FOTO

FOTO
la fotografia es de la Paz Bolivia 2017 , autor luis pedro mujica

viernes, 19 de mayo de 2017

REUNIÓN DE CLIMA EN BONN perdidas y daños

 Pérdidas y Daños en la Agenda de la reunión número 46 del SBSTA y SBI y reunión 1-3 del APA
Publicaciones especializadas confirman que el conjunto de las contribuciones voluntarias de reducción de emisiones incorporadas en el Acuerdo de París (NDC, por sus siglas en inglés), podrían al planeta en una senda de calentamiento global de entre 2.7 y 3.5ºC.; lo que en regiones tropicales del planeta como Centroamérica pudiera traducirse en variaciones que pudieran alcanzar entre 2.9 y 5.5ºC (IPCC 2013b; ECLAC, 2015b).
 El contexto de las negociaciones internacionales sobre cambio climático que tienen lugar en este momento en Bonn, Alemania, se refleja que el entorno político actual se ha complicado y tiende a alejarnos aún más de ese objetivo del Acuerdo.
La posible salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, e incluso la sola inacción de este actor, ampliaría la brecha de reducción de emisiones requerida para mantenernos por debajo de los 2ºC y tan cerca como sea posible de los 1.5º. Aunado al entorno desfavorable que prevalece en la política climática del actual gobierno estadounidense, debe considerarse que el bloque de países que aún no han ratificado el acuerdo representan un aproximado del 17% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero[1].
 La posible salida o inacción de Estados Unidos no advierten mayores compromisos de reducción de emisiones por parte del resto de economías industrializadas, por el contrario incrementando el riesgo de incumplimiento de las promesas que ya se han realizado.
 Imagen: Sesión de cierre de reunión número 46 del SBSTA en la Plenaria NY del Centro Internacional de Convenciones, Bonn, Alemania.
 Por otra parte, la mayoría de los compromisos presentados por los países en desarrollo – que muchas veces son más ambiciosos que los de países industrializados -  están condicionados a la disponibilidad de financiamiento. A todas luces, dicho financiamiento no ha estado siendo movilizado en correspondencia con las promesas del Acuerdo de París.
 Dentro de este escenario, los efectos de los niveles previstos de variación en la temperatura media de la región Centroamericana no únicamente transformarán las actuales estrategias de medios de vida de la población, dejando pocas posibilidades de alcanzar algún grado de éxito en la adaptación, particularmente en el sector agropecuario y energía.
 Transitando hacia escenarios de calentamiento global en los que la Adaptación no será posible en muchas regiones del planeta, la 19va Conferencia de las Partes de la CMNUCC, celebrada en Varsovia, Polonia, en 2013, logró establecer las negociaciones que permitirían construir el denominado “Mecanismo Internacional de Varsovia sobre Pérdidas y Daños”. Se prevé que este mecanismo debería apoyar las acciones en las áreas donde los efectos del cambio climático rebasan las posibilidades de adaptación y de sobrevivencia de poblaciones afectadas, particularmente en los países más vulnerables.
 Si bien, la COP22 celebrada en Marruecos adoptó el plan de trabajo indicativo para los próximos 5 años, con avances esenciales que prevé mayores posibilidades para lograr su consolidación y permanencia, quedaron pendientes algunas interrogantes que deben ser dilucidadas en el trayecto hacia el diálogo facilitador previsto para noviembre de 2018. Entre los elementos que requieren ser abordados se encuentra: a) la incorporación o no del mecanismo dentro del Acuerdo de París; b) Proporción del financiamiento climático que debería ser asignado a Pérdidas y Daños; c) consolidación de las sub estructuras del mecanismo, entre otros.
 Las aspiraciones de algunos los países en desarrollo de establecer como parte del mecanismo compensaciones monetarias por los daños y pérdidas experimentados a causa del cambio climático, quedó fuera del texto del Acuerdo de París. Esto se debió principalmente a la negativa de los países industrializados.
 Desafortunadamente, el trabajo entorno a la consolidación y permanencia del mecanismo parece haber sido olvidado durante la reunión intermedia que concluye hoy en Bonn; no obstante, debido a la trascendencia de este tema para países en desarrollo particularmente vulnerables, tenemos la expectativa en que la Presidencia de la COP23 pueda brindar la atención requerida para su efectiva consolidación y permanencia.
 Tal y como ha sido anunciado, Fiji es el primer estado insular en asumir la presidencia de un evento de tal transcendencia para la CMNUCC. La presidencia de Fiji será desempeñada con el decidido apoyo de Alemania y otros países donde el cambio climático ocupa un lugar preponderante en la agenda de tomadores de decisión del más alto nivel. No obstante, al encontrarse la presidencia de la COP23 en manos de un pequeño estado insular con extremos niveles de vulnerabilidad, y que ha estado recibiendo pérdidas y daños, tenemos la expectativa que la decisión de la COP23 incorpore resultados significativos hacia la consolidación de este mecanismo.
 Nota: En el transcurso les estaremos compartiendo nuestras valoraciones generales sobre los resultados de la 46 reunión del SBSTA y SBI y de la 1-3 reunión del Grupo de Trabajo ad Hoc del Acuerdo de París.
 Saludos cordiales,
 https://drive.google.com/uc?id=0B8xbe-Bzn9lKUFphUUtCUHVwOUU
Alejandro Aleman Treminio
Oficial de Cambio Climàtico
Telf.:
(505)2248-7149  Skype: alejand ro_aleman_ni
Web:
humboldt.org.ni  Mail: milenio @humboldt.org.ni

ENVIADO EN RED FOROBA 

No hay comentarios: