiente de la Alcaldía, Elvis Gutiérrez, afirmó que la prioridad es realizar el dragado de la laguna y luego avanzar en el plan de manejo integral. Añadió que la propuesta está en el Comité de Recuperación y Mejoramiento de la Laguna Alalay (Crempla).
• Explicó que se decidió separar los proyectos porque la consultoría para el plan de manejo integral llevará tiempo y el dragado se puede realizar rápido, en al menos dos meses y evitar una crisis como la de 2016.
• La consultoría pretende abarcar varios aspectos como el paisajístico, la calidad del agua, la biodiversidad y la educación ambiental.
• COÑA COÑA.- La consultoría sobre Coña Coña continúa y se cuenta con un diagnóstico que advierte la contaminación con residuos industriales.
• COTAPACHI.- La Alcaldía de Quillacollo y el Ministerio de Medio Ambiente comenzaron a trabajar en la recuperación de la laguna de Cotapachi o de los incas después de 10 años de que el lugar estuvo seco.
• ALBARRANCHO.- Es la laguna que se encuentra en peor estado por el avance de las urbanizaciones y la construcción de un camino en medio. Al punto que los pobladores desconocen que el lugar haya sido una laguna por décadas. La ley de protección no avanza desde 2015.  

OTRAS.- En Santivañez hay dos lagunas que están por secarse. TOMADO DE LOS TIEMPOS DE BOLIVIA 

No hay comentarios: